Contra los sueldos desorbitados

Este 3 de marzo, los suizos acudieron a las urnas para pronunciarse sobre tres asuntos. La ciudadanía apoyó a la ‘Iniciativa Minder’ para reforzar los derechos de los accionistas de las empresas suizas que cotizan en Bolsa a fin de limitar las remuneraciones desorbitadas que reciben sus altos ejecutivos. La segunda propuesta aceptada busca frenar la creciente urbanización. La tercera votación trató una enmienda constitucional para poder conciliar mejor trabajo y vida familiar. En este caso, trece cantones la rechazaron, por lo que no pasó la rampa para su aplicación.