Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Revista de Prensa


Golpe de Estado fallido "que sirve a las ambiciones de Erdogan"




Miles de turcos mostraron su respaldo al presidente Erdogan, tras el golpe errado contra su Gobierno. (Keystone)

Miles de turcos mostraron su respaldo al presidente Erdogan, tras el golpe errado contra su Gobierno.

(Keystone)

“Purgas masivas”, “inicio de una gran limpieza”, “eliminación de la oposición”: la tentativa para derrocar al actual Gobierno por parte de un grupo del ejército turco podría reforzar la tendencia autoritaria del presidente Erdogan, temen los editorialistas en la prensa helvética de este lunes.

Más de 290 personas entre ellas un centenar de golpistas murieron durante la tentativa de golpe de Estado militar en Turquía. Así lo informó el Ministerio de Asuntos Exteriores de Ankara este domingo por la noche en su más reciente balance de los hechos ocurridos este fin de semana, y de los que se hace eco este lunes la prensa helvética.

Para el diario ‘Berner Zeitung’, con este evento, “en lugar de suscitar una reacción en contra de Erdogan, los golpistas originaron un alud de solidaridad hacia el presidente.

“Es como si un realizador hubiera escrito el escenario perfecto de un golpe de Estado militar concebido precisamente para fracasar y ofrecer un triunfo político al hombre que debía ser la víctima”, analiza ‘La Regione’, periódico del Tesino.

“Resulta trágico constatar que no es la democracia turca la que saldrá reforzada, sino solamente Erdogan”, comenta, por su parte, el rotativo zuriqués ‘Neue Zürcher Zeitung’ (NZZ).

¿Retorno de la pena capital?

La opinión del NZZ la comparten casi de manera unánime los editorialistas de los principales diarios suizos. “Esto parece, a primera vista, una victoria de la democracia. Pero esta no saldrá reforzada. Las tendencias autoritarias desarrolladas en los últimos años bajo el gobierno de Erdogan se podrían reforzar con esta tentativa de golpe”, estima el ‘Aargauer Zeitung’, de Argovia.

En el mismo sentido va el comentario de ‘La Tribune de Genéve’: “Los militares aventurados que pensaban que se podría ‘restablecer la democracia’ con sangre, son los primeros responsables. Y serán las primeras víctimas. Su tentativa lesiona a una institución que se pretende aún heredera de la Turquía laica, moderna y occidentalizada querida por Mustafa Kemal Atatkürk, fundador de la República turca.”

Hacia una “dictadura civil”

“Erdogan ya despidió a cerca de 3 000 jueces, hizo detener a miles de soldados y policías y se ha pronunciado por la reintroducción de la pena de muerte. El presidente turco muestra un profundo desprecio hacia sus rivales y opositores, hacia los periodistas independientes o hacia los funcionarios de justicia”, indican los diarios ‘Der Bund’ (Berna) y ‘Tages-Anzeiger’ (Zúrich). Ambos diarios, del mismo grupo editorial, destacan, como otros, el discurso de Erdogan del domingo en Estabul: “Continuaremos la eliminación del virus en todas las instituciones estatales (…) Un virus que, como el cáncer, se ha propagado en todo el Estado”.

“En lugar de tender la mano a aquellos que lo critican, el presidente abre la vía a una dictadura civil. Tras la tentativa de la toma de poder por parte de los militares, ahora amenaza un golpe de Erdogan”, anotan los editoriales de ambos diarios.

¿Cuál es el impacto para la región?

El diario de Ginebra ‘Le Temps’ se inquieta también de este vuelco autoritario del presidente turco y de las consecuencias geopolíticas de estos pasos. “Su política errática, en una región ya en flamas, lo ha convertido en un factor de riesgo suplementario, en lugar de un elemento de estabilización. Y el peligro se amplía tras el golpe fallido. La amplitud de la ‘limpieza’ en los rangos del ejército, pero también en el aparato judicial turco, deja entrever otras ‘purgas’ probables”.

El proyecto de Erdogan de reforzar significativamente el poder del jefe de Estado a través de una reforma constitucional tiene ahora una mayor probabilidad de hacerse realidad, estima el ‘Corriere del Ticino’. Un escenario que puede tener repercusiones inquietantes más allá de las fronteras de ese ‘Estado tapón’ situado entre el Occidente y el Medio Oriente, pues “so pretexto de la seguridad del país, nuevos golpes duros podrían darse a la ya frágil democracia turca. Erdogan podría alejar cada vez más a Turquía de Europa y de los Estados Unidos”.

Difícil predecir el trayecto de estos acontecimientos, indica el diario tesinés 'La Regione': “La megalomanía, las obsesiones, las incoherencias y las acciones políticas disparatadas de Erdogan hacen toda previsión casi imposible”.

Suiza - Turquía

Más de 120 000 personas originarias de Turquía viven en Suiza. En aquel país viven 3 700 suizos. 

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook


Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×