Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Derecho sin fronteras


Las ONG ponen en jaque a las multinacionales


Por Sergio Ferrari, Berna


Kamituha, ciudad minera en la República Democrática de Congo, país rico en reservas de oro y diamantes. (Reuters)

Kamituha, ciudad minera en la República Democrática de Congo, país rico en reservas de oro y diamantes.

(Reuters)

El Gobierno y el Parlamento helvéticos deben asegurar que las multinacionales con sede en Suiza respeten los derechos humanos y ambientales en todo el mundo. Es lo que exige la campaña ‘Derecho sin Fronteras’, que lanzan este jueves más de 50 ONG suizas.

Entrevista con Michel Egger, responsable de política comercial de Alliance Sud y coordinador de la campaña en la Suiza francófona.

swissinfo.ch: ¿En qué marco político se lanza esta campaña?

Michel Egger: Esta iniciativa debe ser comprendida en el contexto de la actual globalización. A escala internacional aumenta el poder de las multinacionales.

Y las medidas de regulación que podrían limitar esa tendencia y garantizar el respeto de los derechos humanos y ambientales no avanzan con la misma velocidad. Existe un pacto global en el ámbito de las Naciones Unidas sobre el tema e incluso iniciativas de autorregulación voluntaria por parte de algunas empresas. Pero no es suficiente.

swissinfo.ch: ¿Y en lo que se refiere a Suiza?

M.E.: Suiza es el país con mayor densidad de multinacionales por habitante en el mundo. Muchas violan los derechos humanos y el medio ambiente en los países donde están establecidas, principalmente a través de sus filiales o de las empresas que las abastecen. La legislación suiza no incluye disposiciones que obliguen a las multinacionales a responder por sus actividades en el Sur. Tampoco ofrece la posibilidad a las víctimas de obtener reparación alguna ni de iniciar causas colectivas, ya sean civiles o penales.

swissinfo.ch: ¿Qué reivindican las ONG con esta iniciativa?

M.E.: Es primordial que el Estado defina un marco jurídico que exija a las multinacionales helvéticas obligaciones claras y tome medidas para que no violen los derechos humanos y el medio ambiente en el extranjero. Convendría eliminar la separación jurídica entre la sede central y las filiales. Además, es necesario crear las bases legales para que quienes sufren perjuicios por las actividades de esas multinacionales, sus filiales o sus proveedores, puedan iniciar un proceso jurídico en Suiza y obtener reparación. Por el momento, la ley suiza no lo permite. Al contrario, autoriza que las sedes centrales de las multinacionales no asuman sus responsabilidades.

swissinfo.ch: ¿Cómo va a desarrollarse la campaña Derecho sin Fronteras?

M.E.: Hay dos objetivos. En una primera fase, se trata de sensibilizar a la opinión pública sobre estos problemas. Vamos a presentar casos concretos de empresas que violan los derechos humanos y medioambientales en el Sur. Queremos que la población, así como los miembros de las organizaciones que promueven la campaña, comprendan la gravedad de la situación y la falta de instrumentos –tanto jurídicos como políticos- para cambiarla.

En una segunda etapa, trataremos de convencer al Parlamento para que apruebe modificaciones legales que obliguen a las multinacionales a respetar los derechos humanos y ambientales y que las víctimas puedan acceder a la justicia. Eso implicará  la revisión del Código Civil y Penal. En síntesis, empezaremos por la sensibilización para pasar luego al plano político y jurídico.

swissinfo.ch: Esta problemática no es nueva. ¿Por qué se lanza una campaña de esta naturaleza justo ahora?

M.E: Tal vez se pueda explicar por el contexto internacional actual que es favorable. En 2005 se lanzó una iniciativa similar a escala europea. Y pensamos que es importante que Suiza y sus trasnacionales no queden  afuera.

Por otra parte, desde hace algunos años hay un movimiento internacional, en el marco de la ONU, para regular –todavía bastante soft-  a las multinacionales. Son muy importantes los aportes de John Ruggie,  antiguo relator especial de las Naciones Unidas sobre Derechos Humanos, Sociedades trasnacionales y otras empresas.

Ruggie definió un marco de referencia fundado sobre tres pilares conceptuales: la obligación de los Gobiernos de proteger a las poblaciones contra las violaciones de los derechos humanos por parte de terceros –incluidas las trasnacionales; la responsabilidad de éstas de respetar los derechos humanos; y el derecho de las víctimas a una reparación a través del acceso a la justicia.

La campaña que lanzamos se inscribe en ese marco. Exige que Suiza tome en serio esas obligaciones. Nuestro país, cuna de los derechos humanos y sede de numerosas multinacionales, puede y debe jugar un papel pionero en esta temática.

swissinfo.ch: ¿Una declaración de guerra de las ONG contra la empresa privada, cuando uno de los principios de la cooperación suiza es promover la colaboración entre el sector público y el privado?

M.E.: No lo entendemos como una declaración de guerra. Pero es cierto que la cooperación pública suiza al desarrollo es muy permisiva con el sector privado. Muchas ONG suizas mantienen una mirada crítica, ya que para nosotros la primera contribución del sector privado al desarrollo consiste en respetar y promover los derechos humanos y la protección del medio ambiente.

Es esencial que nuestro Gobierno se muestre más crítico y más exigente hacia las multinacionales suizas. Es necesario que se elabore una estrategia más coherente de los actores de la política exterior de nuestro país: la Secretaria de Estado de Economía, el Ministerio de Asuntos Exteriores y su división política, así como la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación (COSUDE).

Derecho sin Fronteras

¿Cómo evitar que Syngenta obtenga beneficios multimillonarios vendiendo en los países en desarrollo pesticidas prohibidos en Europa por ser tóxicos y poner en peligro la salud de los campesinos?

¿Cómo conseguir que Glencore no sea cómplice de desplazamientos forzados y de trabajo infantil para explotar materias primas de los subsuelos en el Congo, Bolivia o Colombia?

¿Cómo evitar que Triumph despida en masa a trabajadores sindicalizados en Filipinas para deslocalizar la producción?

Con una documentación fundamentada en numerosos casos que las ONG estudian desde hace años, la campaña Derecho sin Fronteras busca sensibilizar a la opinión pública  suiza.

En su sitio web, los promotores publican una petición online de apoyo a los principios de la campaña.

Datos clave

Más de 50 ONG lanzaron este jueves en Berna la campaña Derecho sin Fronteras.

Piden que Suiza adopte medidas para que las multinacionales helvéticas respeten los derechos humanos y el medio ambiente en los países del Sur.

Entre los promotores figuran Alliance Sud, Amnistía Internacional, Helvetas, Acción Cuaresma, Greenpeace, Terre des hommes, E-changer, Declaración de Berna, Pan para el Prójimo y Solidar.

La iniciativa cuenta con el respaldo de sindicato Unia y la organización campesina Uniterre.

swissinfo.ch



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×