Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Decisión de las urnas


Pederastas nunca más trabajarán con niños


Aquellos que han incurrido en abusos contra menores no podrán trabajar nunca más con ellos. (Keystone)

Aquellos que han incurrido en abusos contra menores no podrán trabajar nunca más con ellos.

(Keystone)

La ciudadanía suiza aprobó una iniciativa para que los convictos por pederastia no puedan trabajar nunca más con menores o personas dependientes, y otra para fortalecer la medicina familiar. Al mismo tiempo, rechazó la introducción de un salario mínimo legal y la compra de 22 aviones de combate Gripen.

Con 63% de los votos, el pueblo suizo se pronunció a favor de un artículo que veda de por vida el cuidado de menores y personas dependientes para todos aquellos que hayan sido convictos por pederastia.

La iniciativa popular fue impulsada por Marche Blanche, una organización integrada fundamentalmente por padres de familia, y recibió el apoyo de la Unión Democrática de Centro (UDC, derecha conservadora) y los demócratas cristianos (PDC).

El tema causó vivos debates y en noviembre pasado, el Parlamento adoptó nuevas sanciones contra los pederastas, incluida la prohibición de trabajar con menores durante una década, que puede prolongarse cinco años más o para siempre, según las circunstancias específicas.

Satisfecho con las medidas, el Gobierno rechazó formalmente la iniciativa de  Marche Blanche el pasado 24 de marzo, al considerarla imprecisa, superflua y contraria a los principios del derecho suizo e internacional.

Al conocer los resultados de la votación, la fundadora de la asociación Marche Blanche, Christine Bussat, manifestó su alivio a la agencia suiza de noticias ATS. Dijo que los adversarios del texto habían recurrido a mentiras, por lo que había temido el naufragio de la iniciativa.

Natalie Rickli, diputada de la UDC y miembro del comité de la iniciativa, que ha defendido el proyecto con uñas y dientes en el Parlamento, señaló a su vez que “el pueblo dio pruebas de lucidez”.

“Es triste que tengan que ser los ciudadanos quienes se ocupen de poner en marcha este tipo de iniciativas porque los políticos han fracasado en el intento. Especialmente considerando que la seguridad es uno de los retos más importantes del Estado”, había dicho la legisladora a swissinfo.ch en entrevista previa a la votación.

Oxígeno a medicina familiar

Otro tema que recibió el favor de los escrutados, tiene que ver con el sector de la salud: Con un contundente 88% de los sufragios, el pueblo suizo aceptó un artículo constitucional que prevé el fortalecimiento de todos los cuidados médicos de base, habida cuenta del envejecimiento de la población y del hecho de que la medicina familiar, de acuerdo con los promotores de la iniciativa original, ha sido “desvalorizada”.

El resultado del escrutinio se traducirá en la introducción de la medicina de base en la Constitución, un hecho que causó beneplácito entre las organizaciones médicas suizas. “Este avance es benéfico para los pacientes y para toda la población”, destacó Jurg Schlup, presidente de la Federación de Médicos Suizos (FMH).

La organización de seguros de salud Santésuisse, consideró, por su parte, que el resultado del voto muestra la adhesión de los suizos a sus galenos de cabecera.

La Asociación de Médicos de Familia no esperaba una respuesta semejante. Su vicepresidente, François Héritier, consideró que es un “resultado increíble” que obedece a la focalización de la campaña sobre la penuria de médicos de familia.

Del lado contrario, el diputado Toni Bortoluzzi, de la UDC, estimó que la medida se va a traducir en una restricción de la política liberal en materia de cuidados de base y que va a incrementar la dependencia de los médicos con respecto del Estado.

Lavaux: triunfo de contrapropuesta

El 70% de los votantes del cantón de Vaud se pronunciaron a favor de la contrapropuesta a la iniciativa ‘Salvemos Lavaux’, que buscaba frenar la construcción en esa región vitivinícola del cantón de Vaud.

Los partidarios de la contrapropuesta, principalmente partidos políticos y vitivinicultores de Lavaux, insisten en que la región ya está bien protegida por las leyes cantonales y federales existentes, al grado que la UNESCO le concedió el estatus de Patrimonio Mundial como “paisaje cultural” en 2007.

Afirman que su propuesta, con el apoyo de todos los partidos, garantizaría la protección y el desarrollo socioeconómico de la región, en lugar de medidas radicales para mantenerla “como un bosque o un parque nacional”.

Rechazo a salarios mínimos

La iniciativa “para la protección de salarios equitativos”, que pretendía introducir en Suiza un ingreso mínimo mensual de unos 4 mil francos (22 francos por hora), recogió apenas el 23% del favor del electorado.

El monto, considerado como “el salario mínimo más alto del mundo”, habría garantizado, sin embargo, que más de 300 mil personas que laboran en Suiza pudieran percibir ingresos que les permitieran vivir dignamente de su trabajo, como subrayaron los promotores de la iniciativa; la izquierda y los sindicatos.

Los argumentos de los detractores de la iniciativa, sectores patronales y derecha, en el sentido de que la imposición de salarios mínimos sería insostenible para numerosas empresas y se traduciría en la supresión de puestos de trabajo, habría convencido a los escrutados que rechazaron la iniciativa de manera contundente.

“¿No a los Gripen o a nuevos aviones?”

Con 55% de los votos en contra, la iniciativa para la adquisición de 22 aviones Gripen de la empresa sueca Saab fue eliminada este domingo por la ciudadanía helvética.   

“La campaña tuvo un mal comienzo. Los jets tuvieron una imagen negativa que fue imposible corregir”, deploró Hugues Hiltpold, legislador del Partido Liberal Radical (PL/centro derecha) y presidente del comité interpartidista ‘Sí al Gripen’.

De lo que se trata ahora, agregó el diputado, es de saber si el “no” del pueblo fue a los aviones Gripen o a cualquier nuevo avión de combate.

Por su parte, el diputado socialista Pierre-Alain Fridez, miembro del Comité ‘no al Gripen’, subrayó que el pueblo había comprendido lo que estaba en juego. En su opinión, el resultado del voto no constituye “un referéndum contra el ejército”, sino que “muestra que “los suizos no quieren gastos inútiles”.

swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×