Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Voto 25 Noviembre ¿Adiós a los cuernos?

Une vache à cornes de dos

Solamente 10% de las vacas suizas poseen aún su cornamenta, de acuerdo con los precursores de la iniciativa "Vaca con cuernos". El porcentaje es 25 puntos según la Confederación.

(Keystone/Dominic Steinmann)

No, asegura el artífice de una propuesta contra la supresión de la cornamenta de las vacas. “Hemos creado conciencia sobre el sufrimiento de los animales y continuaremos nuestra lucha”, anuncia Amin Capaul, cuya iniciativa fue rechazada en las urnas con más del 54% de los votos.  

La iniciativa ‘Por la dignidad de los animales de uso agrícola Enlace externo(Iniciativa por las vacas con cuernos)’ proponía que la Confederación otorgara un apoyo financiero a los propietarios de vacas, toros sementales, cabras y chivos que desistieran de amputar los cuernos a sus animales.

“No se trata de una amarga derrota, agregó Capaul en declaraciones a la televisión pública suiza TSR, porque logramos dar a conocer ese sufrimiento de los animales”.  En las ciudades, subrayó, “las personas votaron con el corazón; en el campo, con la bolsa”.

Capaul lanzó esa iniciativa en respuesta a la creciente industrialización del sector agrícola que lleva a la gran mayoría de los ganaderos a cortar los cuernos de sus animales para poder tenerlos en un espacio más pequeño, una operación que, denunció el ganadero, supone sufrimiento para los animales.

Los simpatizantes de la iniciativa sostienen que los cuernos son parte integrante y viva del animal y que permiten a las vacas reconocerse. Defienden que es posible criar reses con cornamenta si disponen de espacio suficiente para moverse sin riesgo de herirse con los cuernos.

Según ese comité, la iniciativa respeta la libre elección del ganadero y considera que la contribución financiera de la Confederación podría integrarse en el presupuesto que el Gobierno dedica a la agricultura.

De acuerdo con las estimaciones del Gobierno, la aplicación de esa iniciativa costaría entre 10 y 30 millones de francos suizos al año, por lo que supondría recortar en otras partidas del presupuesto agrícola.

El Gobierno considera asimismo que la iniciativa limitaría la libertad empresarial del ganadero, que conoce a sus animales y el espacio disponible, por lo que es “el mejor situado para decidir mantener a sus animales con cuernos o sin ellos”.


swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes