Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

De la tradición a la filantropía

En noviembre honran a sus muertos, un portentoso “¡Viva México!” los une en septiembre y a fin de año rompen sus piñatas.

Empero, el tejido social de las Asociaciones de Mexicanos en Suiza va más allá de la mera convivencia.

En efecto, esas organizaciones que nacieron con el objetivo de conservar y difundir las tradiciones culturales del país latinoamericano, se convirtieron también, con el tiempo, en entidades filantrópicas que se solidarizan con sus compatriotas en la Confederación Helvética o en la República Mexicana.

“Nos consideramos una representación de México en este país y tratamos no sólo de hacer cosas para la comunidad mexicana, sino también decirle a Suiza: aquí está, es como un regalo que traemos, y expresar la riqueza de nuestra cultura y tradiciones compartiéndolas aquí”.

Gabriela Müller, presidenta de la Asociación de Mexicanos (AMEX) Berna, señala lo anterior y recuerda que la entidad nació en 1994 al impulso de un grupo de mexicanos, en su mayoría mujeres.

En la actualidad la AMEX Berna cuenta con 70 socios activos pero una total de 160 personas recibe su información y acude a sus eventos.

”Un gran compromiso con México”

Su agenda incluye, por supuesto, las fechas fundamentales del calendario mexicano: el 15 de septiembre, con su vehemente grito de Independencia; el altar de muertos del 2 de noviembre; el Día del Niño, de la Madre, las posadas... Y, además, un amplio abanico de otras expresiones culturales: exposiciones, conferencias, mesas redondas, muestras gastronómicas...

“Las AMEX son realmente las grandes promotoras de la cultura y de las tradiciones mexicanas en Suiza”, subraya Graciela Gómez, responsable de los Asuntos Políticos y Sociales de la Embajada de México.

“Gracias a sus campañas se ha logrado promover la entrega de sillas de ruedas -por ejemplo-, donativos importantes para hospitales, proyectos de salud y educativos en distintas partes de México. Realmente hablamos de que tienen una proyección fundamental y un gran compromiso con México”.

Un mismo afán a lo largo del país

A lo largo de la geografía helvética se han formado diversas AMEX. Las hay en Zúrich, en Ginebra, en los cantones de Vaud y Neuchâtel y en Basilea. Datan de hace unos 10 años y tienen un similar esquema de funcionamiento con base en una doble vertiente: promoción cultural y solidaridad.

Entre sus proyectos de adhesión con comunidades desfavorecidas se encuentran, por ejemplo, la recaudación de fondos para el Banco de Alimentos (En más sobre el tema: Desde Berna, solidaridad con los mexiquenses) o la dotación de equipo para la curación de cataratas (En más sobre el tema: Iniciativa solidaria de Suiza y México).

En esa segunda estrategia participaron tanto la AMEX Berna como aquella de Vaud y Neuchâtel. Esta última labora actualmente en beneficio de una población tlaxcalteca a la que hará llegar un equipo también oftalmológico.

Tere Naescher, presidenta de esa asociación explica que entre las diversas actividades emprendidas para la recaudación de fondos se encuentran la realización de la Fiesta Nacional además de una kermés, días de campos, la venta de diversos productos, amén de la comunicación directa con empresas para la obtención de donaciones altruistas.

Integrados pro desintegrados

El otro aspecto de la estrategia solidaria de las AMEX se desarrolla con los integrantes de la propia colonia. Al respecto, Tere Naescher explica que las entidades fungen como guías para los mexicanos que acaban de llegar y desconocen el funcionamiento del país o que tienen algún tipo de problema.

“Se creó una red social (En más sobre el tema: Los mexicanos se tienden la mano) con base en lo que la señora Susana Frankhauser hacía desde hace muchísimos años y que nos ayudaba mucho a poder guiarlos también. Decir: no te puedo apoyar directamente pero te puedo decir a dónde tienes que ir o qué tienes qué hacer”.

Tere Naescher añade que “también a los mexicanos que llegan o se encuentran sin lugar, los acogemos, los recibimos. Duermen con alguno de la comunidad mexicana, se les guía y luego siguen su camino. O sea no solamente a la gente que ya está radicada aquí que ya está integrada, sino que los integrados ayudamos a los desintegrados y a los que acaban de llegar o a los que van de paso”.

Esos suizos ”muy mexicanos”

En su mayoría mujeres, y en su mayoría miembros de matrimonios binacionales (En más sobre el tema: Del ‘Cielito Lindo’ al azul del cielo), las integrantes de las AMEX cuentan con la participación activa de sus esposos y de los miembros de su entorno local.

“Ellos se consideran también muy mexicanos, con sus niños binacionales. Y, por otro lado está el suizo, suizo, que se interesa mucho por las culturas en general latinoamericanas y dan una respuesta muy positiva con su asistencia y con su apoyo a nuestros proyectos”, enfatiza Gabriela Müller.

Las presidentas de las AMEX Berna y Vaud-Neuchâtel, coinciden con Graciela Gómez en que uno de los problemas fundamentales que enfrenta el mexicano que llega a Suiza es el desconocimiento de las lenguas locales. Sin embargo, las tres convienen en que sus compatriotas franquean sin mayores dificultades esa barrera y logran una buena integración en corto tiempo.

swissinfo, Marcela Águila Rubín

Contexto

La AMEX Berna nació en 1994 con un pequeño grupo de personas, la mayoría mujeres.

A la fecha cuenta con 70 socios activos y suministra información a 160 personas que también acude a sus eventos.

Datos clave

La AMEX Vaud-Neuchâtel tiene unos 60 miembros activos pero cuenta también con el apoyo de un mayor número de suizos y mexicanos.

También hay AMEX en Ginebra, Zúrich y Basilea.



Enlaces

×