Reuters internacional

El presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi, durante una reunión en el Foro Económico Mundial, en Davos. 22 de enero de 2016. El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijo el viernes que el banco cuenta con numerosos instrumentos a su disposición para ayudar a apuntalar la magra inflación de la zona euro y que está resuelto a actuar. REUTERS/Ruben Sprich

(reuters_tickers)

Por Noah Barkin y Paul Taylor

DAVOS, Suiza (Reuters) - El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, dijo el viernes que el banco cuenta con numerosos instrumentos a su disposición para ayudar a apuntalar la magra inflación de la zona euro y que está resuelto a actuar.

Sus comentarios en el Foro Económico Mundial de Davos ocurren un día después de que el BCE sorprendió a los mercados al sugerir que está listo para aplicar más alivios monetarios a la economía del área euro en su próxima reunión, prevista para marzo.

La brusca caída de los precios del crudo, la desaceleración en China y las turbulencias de los mercados financieros han generado incertidumbre sobre la recuperación económica de Europa y la capacidad del BCE de llevar la inflación hasta su meta cercana al 2 por ciento.

    "Tenemos gran cantidad de instrumentos (...) y sobre todo tenemos la determinación y la voluntad y la capacidad del Consejo de Gobierno de actuar y desplegar estos instrumentos", dijo Draghi en Davos.

En declaraciones en otro panel en Davos, Benoit Coeure, colega de Draghi en el consejo del BCE, defendió las políticas y la estrategia de comunicación del banco central contra las críticas del ex presidente del Bundesbank Axel Weber, quien ahora dirige el banco suizo UBS.

Coeure dijo que el programa de alivio cuantitativo del BCE estaba dando resultados, destacando "la enorme mejoría" en los mercados de capitales de la zona euro y lo que llamó una reducción de 80 puntos básicos en el promedio de los costos de endeudamiento para las compañías desde que se lanzó el esquema.

Weber, quien renunció a la presidencia del Bundesbank en protesta al más modesto programa de compra de bonos del antecesor de Draghi, Jean-Claude Trichet, respondió: "Entendemos que no habría límites a lo que el BCE quiere hacer pero hay un límite muy claro a lo que el BCE puede lograr".

Draghi dijo el jueves, después del anuncio de que el BCE dejó sin cambios sus tasas de interés, que es posible que se implementen más alivios monetarios en marzo, y afirmó que hubo unanimidad entre los miembros del consejo que fija la política monetaria para la zona euro para actuar.

Consultado en Davos por el desplome que los mercados financieros sufren desde inicio del año, Draghi describió el asunto como "vibraciones y giros" de las bolsas y dijo que era prematuro determinar si éstos habían afectado el panorama de la economía global.

El jefe del BCE dijo que la recuperación de la zona euro era guiada parcialmente por el dinero barato y los precios del petróleo bajos, que incrementan los ingresos disponibles de los hogares, pero también por las políticas fiscales gubernamentales que se han vuelto "ampliamente neutrales, cuando no ligeramente expansionistas".

(Escrito por Paul Taylor; editado en español por Marion Giraldo y Carlos Aliaga)

reuters_tickers

 Reuters internacional