Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Thilo Sarrazin


"Quizás se debería vincular el franco al dólar"


Por Alexander Thoele, Alexander Kuenzle


“Europa no necesita el euro”, sostiene Thilo Sarrazin en su libro más reciente. (Keystone)

“Europa no necesita el euro”, sostiene Thilo Sarrazin en su libro más reciente.

(Keystone)

El economista y político no ve con claridad cómo sería una unión política en Europa, si ya no funciona la unión monetaria. Crítico del euro, el polemista más leído de Alemania aconseja ligar el franco suizo al dólar.

Tras provocar múltiples controversias con su primer libro sobre Alemania y la inmigración musulmana, Thilo Sarrazin retoma su gorra de experto monetario para escribir su segunda obra: Europa no necesita del euro.
 
De política monetaria, inflación y tasas de interés Sarrazin sabe, ya que fue miembro del directorio del Bundesbank, el banco central alemán. Y a lo largo las páginas de su libro aborda asuntos “que los políticos no quieren decir o simplemente desconocen”.

“Si leyeran mi libro podrían al menos decidir con conocimiento de causa”, lanza con absoluta seguridad durante una entrevista con swissinfo.ch.

swissinfo.ch: Al sur de Europa, la gente retira su dinero de la banca; al norte, compran bienes inmobiliarios. ¿Debemos inquietarnos?

Thilo Sarrazin: Nada de lo que sucede en este momento me sorprende. Lo esperaba. La Europa meridional, incluida Francia, se encuentra ante la doble tarea de reabsorber su deuda pública y reducir los salarios. Y si no lo logra, me temo que la brecha entre el norte y el sur se agudizará.

swissinfo.ch: ¿Cuál es el problema?

T.S.: Se quiso tener una moneda común sin construir un Estado común. Y esto fue un error. Los criterios de Maastricht habrían podido salvar la unión monetaria, pero ninguno de ellos se respetó. Ahora, el norte va a sacar a flote al sur, en violación de los términos del contrato de esta unión.

swissinfo.ch: De acuerdo con la tesis de su libro, Europa no necesita del euro…

T.S.: En mi libro consigno lo que hay que hacer. Los bancos centrales no deben financiar los déficits y las deudas de los países del sur. Debemos retomar el principio de que cada país debe pagar sus propias deudas. De lo contrario, la unión monetaria no puede mantenerse.

swissinfo.ch: Usted afirma que el euro es un error. Pero los políticos estiman que ha tenido un efecto positivo en el mercado común…

T.S.: Los políticos que hacen esas afirmaciones son los mismos que durante los últimos 15 años han conducido a la unión monetaria a una crisis. La clase política ha fracasado con respecto al euro. Ahora debe cambiar su forma  de pensar. La prosperidad que vimos florecer en la Europa del sur cuando inició la unión monetaria tuvo lugar gracias a las bajas tasas de interés, pero todo era una ilusión. Se generó una burbuja inmobiliaria, y ahora las elevadas tasas de financiación y el déficit paralizan a los países meridionales.

swissinfo.ch: Usted también habla de diferencias de mentalidad. ¿Una nueva polémica está servida?

T.S.: Si todos los países se hubieran ceñido a las reglas, todos estarían como los alemanes… Pero cada país es diferente. El problema radica en que una unión monetaria solo puede funcionar si todo el mundo es como los alemanes.

swissinfo.ch: Bueno, pero los suizos son diferentes. Y Suiza sufre a pesar de todo, aun cuando se asume independiente…

T.S.: Suiza ya tuvo problemas de sobrevaluación en los años 70. Después, las cosas marcharon mejor y así siguieron hasta 2010. Desde entonces han vuelto las presiones. Por supuesto, el banco central es libre de aplicar la política que prefiera, pero si mantiene durante demasiado tiempo el tipo de cambio de 1,20 francos por euro, corre el riesgo de seguir a la zona euro en materia de inflación. Quizás se debería vincular más el franco al dólar.

swissinfo.ch: El vínculo entre el franco y el euro se desprende de la importancia que tienen los mercados europeos para las exportaciones, un sector vital para el país. ¿Qué aconsejara usted?

T.S.: Suiza debe sopesar las ventajas de proteger sus exportaciones con respecto a los beneficios de obtener importaciones más baratas. También debe evaluar el riesgo de una mayor inflación frente a las ventajas de un tipo de cambio estable. El Banco Nacional Suizo lo ha hecho muy bien. Pero deberá seguir maniobrando.

swissinfo.ch: En su libro, usted alaba a Suiza. ¿Puede el sistema helvético servir como modelo a la Unión Europea para resolver su crisis?

T.S.: Nada puede extrapolarse de forma exacta. Países como la pequeña Suiza o los gigantescos Estados Unidos ilustran la forma en la que funciona el federalismo. Existe una clara separación entre las responsabilidades del Estado central y los estados federales; y tienen autonomía financiera y gobiernos propios.

Pero la perecuación financiera, tan importante para Suiza, no juega un rol importante en EEUU. Aplicando lo anterior a Europa: No puede ser responsabilidad de Alemania transferir dinero a otros Estados.

swissinfo.ch : Justamente, ¿no sería necesario instaurar una perecuación financiera en el seno de la UE para compensar las desigualdades entre los distintos países?

T.S.: Hay que diferenciar bien entre Unión Europea y unión monetaria. Un espacio económico y una unión aduanera no son una unión monetaria.

swissinfo.ch: La canciller alemana Angela Merkel ha hablado incluso una unión política…

T.S.: Un estado federal –como la Confederación Helvética– sería la única solución para una Europa unida. Pero nadie tiene claro cómo sería concretamente. Es una incógnita. Personalmente, no tengo idea de cómo podría conformarse una unión política funcional.

swissinfo.ch: ¿Es por ello que el ex ministro de Finanzas alemán, Peer Steinbrück, uno de sus detractores, le presenta como un hombre sin perspectiva y sin memoria histórica?

T.S.: Ciertamente dispongo de un conocimiento histórico más amplio que la mayoría de los políticos que originaron la unión monetaria. Los que dicen que mi libro no presenta perspectivas, sencillamente no lo han leído. Tras todos los errores cometidos, es necesario ceñirse a los tratados.

 
Y si el Banco Central Europeo (BCE), con su política expansiva, viniera a romper el tratado, entonces tendría que abandonarse la unión monetaria. Pero Alemania no debe dar más dinero. Y esto, al menos, es una perspectiva.
 
No obstante, aclaro que yo no hago pronósticos. Todo dependerá de las decisiones políticas, y ésas son imprevisibles.

Thilo Sarrazin

Nacido en Alemania en 1945, inicio su trayectoria política como asesor económico de Berlín y luego fue miembro del directorio del banco central germano (Bundesbank), de 2009 a 2010.

Un cargo que el socialdemócrata (SPD) abandonó en 2010, tras ser acusado de racista por la publicación de Deutschland schafft sich ab (Alemania se autoliquida), libro profundamente crítico con la inmigración musulmana que se convirtió en un éxito de ventas en este país.

Su obra más reciente, Europa braucht den Euro nicht (Europa no necesita el euro), figura entre los más vendidos en Alemania y ha desatado polémica. Sobre ella el ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, expresó: “O Sarrazin dice y escribe tonterías indignantes porque realmente las cree, o lo hace por un despreciable cálculo (político)”.

Thilo Sarrazin también es controvertido en su propio terreno. Políticos del Partido Socialdemócrata (SPD) y Los Verdes le han reprochado sus tesis “reaccionarias” y su “chovinismo” con respecto al marco alemán,  la antigua divisa del país. Y el SPD ha intentado, en vano, excluirlo de sus filas.


(Traducción: Andrea Ornelas), swissinfo.ch



Enlaces

×