Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER Arma de doble filo para las madres trabajadoras suizas

Mujer tecleando con un hijo pequeño en brazos

En Suiza, el 10% de las mujeres sufren discriminación laboral después de la baja por maternidad, según un estudio encargado por el Gobierno.

(Martin Ruetschi/Keystone)

Las opciones de trabajo a tiempo parcial en Suiza pueden ser tanto una suerte como una maldición para las madres trabajadoras. Cada vez más mujeres piden que se acabe con la estigmatización de las madres en el lugar de trabajo, porque supone un freno para sus trayectorias y para el país.  

La carrera de Ingrid Bringas en una gran empresa multinacional en Suiza era brillante hasta que le contó a su jefe que estaba embarazada. “Dirigía un proyecto global para Ceva Logistics con 13 o 14 proyectos más pequeños en paralelo. Les avisé que estaba embarazada, y pusieron al frente del proyecto a otro directivo y fui marginada”.

La verdadera sorpresa llegó cuando le dijeron que no volviera al acabar el permiso de maternidad. Como indemnización por despido le dieron tres meses de sueldo. Ceva Logistics ha declarado a swissinfo.ch que no hace comentarios sobre casos particulares, pero que es una prioridad tratar a todos sus empleados de manera equitativa.  

Una mujer de la zona de Zúrich que prefiere permanecer en el anonimato tuvo una experiencia muy similar en una gran multinacional tecnológica de Zúrich, donde dice que, en cuanto anunció su embarazo, la dejaron fuera de reuniones importantes. Ella y el empresario acordaron un permiso adicional de seis meses sin salario y que volvería al 60% de la jornada, aumentando de manera progresiva hasta llegar a tiempo completo. Pero durante su permiso sin sueldo recibió la llamada de su jefe que le indicó que se quedaba sin empleo.  

La empresa alegó que era el resultado de una reestructuración. Pero la mujer, que había trabajado en la compañía durante más de cinco años, ha declarado a swissinfo.ch que “el despido me sorprendió y me hizo pensar que ser madre trabajadora y pedir temporalmente una jornada a tiempo parcial fueron factores decisivos”.  

Camuflar la discriminación

Estas historias no son una excepción. Un estudio reciente encargado por el GobiernoEnlace externo ha encontrado que en Suiza una de cada diez mujeres es discriminada después de su baja por maternidad.

Un análisisEnlace externo de las vistas y sentencias de los tribunales cantonales sobre la Ley de igualdad de género de 2004 a 2015 ha revelado que un tercio de todos los casos están relacionados con el embarazo o la maternidad, y que la mayoría es resultado del cese de empleo después de la baja tras ser madre. Sin embargo, en tales casos las demandantes tienen muy pocas posibilidades en los tribunales, ya que más del 80% de las demandas han sido desestimadas. (Vea aquíEnlace externo una lista de casos actuales.)   

No es raro que a una mujer en una entrevista de trabajo en Suiza se le pregunte: ¿Cree que con dos niños puede encargarse de este puesto? ¿Piensa tener hijos? O incluso, ¿está embarazada?    

A pesar de que, según la Ley Federal de Igualdad de Género (Art. 3), hacer estas preguntas es una forma de discriminación basada en la situación familiar o el embarazo, en Suiza no suscita el mismo alboroto que en otros países como Estados Unidos, por ejemplo, donde es probable que los jefes sean golpeados con demandas judiciales. En Suiza el formato aceptado para los CV incluye todavía el estado civil, la edad y el número de hijos, lo que dificulta la eliminación de sesgos en el proceso de contratación.    

Alkistis Petropaki dirige Advance Women, una asociación de apoyo a las mujeres en el liderazgo empresarial. Petropaki sostiene que “discriminación es una palabra demasiado fuerte. En la mayoría de las empresas no existe una discriminación consciente o activa de madres y padres”.

“La discriminación contra las mujeres trabajadoras ha existido desde hace tiempo, pero vuelve en forma de oleadas porque el problema nunca se ha abordado realmente. Es como la obra de Sísifo empujando una piedra sobre una colina”. Valérie Borioli Sandoz, Travail Suisse

Fin de la cita

+ Más sobre las protecciones legales y acuerdos antes, durante y después de la baja de maternidad​​​​​​​

Consciente o no, la discriminación afecta a las mujeres que quieren ascender en su carrera profesional y a las que después de haber tenido hijos se califica de empleadas “difíciles” o “complicadas”.

Petropaki, que es griega pero ha pasado la mayor parte de su vida en Suiza, dice que “existe el estereotipo de que cuando una mujer se convierte en madre, va a trabajar a tiempo parcial, se interesa menos por su carrera y será un problema. Esto conduce a la discriminación en la promoción”.

En su opinión, esta es una de las razones por las que las mujeres solo representan el 7% de los puestos de alta dirección.

Posibilidades a tiempo parcial

La jornada a tiempo parcial, en concreto, es un arma de doble filo para las madres trabajadoras. Suiza, con casi el 60% de las mujeres empleadas a tiempo parcial, tiene uno de los porcentajes más altos de mujeres con actividad a tiempo parcial de todos los países de la OCDE.

part-time work visual

Gráfico sobre trabajo a tiempo parcial en países OCDE

Valérie Borioli Sandoz, que dirige la política de igualdad en el grupo sindical Travail Suisse, considera que el trabajo a tiempo parcial es “la solución menos mala que tenemos para poder conciliar empleo y familia. Pero puede ser una trampa de la que es muy difícil escapar”.

De hecho, la actividad a tiempo parcial puede ser una bendición para muchas madres.

Una madre suiza del Tesino, empleada en la administración del Gobierno en Berna, señala que se siente afortunada por poder trabajar al 50% y tener una carrera profesional. Muchas madres extranjeras dicen que en sus países de origen nunca podrían tener una profesión y aún así pasar tiempo con sus hijos de la misma manera que lo hacen en Suiza.

Sarah Meier, que antes de fundar parents@work, un programa de formación entre pares para padres empleados, estuvo empleada en una multinacional alemana en Zug, explica que en su país natal, Sudáfrica, “no tenemos el lujo del empleo a tiempo parcial. La gente trabaja al 100% o no lo hace. En Suiza, la gente puede permitirse trabajar a tiempo parcial”.

“Fue casi como si él se sintiera culpable por mi familia. Los jefes se preocupan de que el trabajo interfiera con otras responsabilidades familiares”. Una madre americana en Suiza

Fin de la cita

Tiene una perspectiva diferente la madre española Valle Nieto. Ella es una de las tres ingenieras de la compañía china de tecnología Huawei en Zúrich y dice que no ha sufrido ninguna discriminación. Cree, por el contrario, que está liderando uno de los mejores proyectos de la firma.  

En Huawei el empleo a tiempo parcial no es posible, aunque Nieto tiene la flexibilidad de trabajar desde casa cuando lo necesita. Y para ella este arreglo está bien.

Nieto considera que la sociedad no debería exigirle a ella que comprometa su carrera reduciendo su porcentaje de jornada laboral solo porque tiene un hijo.

“He estudiado mucho. Mis padres han pagado grandes cantidades por mi universidad y después tengo un hijo. No debería tener que perderlo todo por el único hecho de que la sociedad no esté preparada. No creo que sea justo”.

¿Opción propia o porque no hay otra alternativa?

Pero otros elementos singulares de la cultura suiza hacen que, para muchos padres que trabajan, la actividad a tiempo parcial sea la opción más lógica o incluso la única.

En Suiza sigue siendo habitual que las escuelas cierren al mediodía para que los niños puedan ir a casa a comer, y muchos niños de primaria algunas tardes a la semana no tienen clase. También hay escasez de guarderías asequibles. En una guardería no subvencionada, tres días a la semana a una familia fácilmente pueden costarle 20 000 francos (20 000 dólares) o más al año.   

Esto significa que, cuando se trata de pagar la guardería o de hacer que una persona trabaje a tiempo parcial (por lo general la madre), los padres tengan que echar cuentas a menudo.  

Proceso de recuperación

De hecho, muchas de las madres que compartido su experiencia con swissinfo.ch afirman que las ideas tradicionales sobre los roles de género siguen estando muy presentes en el país: como que las mujeres se quedan en casa por el bien de sus hijos. Varias madres han explicado que a menudo sus jefes han formulado su despido con buenas intenciones para ellas y sus familias.   

“La creencia de que la maternidad es la primera prioridad de una mujer está tan arraigada que las mujeres cuando regresan de la baja de maternidad, tanto si quieren dar un paso atrás como si no, a menudo pierden las responsabilidades de liderazgo ejercidas durante mucho tiempo”, ha escrito en un artículo reciente, Alexandra Dufresne, una madre estadounidense y abogada de derechos humanos en Suiza.

Boriolo Sandoz de Travail Suisse dice que “estas ideas tradicionales sobre el papel de la mujer en el hogar llevan a los empleadores a creer que las mujeres eligen trabajar menos, y que cuando su hijo o hija está enfermo, siempre es la madre la que deja el empleo. Deberíamos recordar que también hay un padre y que el padre también puede tomar días libres cuando su hijo está enfermo”.

Travail Suisse tiene la esperanza de que se apruebe la iniciativa popular que han patrocinado para que el permiso de paternidad sea como mínimo de dos semanas y prepare el camino hacia una mayor igualdad en el hogar y en el centro de trabajo. Meier coincide en que “si las mujeres son las únicas que se toman días libres y trabajan a tiempo parcial siempre existirá una brecha de género”.

El padre suizo Stefan Barth, empleado en Zurich Seguros, experimentó algunos de los beneficios y desafíos de una jornada reducida, tal y como explica en el siguiente vídeo.

Algunas grandes empresas se están adelantando a las demandas políticas del permiso de paternidad. Novartis acaba de anunciar que ofrece 14 semanas a los nuevos padres, mientras que Seguros Axa ha experimentado con el trabajo compartido en puestos de responsabilidad; y durante años compañías como Swisscom han ofrecido horarios flexibles. En las grandes multinacionales suizas la mayoría de los puestos a tiempo completo, incluidos muchos de liderazgo, ahora se anuncian como 80-100% para permitir el trabajo a tiempo parcial de cualquier candidato. 

El siguiente obstáculo es conseguir que los padres se unan a nosotras. Aunque está aumentando la proporción de hombres que trabajan a tiempo parcial, un artículo reciente del Neue Zürcher Zeitung dice que muchos padres optan por no tomar vacaciones incluso cuando se les ofrece.

Alain Debrot está empleado en Siemens, donde es mentor en un nuevo programa de entrenamiento para padres. Cree que más padres necesitan ver que es posible y deseable pasar tiempo valioso con sus hijos, más allá del fin de semana.

“Solo las mujeres tienen derecho a estar ausentes cuando nace un bebé y, como resultado, los empleadores ven a las mujeres jóvenes como un riesgo, mientras que no ven así a los hombres. Más de 100 000 hombres piden una excedencia para el servicio militar, y nunca se ha visto esto como un problema”. Valérie Borioli Sandoz, Travail Suisse

Fin de la cita

“Necesitamos apoyar a los padres para que también puedan encontrar una manera de equilibrar una carrera y participar en la crianza de sus hijos”.

En última instancia, muchos de los padres que han hablado con swissinfo.ch consideran que la sociedad debe hacer posible que la gente concilie el trabajo y el cuidado de los hijos, porque se está perdiendo a las mujeres con un alto nivel de educación. Como señala Petropaki, “ahora se gradúan en la universidad más mujeres que hombres. Cuando ellas se quedan en casa, es un desastre socioeconómico”.

Los gráficos de este artículo se han realizado en colaboración con Alexandra Kohler


Traducción del inglés: Lupe Calvo

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes