Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Centro para la Democracia Suiza estudia los efectos del populismo

Visitantes participan en un evento del  Centro para la Democracia de Aarau

El Centro para la Democracia de Aarau organiza regularmente debates públicos.

(Zentrum für Demokratie Aarau / ZDA)

La democracia está bajo presión en todo el mundo. Por todas partes surgen populistas autoritarios como adversarios al sistema. Esta situación alimenta la investigación sobre el populismo. Una mirada al Centro para la Democracia de Aarau donde se analiza la acción de los populistas sobre los derechos civiles.

Este artículo forma parte de #DearDemocracyEnlace externo, la plataforma swissinfo.ch sobre democracia directa.

Fin del recuadro

En una antigua y señorial villa situada sobre la pequeña ciudad de Aarau se encuentra el Centro para la Democracia (Zentrum für Demokratie, ZDA), una institución científica donde se lleva a cabo investigación básica. Científicos de diversas disciplinas se dedican a dar respuesta a distintas cuestiones sobre la democracia en Suiza, en Europa y en el mundo.

Andreas Glaser, director gerente de la institución, explica cómo lo entienden él y sus 45 colegas del ZDA: "Desde el principio tuvimos que realizar un ejercicio de equilibrio en nuestra investigación entre el trabajo básico tradicional y un enfoque orientado a la praxis cotidiana".

El ZDA se ocupa también de temas que son controvertidos para la opinión pública y no siempre fáciles de sostener científicamente, como el voto electrónico o el populismo. "Precisamente como juristas, llegar a una definición realista del populismo es bastante complicado", señala el profesor Glaser, que dirige el centro de investigación conjuntamente con un politólogo y una pedagoga.

Klassizistische Villa mit gelber Fassade - Sitz des Zentrums für Demokratie Aarau

La Villa Blumenhalde de Aarau, una casa señorial de estilo neoclasicista, alberga la sede del Centro para la Democracia (ZDA).

(Zentrum für Demokratie Aarau / ZDA)

La democracia sometida a la prueba de estrés

Según análisis bien fundamentados y ampliamente debatidos, como los de Freedom HouseEnlace externo o el Economist Intelligence UnitEnlace externo, la fuerte tendencia de democratización global de finales del milenio pasado se ha estancado. Además, en los últimos años han llegado al poder en muchos países fuerzas populistas que reclaman, "en nombre del pueblo", derechos de representación exclusivos y cuestionan abiertamente los derechos humanos fundamentales.

Ejemplos bien conocidos de este tipo de fuerzas críticas con la democracia son partidos y políticos que (co)gobiernan, como la Lega italiana, el Partido de la Libertad austriaco, el primer ministro de Hungría, Victor Orban, el gobierno conservador nacionalista de Polonia o el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Curiosamente, en Alemania, la Alternativa por Alemania (Alternative für Deutschland, AfD), derecha nacionalista, que se abrió paso hasta el Parlamento alemán en el otoño pasado, lleva a cabo una intensa campaña para disponer de "más democracia directa según el modelo suizo".

El ZDA en números

En el ZDA trabajan cerca de 45 personas. Comparten 25 puestos de trabajo a tiempo completo.

La financiación básica asciende aproximadamente a 2,3 millones de francos al año. Son patrocinadores el cantón de Argovia, la ciudad de Aarau, la Universidad de Zúrich y la Escuela Superior del Noroeste de Suiza.

Con las aportaciones de particulares, el presupuesto del ZDA se halla en torno a los 4 millones de francos.

En este enlaceEnlace externo puede consultar los principales proyectos de investigación del ZDA para el periodo 2018–2021.

Fin del recuadro

En el marco de una nueva línea de investigaciónEnlace externo, los expertos del ZDA estudian la zona de conflicto entre populismo y democracia directa en Europa. Según Andreas Glaser, los primeros resultados y análisis dejan claro que los derechos políticos desarrollados por la democracia directa contrarrestan las tentaciones populistas que ponen en peligro la democracia. "Es cierto que a través de las iniciativas y los referendos los grupos radicales y extremistas ganan voz, pero al mismo tiempo quedan integrados en el sistema democrático representativo", afirma Glaser.

Diferentes condiciones marco

En el ZDA, la nueva línea de investigación estará coordinada por el politólogo Tarik Abou-ChadiEnlace externo y la abogada Nadja Braun BinderEnlace externo. "Estamos investigando el marco legal para los procedimientos de la democracia directa", afirma Braun Binder. "A menudo existen, en muchos países, importantes diferencias en el ejercicio de esos procedimientos", apostilla.

Un ejemplo de esto es el referéndum iniciado por el entonces primer ministro británico, David Cameron, sobre la salida de Gran Bretaña de la UE, el denominado Brexit. Dado que el referéndum tenía un carácter consultivo, se han venido planteando hasta ahora preguntas de gran alcance y aún no resueltas. Son cada vez más fuertes los llamamientos a una segunda votación sobre el BrexitEnlace externo.

Nadja Braun Binder procede del campo de la praxis profesional. Hasta 2011 estuvo dirigiendo el área de ‘Derecho’ en la Cancillería FederalEnlace externo suiza en Berna, guardiana de los derechos políticos en Suiza. Después, se trasladó a Alemania, donde obtuvo la acreditación académica que la habilita profesionalmente.

Su regreso a Suiza en 2017 está relacionado con el reforzamiento de la investigación sobre la democracia en Suiza. El centro de Aarau no es la única manifestación de este fortalecimiento; existen también institutos de ciencias políticas en las universidades de Zúrich, Berna, Basilea, Lausana y Ginebra.

Sin embargo, algunos de estos centros de investigación se ven a sí mismos como competidores en la carrera por obtener las ayudas financieras nacionales, en lugar de actuar como socios colaboradores. Como consecuencia, los contactos y el intercambio de conocimiento dentro de Suiza están infradesarrollados.

Cultura de debate propiciada por la democracia directa

Fuera de nuestro país la percepción es diferente: en una jornada sobre "populismo" organizada por Nadja Braun Binder a principios de año, quedó claro lo que los expertos internacionales piensan sobre el trabajo de sus colegas suizos: “Debido a los procedimientos de toma de decisión de la democracia directa, ustedes están acostumbrados a discutir con otro y no contra otro”, afirmó un investigador de Austria.

El propio ZDA es fruto de una decisión de la democracia directa: en 2007, en un referéndum, casi el 60% de los electores aprobó una contribución anual de 785 000 francos para el nuevo centro de investigación sobre la democracia. El cantón de Argovia apoya al ZDA con aproximadamente la misma cantidad de dinero. Otras fuentes de financiación proceden de instituciones asociadas, como la Universidad de Zúrich, y también de particulares.

A nivel político, el centro de investigación sobre la democracia se ve obligado a replantear el debate una y otra vez. Por ejemplo, hace poco dos miembros conservadores del Parlamento cantonal de Argovia solicitaron la salida del cantón del acuerdo firmado con la universidad. El ZDA respondió a estas cuestiones organizando una gira de actos –muy concurridos– por todo el cantón.


Traducción del alemán: José M. Wolff

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes