Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Seguro de enfermedad En 2019, la «dolorosa», lo será un poco menos

Hospital

Desde hace dos décadas no se ha encontrado un remedio eficaz para contener el aumento explosivo de los costos de la salud en Suiza.

(© KEYSTONE / ALESSANDRO CRINARI)

Es una tradición, cada año, a finales de septiembre: el ministro de Salud anuncia las primas del seguro médico para el año siguiente. En esta ocasión, Alain Berset, dio satisfacción a algunos beneficiados.

El aumento será menor que el de años precedentes: 1,2% Enlace externo como promedio a nivel nacional e incluso con rebajas según los cantones ya que el abanico oscila entre -1,5 y +3,6 %.  En concreto Enlace externo,  vale más residir en Appenzel Rodas Interiores o en Uri (los dos cantones donde las primas van a bajar) que, en el Valais, Neuchâtel o el Jura, en los cuales el aumento será más fuerte.

La cifra del 1,2% es el resultado, en parte, de una nueva fórmula de cálculo, que tiene en cuenta el aumento promedio de todas las primas. Si se tomara como referencia el antiguo sistema, que se basaba solamente en los precios estándares, el aumento 2019 sería del 2,7%, es decir bien por encima de la baja tasa de inflación. La noticia positiva es para los jóvenes de 18 a 26 años:  650 000 personas, quienes en virtud de una decisión del Parlamento pagarán en promedio un 15,6% menos que el año en curso. Es decir, se beneficiarán de reducciones individuales de entre 50 y 70 francos mensuales, con el objetivo de aligerar el presupuesto familiar.

Los costos se duplicaron en veinte años

Aunque el ajuste para 2019 será más moderado que el de los últimos tres años, el mismo aumentará el costo de las primas de salud para la mayoría de los asegurados. Desde la introducción del seguro obligatorio Enlace externo de asistencia médica, las cuotas se  incrementaron como media un 4% anual. En 1996, la tarifa estándar -con una franquicia ordinaria y la cobertura de accidentes- era de 170 francos mensuales para un beneficiario de más de 26 años, mientras que en la actualidad supera los 450 francos. Más de una cuarta parte de los asegurados se ve obligada a solicitar subsidios estatales para poder pagar las primas.

Este aumento galopante de la mensualidad para la salud refleja claramente la explosión de los precios de los costos de la salud en Suiza. En veinte años, los gastos globales se duplicaron, pasando de 37 500 millones de francos en 1996 a más de 80 mil millones en 2016. Un incremento totalmente desproporcionado con respecto al del Producto Interno Bruto (PIB) y al ajuste de los salarios en el mismo periodo, como lo demuestra el siguiente gráfico.

(1)

Aumento del costo de la salud respecto a los salarios y al PIB

La explosión de los costos de salud está ligada en gran parte a la evolución demográfica. Hace solo 20 años, la esperanza de vida era de 82 años para las mujeres y 75 para los hombres, mientras que hoy pasó a más de 85 años y 81, respectivamente. El envejecimiento de la población tiene un impacto mayor sobre los costos, dado que los asegurados de mayor edad necesitan más de los servicios médico-sanitarios.

Sin embargo, el fuerte crecimiento de los gastos de la salud está también ligado a otros factores. Entre ellos, el alto nivel de los cuidados médicos en Suiza, que se encuentran entre los mejores del mundo. Se da también un nivel de vida muy elevado que lleva a las empresas farmacéuticas y a las que ofrecen bienes destinados a la salud en general, a aplicar en el mercado suizo precios más altos que los de los mismos productos en prácticamente todos los otros países. Según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), Suiza se encuentra en el segundo puesto, detrás de Estados Unidos, entre los países con gastos de salud más altos en relación con el PIB.

(2)

Costos de la salud en % del PIB

Los aumentos se dan, prácticamente, en todos los sectores. Por ejemplo, el costo de las visitas médicas saltó un 31,6% entre los años 2010 y 2015, aun cuando el número de consultas se mantuvo constante durante dicho periodo. Los tratamientos en hospital cuestan un 23% más, principalmente debido al aumento del número de pacientes de más de 70 años. Y el aumento de los costos de tratamientos ambulatorios en los hospitales es de 30%. En 2016 (últimos datos disponibles), los costos de la salud se repartían de la siguiente manera:

(3)

Repartición de los costos de salud

Los incrementos de los costos están ligados, también, a la incapacidad del mundo político de implementar una reforma del sistema de salud que pueda reunir un consenso mayoritario en el Parlamento o ante el pueblo. La búsqueda de un compromiso está trabada por la multiplicidad de grupos de intereses y la influencia muy fuerte del cabildeo ligado a la salud en el legislativo. No hay otro sector como el de la salud en el que tantos parlamentarios tengan relaciones con empresas, cajas de seguros, asociaciones sectoriales etc.

Desde hace muchos años, y se ha visto en el curso de la presente sesión de las Cámaras federales, los parlamentarios se limitan a hacer proposiciones marginales, que no permiten atacar de raíz los males del sistema de salud. En contraposición, se multiplican las iniciativas populares en este sector. Dos fueron lanzadas el año pasado, entre las cuales la que solicita “ un Parlamento independiente de las aseguradoras médicasEnlace externo». Y en un futuro cercano, se esperan las iniciativas de los demócratacristianos y de los socialistas.

Por su parte, el Gobierno, presentó hace algunos días para consulta un  nuevo paquete de medidas Enlace externo destinado a controlar los costos de la salud. El Consejo Federal (Gobierno) busca, particularmente, reducir los costos de los medicamentos introduciendo precios de referencia para aquellos cuyas patentes caducaron y forzar a que los proveedores de prestaciones de salud envíen a los asegurados una copia de cada factura, con el objetivo de mejorar el control.

Queda por ver si estas propuestas podrán saltar el obstáculo parlamentario o el de una eventual consulta popular. Durante los últimos 20 años, los ciudadanos rechazaron al menos cinco iniciativas referidas al sistema de salud, así como un contraproyecto y una modificación de ley sobre el seguro médico obligatorio.


Traducido del italiano por Sergio Ferrari

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes