Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

De Brasil a la historia

(swissinfo.ch)

El aterrizaje del vuelo SR145 de Swissair, procedente de São Paulo, a las 7:20 horas de este lunes, en el aeropuerto de Zúrich, marcó el final de una época.

El principio del fin se produjo en 1995 con la adquisición del 49,5% del capital de Sabena, la compañía nacional belga. Los atentados terroristas del 11 de septiembre del 2001 dieron el tiro de gracia a una empresa que arrastró en su caída las ilusiones de una marca que era el orgullo nacional.
De la sorpresa al desencanto y de la frustración a la rabia, la ciudadanía suiza sufrió paso a paso la agonía de su línea aérea. El lunes 1 de octubre la noticia cayó como un balde de agua fría: "Agobiado por las deudas, Swisair Group desaparece, Crossair asume el control de las dos terceras partes del grupo con el apoyo de los bancos, pero sin el de la Confederación".

Un día después, la humillación:

"Swissair suspende todos los vuelos por falta de queroseno". Lisa y llanamente ¡no había dinero! Los aviones permanecían anclados en tierra a la espera de que una institución bancaria largara los créditos. Las firmas petroleras Shell y BP interrumpieron el suministro de combustible y las autoridades del aeropuerto londinense de 'Heathrow' retuvieron las naves suizas para garantizar el pago de tasas de aterrizaje.

Protestas masivas

Miles de manifestantes ganaron las calles de Zúrich, Ginebra y Berna para dar rienda suelta a su indignación. Al desplome de ese importante capítulo de la aeronáutica suiza se sumaban la indiferencia de los bancos y la pérdida de miles de empleos. El caos sentaba sus reales en el otrora próspero representante de la puntualidad, el confort y la confiabilidad helvéticas.

En la reanudación de las operaciones bursátiles de Swissair, el 3 de octubre la debacle llegaba a la Bolsa. Los papeles de la empresa aérea, que en 1998 tenían un costo de 518 francos, cayeron hasta un ignominioso 1,27. La picada fue estrepitosa: de 96% con respecto al 28 de septiembre, durante la jornada previa de cotizaciones.

El jueves 4 de octubre, tras la instrumentación de un 'crédito puente' en el que participaron el Gobierno suizo (450 millones de francos) y las dos principales instituciones bancarias del país -el UBS y el Credit Suisse Group (510 millones de francos)-, a la sazón inversionistas en la nueva aerolínea, la vapuleada empresa lograba remontar el vuelo.

Todos al rescate

Para el mes de noviembre las aguas volvían a sus cauces y los diversos sectores suizos se unían para poner a salvo una aerolínea nacional. Así, las instancias federales y cantonales, más la iniciativa privada comprometieron su aporte financiero en un paquete de casi 2.000 millones de francos.

Ese monto permitió el renacimiento del ave Fénix. De las cenizas de Swissair y la infraestructura de Crossair surgió la nueva empresa de bandera: swiss. Así, swiss a secas, porque toda una madeja de complicaciones legales impedía el empleo de la denominación tradicional, aquella ligada al mito, la que en 1931 identificó a la naciente empresa surgida de la fusión de Ad Astra y Balair. Imposible la reutilización del apelativo Swissair.

Con la designación original quedaron enterrados los años de jauja, de prestigio, de gloria. Páginas de la historia de la aeronáutica suiza que fueron el orgullo de la población en pleno: La integración, en 1932, de los aviones Orion 9 C, dos veces más rápidos que sus competidores; la contratación de la primera azafata (Nelly Diener) en una empresa aérea europea ...

Este Lunes de Pascua, con su último retorno, Swissair pasa a la historia llevándose también sus páginas amargas: el primer drama, el 27 de julio de 1934 en la población alemana de Tuttlingen; el recuerdo infausto de las 229 víctimas del vuelo fatal Nueva York-Ginebra del 2 de septiembre de 1998 ...

Septiembre negro

Swissair había sobrevivido a un septiembre negro, el de 1949, en el que el desplome en 30% de la libra esterlina (entonces moneda de base para las tarifas de la aerolínea) estuvo a punto de arrastrarla en su caída.

Caprichos del destino: medio siglo más tarde, en ese mismo mes del año y también desde un país de habla inglesa, la estocada final:

"Los atentados del 11 de septiembre en Estados Unidos provocaron un impacto que el ya debilitado grupo no logró soportar", las palabras de Mario Corti (02.10.01), entonces presidente de la firma, se antojan ahora de epitafio...

Ayer (31.03.) 'Domingo de Resurrección' las albas carlingas de swiss se recortaron por vez primera en los cielos primaverales del nuevo horario de verano. Tiempo nuevo. Nueva línea aérea para la Confederación Helvética.

Marcela Aguila Rubín

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes