Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Crisis española Madrid interesada en un acuerdo Rubik con Suiza

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, defendió el domingo el rescate de la banca española pactado con el Eurogrupo.

(Keystone)

España podría ser el sexto gobierno que aspira a regularizar las cuentas opacas que sus ciudadanos tienen en Suiza a través un impuesto liberatorio. El país obtendría ingresos frescos y los implicados conservarían el anonimato.

La situación económica de España es frágil. En 2013 se convertirá en la única gran economía de la zona euro que aún seguirá en recesión, según pronósticos de la calificadora de riesgos Standard & Poor’s.

Un panorama que se verá acompañado por un paro del 25%, un severo proceso de saneamiento de las finanzas públicas que ha mermado el gasto social y la necesidad inaplazable de capitalizar la banca española.

Durante el fin de semana, el Ministerio español de Economía aceptó que “ha solicitado ayuda” para capitalizar a sus bancos. Y el Eurogrupo confirmó que los apoyos ascenderán a 100.000 millones de euros (120.000 millones de francos suizos).

Está previsto que los vecinos de Europa y el Fondo Monetario Internacional (FMI) salgan al rescate. Pero Madrid necesita fondos con urgencia y los buscará debajo de las piedras si hace falta.

Un acuerdo Rubik con Suiza se dibuja, pues, como una atractiva alternativa para obtener ingresos extraordinarios. Suiza ha concluido negociaciones de este tipo con Alemania y Reino Unido, cuyos Parlamentos analizan actualmente los documentos suscritos. Asimismo, Berna firmó un acuerdo con Austria y ha iniciado conversaciones preliminares con Grecia e Italia.

España, interesada

Mario Tuor, portavoz de la Secretaría de Estado de Asuntos Financieros Internacionales (SIF) confirma a swissinfo.ch que “España está interesada en saber más sobre el modelo que aplica Suiza en materia del impuesto liberatorio”. No obstante, precisa que “por el momento no hay negociaciones concretas ni se ha iniciado un diálogo formal”.

La principal ventaja para España de un acuerdo Rubik reside, en opinión de Tuor, “en que la privacidad de los clientes de la banca se mantendría protegida, mientras las obligaciones fiscales de dichos contribuyentes se cumplirían a cabalidad”.

El Ministerio suizo de Finanzas afirma que el objetivo de toda negociación de esta índole es encontrar un camino para regularizar los capitales que no han pagado impuestos en el pasado e instituir un impuesto liberatorio para las ganancias futuras.

Para Suiza, este tipo de acuerdos son una alternativa que garantiza el pago de impuestos a los gobiernos, sin echar mano del intercambio automático de información que Berna tanto rehúye.

Sin escapatoria

“Cada país debe decidir por sí mismo si es de su interés un acuerdo (Rubik) con Suiza. En principio, la ventaja para España sería asegurar que todos los haberes depositados por sus contribuyentes en un banco suizo estarían, en el futuro, correctamente fiscalizados”, explica a swissinfo.ch Michel Dérobert, secretario general de la Asociación de Banqueros Privados Suizos (SPBA).

Cabe recordar que en su concepción actual, el impuesto liberatorio se aplica a las personas físicas con cuentas en Suiza, pero también a las sociedades y los trust que han levantado controversia internacional porque encubren cuantiosas fortunas no declaradas.

Michel Dérobert detalla las alternativas que tendrían los clientes españoles con cuentas en Suiza: “Aceptar un impuesto que permite regularizar los fondos del pasado –una tasa aún desconocida–, más la aceptación de una fiscalización de las ganancias generadas en el futuro por estos mismos depósitos”.

En este caso, el contribuyente tiene derecho al anonimato. Pero existe una posibilidad más que es la autodenuncia del contribuyente y la entrega de información al gobierno en cuestión.

“Los clientes que rechacen cualquiera de las dos soluciones, no podrían conservar sus depósitos en Suiza”, afirma Dérobert.

Amnistía o acuerdo Rubik

En abril pasado, España puso en marcha una benévola amnistía fiscal que estará en vigor hasta el cierre de noviembre y que exige a los españoles con cuentas no declaradas en el extranjero el pago de una tasa equivalente al 10% de los fondos, a cambio de su regularización.

¿Cuál sería la diferencia entre la amnistía y un compromiso ‘Rubik’?

“Un acuerdo ‘Rubik’ es otra forma de amnistía fiscal, pero con peculiaridades concretas”, responde a swissinfo.ch Henry Peter, director del Master en Derecho Empresarial de la Universidad de Ginebra. “Es un tratado internacional que solo compete a los contribuyentes españoles con fondos no declarados en Suiza. Un tratado es un contrato. Y en un contrato siempre hay un beneficio para las dos partes que firman”, precisa.

Según el especialista, el Gobierno de España ganaría los fondos derivados de la tasa que se aplica para regularizar los fondos; y en el futuro, “los ingresos derivados de la aplicación del impuesto sobre la fortuna o sobre la sucesión”.

A juicio de Michel Dérobert, un acuerdo ‘Rubik’ no puede ser considerado como una amnistía, “porque no deja la posibilidad al contribuyente de seguir en infracción con respecto a sus haberes en Suiza. En cambio, en una amnistía, el contribuyente decide si se pone en regla sus fondos, o si corre el riesgo de no hacerlo”.

No obstante, en ambos casos –acogiéndose a un  acuerdo Rubik o regularizando activos vía una amnistía fiscal– “existe una oficialización de patrimonios que alimentarán los ingresos futuros del gobierno y estimularán la economía local”, refiere Henry Peter.

Suiza en la ecuación

Los gobiernos que negocian acuerdos para un impuesto liberatorio con Suiza buscan ingresos. ¿Qué obtiene Suiza a cambio?

Henry Peter cita el cambio de imagen que proyecta. “Sanea una situación que actualmente es considerada como ilegal en el plano internacional, elimina presiones europeas e incertidumbre con respecto a la actividad bancaria suiza en el futuro. Asimismo, neutraliza los riesgos que hoy recaen sobre los bancos y sus dirigentes”.

“Una negociación con países como España podría ser bastante rápida, como ha sucedido con Austria. En principio, todos los acuerdos de este tipo se parecen, pero siempre hay diferencias en razón de las especificidades fiscales y los reglamentos de cada país”, señala Michel Dérobert.

Por ello, el secretario general de la Asociación de Banqueros Privados Suizos considera que, aunque el proceso sea ágil, difícilmente pueda vislumbrarse la entrada en vigor de un acuerdo Rubik entre España y Suiza antes de 2014.

Acuerdo rubik

Los acuerdos Rubik buscan regularizar fondos no declarados de ciudadanos extranjeros con cuentas en Suiza.

Para regularizar los adeudos del pasado, el contribuyente acepta un castigo financiero, que se aplicará una sola vez y que pone en orden su situación con el fisco de su país.

Suiza transferirá los fondos al gobierno en cuestión, pero no revelará el nombre del cliente.

Posteriormente, aplicará una tasa impositiva de entre 19 y 34% sobre los rendimientos futuros que genere ese mismo capital, lo que se conoce como impuesto liberatorio sobre intereses y dividendos.

Fin del recuadro

cronología rubik

Febrero 2010. Alemania y Suiza constituyen un grupo de trabajo para discutir vías destinadas a frenar la evasión a través de cuentas opacas sin violar el secreto bancario.

Mayo 2010. Gran Bretaña inicia un esfuerzo equivalente con Suiza.

Enero 2011. Inician sendas negociaciones entre Suiza y los dos países para un impuesto liberatorio; en ambos casos concluyen ocho meses más tarde.

Septiembre 2011. Suiza firma su primer acuerdo Rubik con Alemania.

Octubre 2011. Suiza firma su segundo acuerdo Rubik con Gran Bretaña.

Noviembre 2011. Bruselas se opone a estos pactos y amenaza con boicotearlos.

Marzo 2012. Suiza firma un nuevo acuerdo de este tipo conAustria. Mientras Grecia e Italia se dicen favorables a iniciar negociaciones de este tipo.

Junio 2012. Trasciende el interés de España para negociar con Suiza un acuerdo para un Impuesto Liberatorio.

Fin del recuadro

swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes