Navegación

Enlaces para saltar navegación

Subsitios

Principales funcionalidades

Definición de expatriado ¿Por qué nunca hablamos de 'expatriados ilegales'?

A la hora de que una persona decida si es expatriada o no, ¿qué papel juega el grado de integración?

A la hora de que una persona decida si es expatriada o no, ¿qué papel juega el grado de integración?

(Keystone)

¿Quién es expatriado? Encontrar una respuesta concisa y precisa para esta pregunta no es fácil. Viendo que cada vez aparecen más en los titulares los viajes globalizados y las costumbres de trabajo, swissinfo.ch se adentra en la jungla semántica formada por palabras como expatriado, inmigrante, refugiado o migrante económico.     

“Lo sé cuando lo veo”, fue el comentario de un juez de la Corte Suprema de Estados Unidos en su intento de definir la obscenidad. Muchas personas tienen la misma actitud hacia los expatriados: “Sé que es cuando lo veo”.

En su sentido más literal expatriado – ¡No necesariamente ‘expatriota’! – es alguien que vive en el extranjero. Esa es la definición en la mayoría de los diccionarios. Para la encuesta del HSBC Expat ExplorerEnlace externo, expatriado es “una persona mayor de 18 años que en la actualidad vive fuera de su país de origen”. 

Pero esa definición es demasiado amplia. También podría aplicarse a estudiantes, refugiados y solicitantes de asilo que –supongo que para la mayoría– no son expatriados. Entonces, ¿cómo podemos aclarar la definición de "adulto en el extranjero"?

InterNationsEnlace externo, la “red de expatriados más grande del mundo”, dice que expatriado es “alguien que decide vivir en el extranjero por un tiempo indeterminado, sin restricciones de origen o de residencia”.

Y reconoce que esto no difiere mucho de inmigrante, “definido generalmente como alguien que ha ido a otro país a vivir de manera permanente. Mientras que las personas expatriadas se trasladan al extranjero por un período de tiempo delimitado o sin haber decidido cuánto tiempo se va a prolongar su estancia en el extranjero”.

¿Está de acuerdo? En la búsqueda de una definición general y para que nos sirvan a modo de reflexión vamos a ver varias declaraciones sobre expatriados, algunas deliberadamente provocativas.

Las personas expatriadas tienen la intención de quedarse en su nuevo país por un período limitado. Esto se remonta a los días en que los expatriados eran profesionales cualificados, generalmente de grandes multinacionales, que eran enviados al extranjero en trabajos temporales junto a sus familias. Aunque todavía existen estos puestos en el extranjero, el problema es que esta definición también engloba a otras muchas personas.

¿Quiénes de los siguientes son expatriados? “El diplomático estadounidense destinado en Ghana. El fontanero ucraniano que trabaja en Londres. La empresaria alemana que vive en Shanghái. La estudiante de medicina etíope que perfecciona sus conocimientos en un hospital en Francia. El profesor sirio que trabaja como conserje en Italia y desea volver a su tierra devastada por la guerra cuando esté otra vez a salvo”.

Expatriado y emigrante

El término expatriado es válido para referirse específicamente a las personas que salen de su país para trabajar en otro. [...]

Aunque por su sentido básico, recogido en el Diccionario académico, expatriadoEnlace externo es simplemente el ‘que vive fuera de su patria’, en el uso se ha extendido la aplicación de este vocablo más en particular a los exiliados y al personal cualificadoque una empresa o institución traslada temporalmente a otro país para, por ejemplo, desarrollar una nueva actividad u ofrecer asistencia técnica. Es, por tanto, el punto de vista opuesto al del impatriadoEnlace externo, que es la persona traída a un país para trabajar.

Por otra parte, tanto emigrante como inmigrante aluden más ampliamente a todos los que se desplazan a otro país o región con propósito de establecerse o radicarse en él. [...]

Se desaconseja el acortamiento expat, tomado directamente del inglés, pero que no se ajusta a las pautas de acortamiento propias del español.

Fuente: fundeu.esEnlace externo

Como apunta esta entrada de blogEnlace externo que hizo la pregunta, según la definición anterior todos ellos serían expatriados. Aunque la mayoría no estaría de acuerdo. Es más, según esta interpretación, las personas que se marchan al extranjero cuando se jubilan no pueden ser expatriadas (a no ser que ampliemos el término “delimitado” para que signifique “hasta la muerte”). Los medios de comunicación británicos, por tanto, tendrían que proponer otra palabra para referirse a los más de 300 000 británicos que viven en España, la tercera parte de ellos pensionistas, y todos preocupados por cómo el Brexit afectará a sus derechos. ¿Qué pasará con estos ‘Brexpatriados’?

Las personas expatriadas tienen un cierto nivel de renta/educación. O hacen ciertos trabajos. ¿Afecta al estatus de expatriado el tipo de trabajo que desempeña? ¿Puede ser considerada expatriada una persona bien preparada y con estudios que hace un trabajo de baja cualificación, como el profesor sirio que trabaja como conserje en Italia?

La encuesta de HSBC Expat Explorer de 2015 analizó a las personas expatriadas en 39 países y descubrió que ganaban una media de 180 000 dólares al año (182 300 francos suizos), 200 000 dólares en Suiza. Esto no significa necesariamente que no pueda haber expatriados pobres o desempleados, aunque el dinero parece jugar un papel importante.  

Las personas expatriadas son blancas. Dejando a un lado el trabajo de ‘cuello blanco’ [white-collar worker: la expresión inglesa alude a un trabajador que hace tareas de oficina o administración, en contraste con el trabajo manual en talleres y fábricas (de cuello azulEnlace externo)], ¿ha reparado en el tono de su tez blanca? Pasemos de puntillas sobre un polvorín políticamente correcto.

Algunas personas argumentan que las personas blancas son expatriadas y todas las demás inmigrantes. Este argumento se basa en la creencia de que la expatriación es un fenómeno anglosajón y un vestigio colonial desde los tiempos en que las clases media y alta inglesas fueron enviadas al Imperio (¡también a Suiza!). Los destinos de los expatriados incluyeron África, India y Hong Kong, donde los británicos ricos disfrutaron de “vida de expatriados” en “comunidades de expatriados”.

Puede que el Imperio se haya desintegrado, pero las connotaciones culturales vinculadas a los expatriados parecen mantenerse con fuerza todavía. Como comenta el autor del enlace anterior: “A los mejores profesionales africanos que van a Europa a trabajar no se les considera expatriados. Son inmigrantes y punto”. 

Tipos de expatriados

La encuesta anual de InterNations Expat Insider identifica diez tipos de personas expatriadas.

Los empleados destinados temporalmente en el exterior y las esposas de los expatriados, que conforman el grupo de “expatriados tradicionales”, son solo dos de los tipos de personas expatriadas identificadas y representan la quinta parte de las personas que han participado en la encuesta.

Entre los tipos de expatriados identificados están también, entre otros, quienes buscaron y encontraron trabajo en el extranjero por su cuenta (uno de cada diez); los románticos que se trasladan al país de origen de su pareja (el 8%); antiguos estudiantes que después de ir a estudiar se quedan a trabajar (el 7%); y los aventureros que buscan un reto personal y disfrutan viviendo en el extranjero (el 18%).

Fuente: InterNations 

Luego está el asunto de las tonalidades entre blancos. Si uno llega a la conclusión de que los africanos o los asiáticos no reúnen los requisitos necesarios para que sean considerados expatriados, ¿qué ocurre, por ejemplo, con los europeos orientales o los italianos de tez oscura? ¿Ocurre lo mismo con un británico de piel oscura que trabaja en Estados Unidos? Aunque solo sea por esto, estas cuestiones refuerzan el argumento para dejar de usar la palabra expatriado.

Es más, para algunos sectores de los medios de comunicación británicos los blancos europeos de fuera de Gran Bretaña no entran en el club de expatriados. Así, mientras los británicos en París son expatriados, para estos mismos medios, los franceses en Londres son inmigrantesEnlace externo.

Las personas expatriadas van a peor, los inmigrantes a mejor. De acuerdo con esta interesante teoría, que también tiene connotaciones de la época del Imperio, ser expatriado o inmigrante depende de la relación entre el país del que sale y el país al que llega. Si va a un país “que mejora”, es inmigrante. Si su destino es un país “que empeora”, expatriado.  

Aunque a primera vista esta postura puede ser tentadora, rápidamente es cuestionada por Suiza, recientemente elegido como el mejor país del mundo  el mejor país del mundo. Según esta teoría, sería imposible ir a peor en Suiza, por lo que el país estaría libre de expatriados (y no es el caso).  

Además, en la encuesta de InterNations Expat Insider uno de los diez tipos de expatriados es el que “busca mejorar su calidad de vida”.

Las personas expatriadas no tienen pasaporte del país en el que residen. Suiza tiene 8,3 millones de habitantes. ¿Cuántos ciudadanos suizos viven en el extranjero? Si ha contestado 775 000, está en lo cierto. De los cuales las tres cuartas partes tienen doble nacionalidad. ¿Son expatriados? La mayoría de la gente diría que no, entre otras cosas, porque por lo general el pasaporte es una señal de integración y… 

Las personas expatriadas no hacen ningún esfuerzo por integrarse. No aprenden el idioma ni se relacionan con la gente local. Esto nos lleva nuevamente a la población británica en las colonias que solo se mezclaba con la población local para contratarla como servicio doméstico. Las personas expatriadas mientras viven en el extranjero normalmente mantienen el estilo de vida de su propio país. Y para eso hay que ser rico. Sobre todo en Suiza.   

Las personas expatriadas lo son más por elección que por necesidad. InterNations reconoce que si bien “los tipos de expatriados y sus razones para trasladarse al extranjero son tan diversas como los países de los que vienen y a los que van, para las personas que llamamos expatriadas vivir en el extranjero, por lo general, es una elección de vida que no surge de la necesidad económica o de circunstancias extremas en sus países de origen como pueden ser la opresión o la persecución”.   

InterNations concluye que precisamente eso es lo que diferencia a los expatriados de los refugiados o migrantes económicos, y no sus ingresos o su origen.

“Expatriados ilegales”

Puede usted estar de acuerdo o no con estas declaraciones, pero ¿tiene algún sentido usar o definir el término ‘expatriado’? No tiene ningún sentido legal. Porque el concepto “expatriado ilegal” no existe y nadie se definiría a sí mismo como “expatriado de segunda generación”. Además consolida las divisiones sociales sin aportar ningún beneficio añadido. 

Es verdad que es una palabra corta y fácil de usar en los titulares que los medios de comunicación, especialmente en Gran Bretaña, seguirán utilizando [se refiere al uso inglés de ‘expat’, forma breve en vez de ‘expatriate’], por lo que es conveniente acordar de qué estamos hablando. El concepto está entrando lentamente en otros idiomasEnlace externo. Incluso si es una definición clara y convincente, sigue siendo un trabajo sin acabar.

¿Quién es expatriado? Sé que lo es cuando lo veo.

¿Es usted expatriado? ¿Por qué? ¿Qué connotaciones tiene para usted esta palabra? ¿Deberían los medios de comunicación dejar de usarla y en su lugar utilizar inmigrantes? Déjenos su comentario.   

Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo


Traducción del inglés: Lupe Calvo, swissinfo.ch

×