Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Argentina se acerca a Suiza para ‘ordenar la casa’


Por Norma Domínguez, Buenos Aires


La Cámara baja argentina convirtió en ley el Convenio para evitar la Doble Imposición y que promete finalizar con el secreto bancario y fiscal entre ambos países. Dos días antes, el ministro de Economía Axel Kicillof y el embajador suizo Hanspeter Mock, habían firmado el primero de los acuerdos bilaterales con los países acreedores del Club de París.

El ministro argentino de Economía, Axel Kicillof, (en la foto) firmó el primero de los acuerdos bilaterales con los países acreedores del Club de París, con el embajador suizo, Hanspeter Mock. (Keystone)

El ministro argentino de Economía, Axel Kicillof, (en la foto) firmó el primero de los acuerdos bilaterales con los países acreedores del Club de París, con el embajador suizo, Hanspeter Mock.

(Keystone)

La Cámara de Diputados argentina convirtió en Ley por unanimidad el Acuerdo para evitar la Doble Imposición (12.11.14), que adhiere a las normas de la OCDE y que permite el intercambio de información entre gobiernos ante sospechas de evasión.

Se espera que el flamante acuerdo comience a aplicarse en 2015 en temas impositivos y en 2016 en materia fiscal.

La votación sucedió en momentos en que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) cruzaba datos sobre las cuentas no declaradas de 3 900 argentinos abiertas en el banco HSBC Private de Suiza, enviadas al país a fines de septiembre por autoridades tributarias francesas.

Esa misma semana (11.11.14), Argentina daba a Suiza una fuerte señal de reconocimiento eligiéndola para concretar públicamente el primer acuerdo bilateral entre los miembros del Club de París, el cual servirá de base para los demás acuerdos a celebrarse con cada país acreedor del grupo.

Intensificar las relaciones bilaterales

Mientras desde el Ejecutivo local destacan que “Suiza y Argentina atraviesan una fase muy beneficiosa y positiva”, el embajador de la Confederación Helvética en ese país, Hanspeter Mock, coincide para swissinfo.ch:

“Las relaciones entre Suiza y Argentina son muy buenas e intensas. El nuevo convenio de doble imposición (CDI) es una prueba más del espíritu de cooperación que las caracteriza, y también es una satisfacción para nosotros haber sido los primeros en firmar el documento que implementa a nivel bilateral el acuerdo negociado con el Club de Paris”

Es que por primera vez, después de muchas idas y vueltas, este año ambos gobiernos están logrando concretar acuerdos de cooperación en materia fiscal y económica, que aspiran a aumentar el intercambio comercial y dar mayor transparencia a los negocios.

El acuerdo con el Club de París

Apenas estampadas las firmas de los representantes de ambos países, un comunicado del ministerio de Economía señaló que “Argentina continúa el camino de regularización de los pasivos internacionales producidos por el default del 2001”.

El acuerdo de reestructuración de deuda entre el país sudamericano y el Club fue alcanzado el 29 de mayo de este año por un total de 9 690 millones de dólares, pagaderos entre cinco y siete años. Se trata de un acuerdo general, que se rubrica bilateralmente entre Argentina y cada país acreedor.

“El acuerdo que hemos firmado es un acuerdo bilateral entre Argentina y Suiza, por ende, Suiza no lo ha firmado en nombre del Club de París sino en el suyo. Se trata de un texto que implementa a nivel bilateral el acuerdo global negociado entre Argentina y todos los integrantes del Club de Paris”, explicó el Embajador Mock y aseguró:

“Similares acuerdos bilaterales serán firmados con cada uno de los demás acreedores del Club, pero es una satisfacción para nosotros haber sido los primeros en firmar”

“Concretamente, se acordaron las modalidades del pago de dicha deuda. El acuerdo recién firmado entre Suiza y Argentina, así como los demás acuerdos bilaterales por firmar, constituyen su implementación y significan también el comienzo de una nueva etapa en las relaciones entre ambas partes”.

Sobre el impacto que este primer acuerdo cerrado con el conjunto de países acreedores que aceptaron renegociar la deuda podría tener a nivel internacional, el Embajador consideró:

“Es una buena noticia. Que Argentina y Suiza hayan podido firmar el primero de los acuerdos bilaterales en el marco de la solución encontrada con el Club de París demuestra concretamente su compromiso compartido de resolver las cuestiones relacionadas con esas deudas”.

“El nuevo acuerdo de doble imposición, que acaba de ratificar el Congreso argentino debe esperar ahora su ratificación en el parlamento suizo. Cuando entre en vigor, modernizará los mecanismos de cooperación fiscal, evitando la doble imposición de diversos tipos de ganancias, lo cual tendrá un efecto positivo sobre las relaciones comerciales”, expresó el diplomático y aseguró:

“El acuerdo modernizará también las condiciones de la cooperación en materia de intercambio de información fiscal, llevándola al nivel de los actuales estándares de la OCDE, conforme  a la política decidida por el gobierno suizo en esta materia”.

Mucho ruido y ‘muchas nueces’

Cuando hace un año (05.11.13) el titular de la AFIP, Ricardo Echegaray, conversó con swissinfo.ch, sabía que la futura ratificación en el Congreso del CDI que ese mañana estaba firmando con el entonces embajador de Suiza, Johannes Matyassy, abriría una ‘nueva era’ en su país, en cuanto a la fuga de capitales:

"Lo novedoso de este acuerdo es la incorporación del Artículo 26, que no estaba en el convenio anterior, que prevé un intercambio de información fiscal entre la Argentina y la Confederación Suiza, y esto es un gran aporte para sostener el comercio exterior y el sistema financiero, con la premisa del equilibrio fiscal", decía entonces y aseguraba:

“Se confirma el compromiso de Argentina y Suiza hacia la transparencia fiscal internacional y su lucha contra la evasión, situación que ya se vio reflejada en la adhesión de ambos países a la Convención sobre Asistencia Administrativa Mutua en Materia Fiscal de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y el Consejo de Europa”.

Entre tanto, miles de cuentas de argentinos en Suiza son noticia cada día en las portadas de los diarios argentinos:

“Avanza el intercambio de datos de la AFIP con Suiza”, “AFIP recibió lista de 3 900 argentinos con cuentas bancarias en Suiza” o “Se rompió el secreto suizo: la AFIP tiene los datos de miles de argentinos con cuentas y los ‘invita’ al blanqueo”, son algunos de los titulares que hacen temblar a los evasores.

De manera reciente, Echegaray decidió enviar a 4 040 contribuyentes -que según el organismo que dirige fueron identificados como titulares de cuentas en Suiza y evasores-, una intimación con un amplio pedido de información sobre esos activos:

"Según consta en las bases de datos del organismo y en información en el exterior a través de instrumentos de intercambio de información internacional suscriptos con otros países, usted operó con cuentas bancarias, de inversión, o similares en bancos radicados en la Confederación Suiza durante los años 2006 a la fecha".

Así empieza la nota que les llega a los contribuyentes apuntados por la AFIP y que aspira al blanqueo voluntario de capitales para empezar a poner, al menos en términos fiscales, la casa en orden.

swissinfo.ch

×