Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Derecho a morir Dignitas: proselitismo del suicidio asistido en el extranjero

La organización suiza Dignitas mantiene en otros países un compromiso político y jurídico con el objetivo de lograr la legalización del suicidio asistido en todo el mundo. Justifica su actividad proselitista alegando que en muchos lugares del mundo las élites políticas y religiosas no respetan la voluntad del pueblo.

vaso con una sustancia letal

En Suiza es legal proporcionar a alguien una sustancia letal para que pueda terminar con su vida, siempre y cuando la ayuda no tenga una motivación egoísta. 

(Keystone/Alessandro Della Bella)

En Suiza está permitido recibir asistencia al suicidio y hay varias organizaciones que ofrecen este “servicio”. Como la eutanasia está prohibida en la mayoría de los países del mundo muchos extranjeros vienen a Suiza en busca de ayuda para un suicidio asistido.

Sin embargo, algunas de las organizaciones defensoras del “derecho a morir” no se detienen ahí y luchan por conseguir la legalización del suicidio asistido en el extranjero. El lema de la asociación DIGNITAS es “Vivir dignamente – Morir dignamente”.Enlace externo Según declaraciones realizadas por la propia entidad, con ese compromiso DIGNITAS pretende evitarEnlace externo que las personas gravemente enfermas tengan que viajar a Suiza y puedan recibir asistencia al suicidio en su propio país.

La organización se presenta como una “organización de lucha”, comprometida con la “militancia universalEnlace externo”, hasta que todos los Estados reconozcan a sus ciudadanos el derecho a la libertad de poner fin a la propia vida, incluido el tipo de acompañante en la muerte asistida.

En esta lucha DIGNITAS no está sola. En la página webEnlace externo de la Fundación Eternal SPIRITEnlace externo también se puede leer: “Eternal SPIRIT está comprometida con la legalización del suicidio asistido en todos los países”. EXIT ADMD Suisse RomandeEnlace externo asegura estar comprometida con la legalización del suicidio asistido a escala mundial, en el marco de las actividades de la Asociación Mundial de Organizaciones a favor delEnlace externo Derecho a Morir, de la que forma parte.

Procesos de muestra y posturas políticas

¿Cómo es concretamente el compromiso internacional de las organizaciones suizas defensoras del derecho a morir? La presidenta de la Fundación Eternal SPIRIT, Erika Preisig, ha participado con presentaciones en foros extranjeros, entrevistas, programas de televisión e incluso dando una conferencia ante el Tribunal Europeo de Justicia a favor de la legalización de la asistencia al suicidio.

La asociación DIGNITAS va todavía más allá:

  • Procesos: “DIGNITAS ha llevado a cabo varios procesos legales”, asegura el equipo de DIGNITASEnlace externo respondiendo a la pregunta de swissinfo.ch. Por ejemplo, ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos o el Tribunal Constitucional Federal de Alemania.
  • Participaciones en procedimientos de consulta: DIGNITAS informa que “ha tomado parte en diversas audiencias parlamentarias en Inglaterra, Australia, Alemania y Canadá”.  Ha remitido también informes al Parlamento escocésEnlace externo y a una comisión del gobierno británicoEnlace externo.
  • Acogida y formación de políticos, abogados o comisiones: Una comisión británicaEnlace externo visitó DIGNITAS en el año 2005 con objeto de obtener información sobre el suicidio asistido en Suiza. Para conocer el sistema suizo también han visitado DIGNITAS abogados, políticos y comisiones de otros países como Taiwán o Australia.
  •  Redes internacionales: DIGNITAS dispone de una red mundial y colabora con otras organizaciones además de las que forman parte del movimiento del “derecho a morir”.
  •  Fundación de nuevas organizaciones del lobby: en 2005, a partir de una iniciativa alemana, se fundó en Hannover, con el apoyo de DIGNITAS, la asociación independiente DIGNITAS – Vivir dignamente, morir dignamente (sección Alemania). No obstante, y según información facilitada por DIGNITAS, en la actualidad no está prevista la fundación de nuevas asociaciones. Normalmente las asociaciones se crean por personas locales comprometidas con la causa. “DIGNITAS los apoya con consejos y actuaciones”.
  • Publicidad: en 2015 DIGNITAS denunció, mediante una campaña de carteles en las estaciones del metro de BerlínEnlace externo, la intención de algunos políticos alemanes que pretendían prohibir el suicidio asistido, hecho que provocó algunos disturbios.
Jemand hält einem Menschen die Hand
(Image Point/Werner Otto)

Indignación en el extranjero

¿Cómo se toma la intromisión de estas organizaciones suizas en los asuntos de otros países –tratándose de un tema tan controvertido desde un punto de vista ético? En los medios de comunicación de los países afectados no parece dejar mucha huella. Esto puede deberse a la naturaleza del lobby. Con frecuencia, la intervención tiene lugar discretamente, en silencio, bajo el radar del público, algo que puede aplicarse a todas las actividades de DIGNITAS, con excepción de la campaña de carteles de Berlín. Sin embargo, cualquier persona que discuta las acciones de DIGNITAS con los adversarios del suicidio asistido se encuentra con la indignación que puede esperarse. “Es muy irresponsable que los gobiernos tomen en serio los informes del lobby al considerar la cuestión de si se debe legalizar el suicidio asistido”, dice por ejemplo Alex Schadenberg, director ejecutivo de la Coalición canadiense para la Prevención de la EutanasiaEnlace externo, a una consulta formulada por swissinfo.ch. En 2015 su organización luchó sin éxito contra la legalización del suicidio asistido, mientras triunfaban las tesis de DIGNITAS.

Por su parte, Matthias Kopp, portavoz de la Conferencia Episcopal alemana ha declarado a swissinfo.ch: “Naturalmente, consideramos como muy problemático por su contenido el compromiso político masivo y que trasciende las fronteras de las asociaciones a favor del denominado suicidio asistido”. Aunque DIGNITAS luchó contra esta postura con su campaña de carteles, el Parlamento alemán prohibió el suicidio asistido. “En Alemania, quizá debido a nuestra historia, tenemos una sensibilidad especialmente alta para con la dignidad de la vida humana”, apunta Kopp. Y están agradecidos a ello.

Proselitismo o ayuda

A la pregunta de si DIGNITAS, con su compromiso, quiere llevar al mundo entero un punto de vista suizo, la asociación le quita importancia: “DIGNITAS trabaja según el principio de participar en discusiones parlamentarias, ya estén en fase incipiente o de desarrollo, casos judiciales, debates públicos, etc.”. Sin embargo, el empuje tiene que surgir en el propio país.

En otras palabras, DIGNITAS interviene solo cuando la asociación tiene la impresión de que existe en la población el deseo de lograr la legalización del suicidio asistido.

DIGNITAS no se considera a sí misma una entidad misionera, sino más bien defensora de la población frente a las élites políticas, religiosas y médicas que quieren limitar o prohibir el suicidio asistido.

Erika Preisig, presidenta de la Fundación Eternal SPIRIT, cree también que en otros países las élites, sobre todo religiosas y políticas, se aferran a la prohibición, mientras la población desea realmente el acceso al suicidio asistido. “Siempre hay políticos y sobre todo grupos religiosos que trabajan contra nosotros y que no respetan el deseo de la población”.

Los ciudadanos quieren ser libres para decidir el final de sus vidas

Una mirada a las encuestas de opiniónEnlace externo confirma que la tesis de DIGNITAS y Eternal SPIRIT es del todo cierta: según las encuestasEnlace externo, en muchos países europeos, así como en EE.UUEnlace externo., la mayoría de la población está a favor de la eutanasia. Sin embargo, el 56% de los profesionales que trabajan en medicina paliativa en AlemaniaEnlace externo apoyan la prohibición de la eutanasia organizada. En 2015 el Parlamento alemán aprobó una ley restrictiva aunque, según las encuestasEnlace externo, la mayoría de la población era contrariaEnlace externo.

Parece entonces haber una discrepancia entre las opiniones de los ciudadanos por una parte y de algunos profesionales o políticos por la otra. Con cierta justiciaEnlace externo, DIGNITAS plantea la cuestión de si las leyes restrictivas están suficientemente legitimadas desde el punto de vista democrático.

En Suiza los referendosEnlace externo y las encuestas han demostrado que una gran mayoría de la población no era partidaria de prohibir la asistencia al suicidio. Gracias a la democracia directa, esta actitud liberal es en Suiza, a diferencia de otros muchos países, una realidad legal. Después de que la población de Zúrich se manifestara en 2011 en contra de una limitación de la asistencia al suicidio, el gobierno suizo renuncióEnlace externo a regular el suicidio asistido a escala nacionalEnlace externo.

El compromiso surte efecto

El compromiso internacional de las organizaciones suizas del “derecho a morir” parece tener sus primeros éxitos: “Hay una evolución positiva en algunos países en los que DIGNITAS ha intervenido”, afirma el portavoz de DIGNITAS con cierto orgullo, y precisa que Canadá abolió en 2015 la prohibición del suicidio asistido por decisión judicial y que en Alemania en un proceso judicial impulsado por DIGNITAS en 2017 el Tribunal Federal Administrativo se pronunció a favor del derecho a poder disponer de medios para poner fin a la propia vida. También en Australia, el Parlamento de la región de Victoria aprobó a finales de 2017 una ley que permite la muerte voluntaria asistida.

Pero la misión de DIGNITAS aún no ha terminado. “Todavía queda mucho trabajo para que la auténtica libertad de elección y autodeterminación se traduzcan en un aumento de la calidad de vida y de la prevención de los intentos de suicidio”, afirma DIGNITAS.

Contacte a la autora del artículo @SibillaBondolfi a través de FacebookEnlace externo o TwitterEnlace externo.


Traducción del alemán: José M. Wolff

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes