Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Un grupo de jubilados sentados en un banco disfrutan de la naturaleza.

El sistema suizo de previsión para la vejez ha permitido hasta ahora que la mayoría de la población mirara al futuro con serenidad. 

(Keystone)

El papel económico y social de la previsión profesional, que en Suiza es obligatoria desde 1985, es cada vez más importante. Los haberes acumulados en el denominado segundo pilar, que gestionan las cajas de pensiones y las aseguradoras, supera con creces el Producto Interior Bruto (PIB) y las reservas del banco central.

Junto con el Seguro de Vejez y Supervivencia (AHV/AVS), que es estatal, la previsión profesional tiene como objetivo que el asegurado pueda conservar, en buena medida, su ritmo de vida una vez alcanzada la jubilación o en caso de invalidez o muerte (renta de viudez para el cónyuge).

(swissinfo.ch)

Hoy, cerca de 4,1 millones de personas económicamente activas están afiliadas a una caja de pensión o un seguro colectivo. Más de 1,1 millones perciben una renta de la previsión profesional (segundo pilar).

En las últimas décadas, el segundo pilar del sistema de pensiones suizo ha adquirido una enorme dimensión económica: por primera vez, los fondos de la previsión profesional han superado el 1 billón de francos. A finales de 2016 alcanzaron los 1,029 billones. Las cajas de pensiones gestionan cerca del 80% del capital acumulado; las aseguradoras, el resto.

A título de comparación: las reservas del Banco Nacional Suizo (BNS), que han aumentado considerablemente en los últimos años debido a los esfuerzos emprendidos por el banco central para frenar la apreciación del franco, sumaban ‘solamente’ 690 000 millones de francos a finales de 2016. Y el Producto Interior Bruto (PIB) que generó la economía suiza el año pasado no superó los 658 millones de francos.

(2)

Capital que gestionan las cajas de pensiones suizas 2007 - 2016

Frente a estas cifras, el seguro AHV/AVS parece el ‘hermano pobre’. El capital acumulado en el denominado primer pilar asciende hoy a solamente 44 000 millones de francos. Y esto a pesar de que el primer pilar es un seguro público y como tal tiene un papel social incluso más importante, ya que cubre actualmente el 40% de los ingresos medios de los pensionistas, frente al 20% en el caso de la previsión profesional.

Esta diferencia se debe a que el AHV/AVS se basa en un sistema de repartición: las contribuciones de los asegurados económicamente activos y los empleadores se destinan directamente a financiar las rentas de los pensionistas. 

La previsión profesional, en cambio, se gestiona según un sistema de capitalización: las cotizaciones individuales se guardan y cada asegurado las recibirá a partir de su jubilación. El capital ahorrado en las cajas de pensiones ronda los 100 000 francos por persona, mientras el de los jubilados supera los 300 000 por persona. Un inmenso tesoro del que pocos son conscientes, pero que forma parte de la riqueza de los suizos.

A nivel político, los dos pilares del sistema suizo de pensiones están desde hace tiempo en el ojo del huracán. La izquierda considera que el AHV/AVS tiene prioridad, mientras que la derecha es más favorable al seguro de previsión profesional.

La ventaja ante los grandes desafíos económicos y sociales es que los dos sistemas son complementarios. Por ejemplo, el envejecimiento de la población pesa principalmente sobre el AHV/AVS, debido a que no se dispone de grandes reservas para financiar las rentas corrientes.

El capital de la previsión profesional, en cambio, está mucho más expuesto a las crisis en los mercados financieros, como la de 2007 durante la cual las reservas disminuyeron considerablemente.

Reforma del sistema de previsión  

El próximo 24 de septiembre, los suizos están llamados a pronunciarse sobre la Previsión para la Vejez 2020, la reforma más importante del sistema de pensiones que ha aprobado el Parlamento en las últimas décadas. El proyecto quiere garantizar en el futuro la financiación del AHV/AVS y de la previsión profesional, ante los desafíos económicos y demográficos que se avecinan.

El proyecto de reforma cuenta con el apoyo de las principales formaciones del centro y de la izquierda – Partido Demócrata Cristiano, Partido Burgués Democrático, Verdes Liberales, Partido Socialista y Partido Ecologista Suizo (Verdes) – para los cuales se trata de una reforma equilibrada que permitirá asegurar las pensiones y reforzar el sistema AHV/AVS.

Por el contrario, se oponen los principales partidos de la derecha –Partido Liberal Radical y la Unión Democrática de Centro– que consideran el proyecto inicuo e inadecuado para resolver los problemas del seguro de vejez. Esta reforma es también contestada por algunos sindicatos menores y grupos de izquierda que rechazan el aumento de la edad de jubilación para las mujeres y la reducción de las rentas.

Fin del recuadro


Traducción del italiano: Belén Couceiro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×