Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Cupos de inmigración


Después del Brexit, Suiza quiere acelerar los acuerdos con la UE


No todos los viajes son placenteros: el ministro suizo de Economía, Johann Schneider-Amman (corbata roja) y los mandatarios de Italia, Francia y Alemania atraviesan el nuevo túnel ferroviario del Gotardo, inaugurado el 1 de junio. (Keystone)

No todos los viajes son placenteros: el ministro suizo de Economía, Johann Schneider-Amman (corbata roja) y los mandatarios de Italia, Francia y Alemania atraviesan el nuevo túnel ferroviario del Gotardo, inaugurado el 1 de junio.

(Keystone)

El ministro suizo de Economía pretende impulsar la cuestión migratoria antes de que los líderes de la Unión Europea (UE) inicien la pausa estival.

En una entrevista concedida a los dominicales ‘SonntagsZeitung y ‘Le Matin Dimanche’, Johann Schneider-Ammann afirma que quiere alcanzar cuanto antes una solución con Bruselas, pese al revuelo que ha causado la salida del Reino Unido de la UE.

El Gobierno suizo tiene hasta febrero de 2017 para poner en práctica los cupos de inmigración que pedía la iniciativa popular de la Unión Democrática de Centro (UDC, derecha conservadora) y que los suizos aprobaron en las urnas en febrero de 2014. Sin embargo, Schneider-Ammann reconoció que será “muy problemático” establecer un sistema de cuotas.

Para preservar los acuerdos bilaterales con la UE, el titular de Economía cuenta con una especie de cláusula de salvaguarda en materia de inmigración, como sugirió el exsecretario de Estado Michael Ambühl.

Según Schneider-Amman, la única solución para aplicar el veredicto popular –que ha entorpecido las relaciones con Bruselas, entre otros en los ámbitos de la formación (Erasmus+) y la cooperación científica (Horizon 2020)–, es “un modelo de cláusula de salvaguarda diferenciada, con medidas para lidiar con problemas en un sector específico de la industria o en una región del país”.

El referéndum británico, dijo, “pasará a los anales de la historia como el día en que la UE cambió”. Y comentó que esa noche esperó hasta las tres de la madrugada para conocer el resultado.

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook


swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×