Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

La crisis detona una ‘fuga de cerebros’ en España

Muchos médicos y enfermeros españoles buscan trabajo fuera del país. (Keystone)

Muchos médicos y enfermeros españoles buscan trabajo fuera del país.

(Keystone)

Adecco, el gigante suizo de los recursos humanos, revela que en dos años cerca de 120.000 españoles han abandonado su tierra en busca de nuevos horizontes laborales.

Son jóvenes altamente cualificados -médicos, biólogos, arquitectos o informáticos- que intentan escapar al paro, obtener un salario atractivo y fincar un equilibrio entre vida y trabajo.

Un total de 1 millón 333.693 españoles viven fuera de su país, según el Censo Electoral de Españoles Residentes en el Extranjero (CERA).

Y el éxodo se ha intensificado durante los últimos dos años, que coinciden con la cima de la crisis de los ‘subprime y la tímida recuperación de la economía mundial, para sumar 118.145 casos, un 9,2% más que en abril de 2008.

El fenómeno comienza a inquietar a los demógrafos, pero también a los expertos en recursos humanos, que identifican en esta tendencia una nueva oleada de ‘fuga de cerebros’. Y es que el número de demandantes de empleo para trabajar en el extranjero se duplicó entre abril de 2008 y el mismo mes de 2010.

Los españoles que abandonan su tierra en el siglo XXI poco tienen que ver con el perfil de sus abuelos, una generación que también protagonizó una importante oleada migratoria.

Hoy, quienes hacen maletas son investigadores, médicos, biólogos, ingenieros, arquitectos o informáticos, entre otros profesionales.

Movilidad poco común

El Departamento de Movilidad Internacional de Grupo Adecco presentó este mes (01.06) un balance sobre la migración de españoles hacia otros países y su trabajo arrojó interesantes hallazgos.

“El número de demandantes de empleo para trabajar fuera de nuestro país se duplicó en dos años. Cifras que sorprenden considerando que los españoles no han sido, históricamente, una población propensa a la movilidad geográfica”, cita Adecco.

Una condición que ha cambiado radicalmente a partir de la crisis porque, según Adecco, uno de cada dos españoles estaría dispuesto a analizar la posibilidad de dejar España a cambio de un empleo con una remuneración semejante, o incluso ligeramente inferior a la que podría tener en su país.

“Quedaron atrás los tiempos en los que era difícil encontrar gente dispuesta a aventurarse más allá de sus fronteras”, señala Adecco.
Y la mayoría de españoles que se han mudado a otro país durante los últimos dos años lo ha hecho para trabajar, o para acompañar a algún familiar que ha cruzado la frontera por razones laborales.

Gallegos, aún a la cabeza

Adecco realiza un análisis sobre las cifras más recientes del CERA y afirma que la comunidad autónoma de Galicia se confirma como la que más trabajadores envía al extranjero, con poco más de 22.000 casos durante los últimos dos años, un 7% más que en abril de 2008.

Galicia es, históricamente, la comunidad que ha protagonizado el mayor éxodo de trabajadores durante las últimas cinco décadas.

Madrid se ubica en segundo sitio con 16.500 nuevos casos, lo que implica un repunte del 11,1% en dos años.

Pero es la comunidad de Canarias la que registra, proporcionalmente, más partidas. Un total de 14.000 canarios dejaron España durante los 24 meses, lo que equivale a un crecimiento de 18,8% con respecto a abril de 2008.

Dada su talla y relevancia económica, Cataluña también ha sido exportadora neta de trabajadores con 13.800 casos, y un total de 127.943 catalanes laborando fuera de sus fronteras, 11,5% más que en la primavera de 2008.

Aunque de mucho menor tamaño, otra comunidad que ha dado cuenta de una tendencia migratoria importante son las Islas Baleares, donde las tasa de expatriados aumentó un 16,4% durante los dos años citados, lo que implica 2,000 nuevos casos.

Extremadura, Ceuta y Castilla La Mancha se confirman como las comunidades autónomas con menos movilidad, con tasas de migración al extranjero de entre el 3,2 y 3,8%.

Cerebros migrantes

Adecco no detalla, con cifras, el destino elegido por los emigrantes. Sin embargo, la Oficina Federal de Estadística (OFE) de Suiza confirma que 65.200 españoles y españolas vivían en territorio helvético en 2008, el último dato disponible al respecto.

La OFE da cuenta también de que en su mayoría se trata de españoles que han decidido emplearse en la economía helvética, ya que la tasa de ocupación es del 95% para la población de entre 24 y 35 años, a la que se refiere el informe de Adecco.

Habrá que esperar las cifras de 2010 –que serán divulgadas en 2013- para saber cuántos españoles se mudaron a Suiza durante los dos años evaluados por Adecco.

Para el grupo suizo, “la situación del mercado laboral español y el incremento del paro han detonado el cambio. Por otra parte, Estados Unidos y la mayoría de los países europeos han comenzado ya observar una reactivación económica. Y todos estos son países que poseen ofertas más competitivas que las españolas lo mismo en el ámbito profesional que en el económico”.

Muchos trabajadores se sienten más valorados en el extranjero que en su país, añade el grupo suizo. Y explica que la disminución de barreras formativas dentro de la UE también ha jugado un papel importante gracias a la homologación de diplomas y la libre circulación de estudiantes y trabajadores.

De hecho, el Departamento de Movilidad Internacional de Adecco afirma que los emigrantes españoles del presente responden a un perfil claro, tienen entre 25 y 35 años y un elevado nivel de calificación, lo que responde al patrón que los sociólogos llaman de ‘migración selectiva’ o ‘fuga de cerebros’.

Con frecuencia se trata de personas que aún no poseen responsabilidades familiares. Si son varones, buscan hacer una carrera atractiva en la empresa en la que se coloquen.

Si son mujeres, buscan en el extranjero el ambiente propicio para el equilibrio entre la vida personal y laboral, “una prioridad que tiene más peso en otros países de Europa que en España”.

La tendencia está en marcha, y la perspectiva económica de España –aún en recesión y con una tasa de paro superior al 20% - no hará sino acentuarla en los meses por venir.

Andrea Ornelas, swissinfo.ch

A DÓNDE SE MUDAN...

Históricamente, la migración de españoles se ha dirigido hacia los países vecinos de la Unión Europea. Los destinos más demandados han sido Alemania, Francia, Italia y Reino Unido. Y del otro lado del Atlántico, Estados Unidos.

Portugal es un país que gana terreno y atractivo para los españoles, afirma Adecco, por su cercanía geográfica y porque ha sido capaz de albergar a un colectivo importante de médicos y enfermeros españoles.

Pero los países escandinavos, con Noruega y Suecia a la cabeza, despiertan cada vez más interés.

En el caso de las ciencias sociales (sociología, antropología, etc.) los movimientos se dirigen cada vez más hacia países en vías de desarrollo, con Latinoamérica como protagonista.

DATOS CLAVE

La internacionalización de las empresas españolas también provoca migración laboral. Las empresas del Ibex 35 generan más de 50% de su negocio fuera de sus fronteras.

Sólo el 5% de los emigrantes han elegido Suiza como destino de trabajo.

Las comunidades autónomas que más trabajadores han exportado al mundo son (datos al 30 de abril de 2010):

Galicia (352.261), Madrid (166.179), Cataluña (127.943), Castilla y, León (100.978), Canarias (89.254) y Valencia (60.639).

Adecco

El grupo dedicado a la gestión de recursos humanos es una de las 10 empresas más rentables en Suiza.

Nació de la fusión entre la suiza Adia Interim y la francesa Ecco que tuvo lugar en 1996 y tiene sede en Glattbrugg (cantón Zúrich).

En España tiene 300 delegaciones operativas y una plantilla de 1.200 empleados.



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×