Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

El voto este 25 de septiembre


Democracia directa en Suiza: Tres 'No' contra la izquierda




El voto de hoy da paso libre a la Ley del Servicio Suizo de Inteligecia que detalla en qué condiciones podrá ser espiada una persona, vía internet o con la escucha de sus llamadas telefónicas.  (imago)

El voto de hoy da paso libre a la Ley del Servicio Suizo de Inteligecia que detalla en qué condiciones podrá ser espiada una persona, vía internet o con la escucha de sus llamadas telefónicas. 

(imago)

La situación es clara: La mayoría de los suizos que hoy votaron se inclinaron por la posición y el modus operandi del Gobierno: rechazaron las sendas iniciativas populares que pedían incrementar 10% la renta básica de la jubilación e impulsar una economía más sostenible ecológicamente y aceptaron la nueva legislación de los servicios secretos. 

Los resultados, cantón por cantón, sobre los 3 temas sometidos a escrutinio este domingo 25 de septiembre en Suiza: Las iniciativas populares por una economía sustentable ecológicamente y por un incremento del monto de la jubilación y el referéndum contra la reforma al servicio de inteligencia.

La ciudadanía suiza hoy tuvo cita en las urnas. Tres asuntos evaluaron en este ejercicio de la democracia directa helvética que al menos realizan cuatro veces al año.

Además de dar a conocer los resultados del escrutinio triple de hoy, vale bien la pena explicar que el país alpino llegó hoy a las urnas gracias al empleo de dos herramientas esenciales a disposición: el referéndum y la iniciativa popular. 

1. Tema: 'Sí' a la Ley del Servicio Suizo de Inteligencia

El primer tema que abordamos corresponde al empleo del referéndum. Grupos de izquierda buscaron poner freno a la Ley del Servicio Suizo de Inteligencia. Reunieron en el plazo límite de 100 días más de 50 000 firmas ciudadanas en contra de la entrada en vigor de esta nueva legislación. Con este referéndum lograron que todos los ciudadanos del país hoy estuvieran llamados a evaluar en las urnas si aceptaban o no la nueva ley. Si interesa, en este video animado se muestran detalles de esta herramienta: 

-¿Hay que otorgar al Servicio Suizo de Inteligencia el derecho de vigilar a particulares, sus conversaciones telefónicas y sus intercambios electrónicos?

Esta fue la pregunta a la que respondieron los suizos que votaron en la cita federal de este domingo. El 65,5% de los votos respondió que sí. (34,5%, respondieron con un 'no'. 

Así que la ley entrará en vigor tal y como el Gobierno y el Parlamento de Suiza lo han estipulado. 

Los cambios:

Hasta ahora la vigilancia se permitía en el espacio público, pero no en el privado. 

El sí de la ciudadanía permitirá la vigilancia en la esfera privada para

-La vigilancia telefónica

-la infiltración informática y

-la localización y vigilancia a distancia

Para poder hacer esto en casos concretos, el Servicio Suizo de Inteligencia deberá obtener el aval del Tribunal Administrativo Federal y después de una delegación del Ejecutivo compuesta por el (o la) responsable del Ministerio de Defensa, con el consejo de sus colegas de los Ministerios de Justicia y Policía y de Asuntos Exteriores.

También hay una posibilidad en caso de urgencia, con la que se puede iniciar la vigilancia secreta informado inmediatamente al Tribunal Administrativo Federal y al Ministro de Defensa, que puede interrumpir el proceso.

Las investigaciones pueden durar un máximo de 3 meses y una vez la vigilancia termine se debe informar a la persona concernida,  en un plazo máximo de un mes. 

2 Tema: 'No' al 10% más de las rentas para la tercera edad

El reclamo de este incremento llegó a las urnas por parte también de grupos políticos de izquierda, que hicieron uso de la herramienta de la iniciativa popular, que permite al pueblo proponer un cambio, una ley que no está contemplada por las autoridades federales. En esta animación, los detalles de este elemento de la democracia directa helvética:

Con más de 100 000 firmas, los precursores de la iniciativa lograron su objetivo de llevar el tema a las urnas este domingo, pero solo alcanzaron el apoyo de poco más del 40% de los electores activos y el 'sí' en 5 cantones: Tesino, Vaud, Ginebra, Neuchâtel y el Jura, estas últimas cuatro entidades en la parte francófona del país. Para que pasara la iniciativa se huberia requerido de una aceptación en la mayoría de los 26 cantones helvéticos.

Lo que buscaba en concreto esta iniciativa, era aumentar 10% la renta mensual que recibe la población tras el retiro, en el marco de su primer pilar de la previsión social, conocido bajo el nombre de ‘Seguro de Vejez y Supervivencia” (AVS, por sus siglas en italiano).  El aumento en las cotizaciones actuales (8,4%)  hubiera sido de 0,8% y lo hubiesen cubierto a partes iguales trabajadores y empleadores.

3 Tema: 'No' a la economía ecológica

Se trata también de una iniciativa popular, esta vez trabajada por el ala política ecologista, colocada también en Suiza entre los círculos de izquierda. La idea rechazada por 63% de los electores. buscaba establecer reglas claras y un plazo límite para implementar una economía sostenible y basada en la gestión eficiente de los recursos de aquí al año 2050. Solo en Ginebra alcanzó la aceptación cantonal (51.9%).

Suiza, gran compradora de materias primas en el exterior, si bien recicla muchos de sus desechos, también es una gran consumidora de energía y genera mucha basura que no reutiliza. Por eso el Partido Ecologista Suizo (PES) buscaba un cambio radical del modelo económico helvético, pero solo contó con el respaldo del Partido Socialista (PS).

Los objetivos de la iniciativa son compartidos ampliamente por el Gobierno, pero no en los plazos que este texto exigía.

A juicio de las autoridades se debe avanzar gradualmente para no ejercer demasiada presión al sector económico que necesita de  tiempo para emprender los reajustes pertinentes. Así que el Ejecutivo ha decidido presentar al Parlamento un proyecto de revisión parcial de la Ley sobre la Protección del Medioambiente (que data de 1983) como contrapropuesta indirecta a la iniciativa hoy desestimada por los electores, que han preferido en este y en los otros dos temas de las votaciones de hoy, seguir los consejos de su Gobierno. 

El abstencionismo, ganador invariable

Pese o debido al uso frecuente de los elementos de la democracia directa en Suiza, en cada cita en las urnas prevalece un vencedor constante: el abstencionismo. Seis de cada diez suizos no votaron este domingo. Ninguna novedad.  

Si tiene preguntas, contacte a la autora: @PatiIslas

Síganos en Facebook o, mucho mejor, escribanos directamente en esta página: 

×