Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Votaciones del 23 de septiembre La bicicleta, en ruta hacia la Constitución suiza

Un trabajador pinta el pictograma de la bicicleta

La bicicleta es un elemento importante de la movilidad lenta, hacia la que apunta Suiza en los próximos años. Gobierno y Parlamento consideran que incorporando a la Constitución la posibilidad de que la Confederación fomente y coordine las medidas para las vías ciclistas se dará un impulso fundamental a su desarrollo. La última palabra la tiene el pueblo.

(Keystone)

Fomentar la bicicleta como medio de transporte, creando las infraestructuras necesarias: este es el objetivo de la incorporación de las vías ciclistas al texto constitucional suizo, que será sometido a votación popular el 23 de septiembre. Una medida necesaria, en opinión del Gobierno y el Parlamento, que, sin embargo, la Unión Democrática de Centro (UDC) considera superflua e ilusoria.

¿La propuesta de extender a las vías ciclistas el artículo constitucional sobre senderos y caminos peatonales tendrá el mismo éxito que tuvo el artículo en cuestión hace 40 añosEnlace externo (78% de votos positivos)? Para conocer la respuesta habrá que esperar al resultado de la votación federal.

Pero una cosa es cierta: las premisas de las que parte esta iniciativa son las mismas que las de entonces. También en esta ocasión todo empezó con una iniciativa popular que después fue retirada a favor de un contraproyecto directo y que ha contado con el apoyo de un amplio sector del Parlamento.

Un objetivo noble

Hoy con la ‘Iniciativa por el fomento de las vías ciclistas y de los senderos y caminos peatonales (iniciativa por la biciEnlace externo)’, como en su momento con la iniciativa ‘Por el desarrollo de senderos y caminosEnlace externo’, el gobierno y las cámaras federales han considerado justificado el objetivo, pero no los medios previstos para conseguirlo.

“Nadie en el seno de la comisión ha puesto en tela de juicio la necesidad de desarrollar la movilidad lentaEnlace externo, en particular el uso de la bicicleta, y por tanto de tomar medidas para favorecerla”, ha afirmado en el Consejo de los Estados (cámara alta) el relator de la comisión preparatoria Raphaël Comte.

El senador liberal de Neuchâtel ha recordado que, ya en los debates parlamentarios del contraproyecto a la iniciativa ‘Por el incremento de senderos y caminos’ de 1977, al Consejo Nacional (cámara baja) le había parecido coherente introducir también las vías ciclistas en el nuevo artículo constitucional. Sin embargo, en aquel momento la propuesta fue rechazada por la cámara alta.

La bicicleta quedó así excluida de la Constitución Federal. Una laguna que no solo los promotores de la iniciativa por la bici, sino también el propio Gobierno y el Parlamento suizos, consideran hoy inadmisible y que hay que colmar.

El Ejecutivo y numerosos parlamentarios han señalado las múltiples ventajas que tendría un aumento significativo del uso de este medio de transporte en los desplazamientos cotidianos y en el tiempo libre.

Las principales ventajas serían la descongestión del tráfico motorizado privado y la disminución del nivel de saturación del transporte público, con la consiguiente reducción del consumo energético, de las emisiones contaminantes y del ruido. Además, como la práctica de la bicicleta supone ejercicio físico, contribuiría también al fomento de la salud.

Valorar el potencial con infraestructuras seguras

El uso de la bicicleta está muy extendido en el conjunto de la población. Según distintas estimaciones, en Suiza hay en circulación casi cuatro millones de bicicletas y las ventas de los últimos años continúan en niveles altos. En 2017 se vendieron cerca de 330 000, un 4,7% más que el año precedente. De ellas casi 90 000 eran e-bikes (bicicletas eléctricas), una categoría en crecimiento constante que ha establecido un nuevo récord con un aumento del 16,3%.

Casi dos de cada tres familias tienen al menos una bici, incluyendo el modelo eléctrico. Pero el potencial de utilización de la bici en los desplazamientos cotidianos está lejos de haber sido totalmente alcanzado. Se calcula que casi el 80% de los trayectos en autobús y tranvía y el 50% de los realizados en vehículo privado no son superiores a cinco kilómetros, es decir, una distancia que podría perfectamente ser recorrida en bicicleta.

Para incentivar su uso es indispensable crear vías ciclistas seguras y de calidad, es decir, separadas del tráfico motorizado, así como de las aceras y otras vías peatonales. El Gobierno y la mayoría de los parlamentarios han reconocido que se trata de una necesidad urgente, no solo a la vista del intenso crecimiento del tráfico previsto para los próximos años, sino debido también al incremento del número de ciclistas víctimas de accidente.

tweet UVEK

tweet del Dipartimento federale dei trasporti.

Una buona rete di piste ciclabili contribuisce a evitare incidenti e a meglio far fronte alla crescente mobilità, ha detto la ministra Doris Leuthard

De hecho, “la movilidad ciclista es el único ámbito en el que el número de personas heridas o muertas en accidente ha aumentado desde el año 2000”, ha señalado la ministra de Transporte Doris Leuthard durante el lanzamiento de la campaña para la votación de la iniciativa. Un incremento en el que la expansión de la bicicleta eléctrica ha incidido de manera clara.

 gráfico
(swissinfo.ch)

La Confederación no “debe”, pero “puede”

Con la modificación constitucionalEnlace externo, que será sometida a votación popular el 23 de septiembre, la Confederación asumiría la tarea de fijar los principios aplicables a las vías ciclistas, como lo hace ya en el caso de senderos y caminos pedestres. En el contraproyecto, el Gobierno ha mantenido esta reivindicación de la iniciativa popular. Por el contrario, “y por respeto a las competencias de los cantones”, el Ejecutivo considera excesiva la exigencia de atribuir en exclusiva al Estado federal la tarea de fomentar y coordinar las medidas tomadas por los cantones y otras entidades para la creación de redes de senderos, caminos y pistas ciclistas seguras y atractivas, así como la tarea de informar sobre estas.

En nombre del federalismo y del respeto a la autonomía cantonal, el Ejecutivo federal ha preferido mantener la fórmula potestativa, -o sea, la Confederación “puede fomentar y coordinar”- del artículo vigente. Este último prevé también que la Confederación puede apoyar y coordinar asimismo las medidas tomadas por terceros (sobre todo, organizaciones activas en este campo), como lo exigía la iniciativa.

Una tarea inútil, según la UDC

Con esta solución de compromiso, el contraproyecto superó el examen parlamentario con brillantez: fue aprobado por todos los partidos con excepción de la UDC (derecha conservadora), cuyos representantes calificaron la modificación de inútil y la culparon además de interferir en la distribución de competencias entre la Confederación, los cantones y los municipios.

“Aquí estamos interfiriendo en la soberanía de los cantones y municipios y estamos interviniendo en algo que ya funciona”, ha afirmado Thomas Hurter en nombre del grupo UDC, subrayando que los cantones y los municipios saben exactamente dónde tienen que intervenir.

“La Confederación no puede de ninguna manera asumir nuevas tareas que no entran de hecho en su ámbito de competencias”, ha reiterado su compañero de partido Erich Hess.

Por otra parte, según este partido de la derecha conservadora, es utópico pensar que la creación de una red de pistas ciclistas hará aumentar sensiblemente el uso cotidiano de la bicicleta. Las condiciones meteorológicas, a menudo adversas –demasiado frío o calor, lluvia, nieve, viento- juegan en contra, ha afirmado Thomas Hurter.  Además, los trayectos de la vida cotidiana que podrían ser realizados fácilmente en bicicleta son aquellos que son llanos, es decir, urbanos. Y ahí no hay grandes posibilidades de ampliar, ha añadido.

La decisión final corresponde al electorado, que será llamado a expresar su opinión solo sobre el contraproyecto. El compromiso elaborado por el Gobierno ha convencido no solo a la mayoría de los diputados, sino también a los promotores de la iniciativa que decidieron retirarla para dar su apoyo al texto sometido a votación. Para ser aprobada tendrá que reunir la doble mayoría de votos y de cantones.


Traducción del italiano: José M. Wolff

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes