Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Decenas de muertos


Ola terrorista: Suiza llama a "no dejarnos intimidar"


 Otro idioma: 1  Idiomas: 1
Los cuerpos de las víctimas yacen en la paya de Soussa (Túnez). Un hombre armado abrió fuego contra los bañistas este viernes dando muerte a por lo menos 37 personas.  (AFP)

Los cuerpos de las víctimas yacen en la paya de Soussa (Túnez). Un hombre armado abrió fuego contra los bañistas este viernes dando muerte a por lo menos 37 personas. 

(AFP)

Al menos medio centenar de personas fueron muertas en atentados terroristas perpetrados este viernes en un balneario tunecino, una empresa francesa en Isère y durante el rezo en una mezquita de Kuwait. El Gobierno de Suiza condenó los hechos y lanzó un llamado a “no dejarnos intimidar por este tipo de ataques”.

“Debemos luchar contra la intolerancia, el extremismo y el terrorismo. No podemos dejarnos intimidar por este tipo de actos”, declaró la presidenta de la Confederación Suiza, Simonetta Sommaruga. “El Consejo Federal, en nombre del pueblo suizo, expresa sus condolencias a las familias de las víctimas y a los Estados concernidos”, declaró la también ministra de Justicia.

Un atentado contra un hotel en la localidad balnearia de Susa, en Túnez, dejó un saldo de 37 muertos y 36 heridos, incluidos turistas belgas, alemanes y británicos. La policía abatió a uno de los atacantes, pero sospecha que puede haber otros.

En la playa del hotel Imperial Marhaba, en la zona turística de Port el Kantaoui, cerca de la ciudad de Susa, un hombre “se infiltró por la parte posterior del hotel y abrió fuego”, dijo el portavoz del Ministerio del Interior de Túnez, Mohamed Ali Aroui. 

Aroui no descartó que el ataque haya sido efectuado por más de una persona. “Es un ataque terrorista contra el hotel. El autor de la operación fue abatido, pero (...) podría haber más. Que hubiera otros elementos, no podemos confirmarlo por ahora”, dijo a la televisión nacional.

Un turista británico indicó a la televisión SkyNews que el ataque tuvo lugar sobre el mediodía (11H00 GMT). "Mi hijo de 22 años acababa de volver de bañarse (...) cuando, a un centenar de metros a nuestra izquierda, vimos algo que tomamos por fuegos artificiales", contó Gary Pine. "Sólo cuando empezamos a oír silbar las balas nos dimos cuenta de que era mucho más grave". "Hubo un éxodo masivo de la playa (...) y algunos heridos leves en el choque o el pánico", añadió. "Creo que oí unos 20 o 30 disparos".

"Ahora estoy de pie en la recepción con probablemente otros 200 huéspedes extranjeros. ¿Nos vamos? ¿Nos quedamos? ¿A dónde vamos? ¿Qué hacemos?", se preguntó. Pine dijo que inicialmente el hotel les pidió que se encerraran en sus habitaciones, pero luego que se reunieran en la recepción. Estimó que en la playa había cientos de personas.

Ataque contra mezquita

Al menos 25 personas murieron también este viernes en un atentado reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI) contra una mezquita chií en la capital de Kuwait, informó el ministerio del Interior.

En un comunicado divulgado por la agencia oficial KUNA, el ministerio indica que 202 personas resultaron heridas en el ataque. Un precedente balance fijaba en 13 el número de muertos.

El grupo ultrarradical suní EI reivindicó el ataque, perpetrado durante la gran oración del viernes en la mezquita Al Imam al Sadeq en Kuwait City, en el segundo viernes del mes del ayuno sagrado del Ramadán.

En un comunicado, la 'Provincia de Najd', que se ha manifestado recientemente como la rama saudí del EI, afirmó que un kamikaze, Abu Suleiman al Muwahhid, perpetró el atentado contra una mezquita que "difundía el enseñamiento chií entre la población suní".

La 'Provincia de Najd' había reivindicado en mayo dos atentados mortales contra los chiíes en Arabia Saudí.

En Isère: dos heridos y un muerto

Menos de seis meses después de los ataques que cobraron la vida de 17 víctimas en París, una persona fue degollada y dos más resultaron heridas durante un ataque terrorista con explosivos contra una empresa ubicada cerca de Lyon.

La cabeza de la víctima fue encontrada en la reja del establecimiento, rodeada por dos banderas islamistas. El ataque no ha sido reivindicado, pero la decapitación recuerda los métodos del Estado Islámico (EI).

La víctima era el dueño de una fábrica del grupo estadounidense Air Products en Saint-Quentin-Fallavier y el empleador del presunto atacante. Este último lanzó luego dos cilindros de gas contra su camioneta, causando una explosión.

Fue neutralizado por un bombero que intervino luego de la explosión. Fichado en 2006 por “radicalización” por los servicios de seguridad interior, el hombre no tenía antecedentes penales y su ficha no había sido actualizada.


swissinfo.ch y agencias

×