Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

EDUARDO CHILLIDA El museo Chillida reabre de la mano de una galería suiza

Escultura rodeada de naturaleza con un caserío al fondo

Escultura Basoa V (1989) con el caserío Zabalaga al fondo. Chillida soñó con encontrar un lugar en el que la gente pudiera caminar entre sus esculturas como por un bosque.

(© Jesús M. Pemán)

Buscando la luz III, escultura que el multimillonario Marc Rich compró para el jardín de su casa en Meggen, frente al lago de Lucerna, ha vuelto a Chillida Leku. Esta es una de las 43 esculturas que pueden contemplarse en el exterior del museo dedicado a la obra del reconocido artista vasco Eduardo Chillida, abierto nuevamente desde el pasado 17 de abril cerca de San Sebastián.

Tras largas negociaciones y desencuentros con las instituciones públicas para reabrir Chillida LekuEnlace externo, cerrado desde 2011 por problemas económicos, la reapertura ha sido posible gracias al acuerdo entre la familia del escultor y la galería suiza Hauser & WirthEnlace externo, que desde noviembre de 2017 representa en exclusiva la obra de Eduardo Chillida (San Sebastián, 1924-2002).

Para Luis Chillida, uno de los ocho hijos del artista, “Hauser & Wirth llegó en el momento adecuado”.

“No hace ni dos años desde que por primera vez conocimos a Iwan y Manuela [Wirth] –explica Luis Chillida a swissinfo.ch–. En este tiempo hemos llegado a una serie de acuerdos, porque tanto ellos como nosotros buscábamos lo mismo. Ellos tienen gran interés por la cultura y por poner a Chillida en el sitio en el que debería estar”.   

Hauser & Wirth tiene el objetivo de profundizar en el conocimiento de la obra de Eduardo Chillida. “La galería trabaja en estrecha colaboración con la familia del creador para aumentar el conocimiento internacional sobre el artista a través de exposiciones, publicaciones, el archivo y la colocación de las obras en importantes colecciones y museos”, ha respondido Hauser & Wirth a swissinfo.ch por escrito.

Compuesto de jardines, bosques y un antiguo caserío del siglo XVI, donde las esculturas se integran en el paisaje, Chillida Leku (ubicado en Hernani, a seis kilómetros de San Sebastián) alberga el conjunto más amplio y representativo de obras del artista. Y ahora reabre sus puertas con la retrospectiva Eduardo Chillida. EcosEnlace externo, que podrá visitarse hasta finales de 2019.

De Lucerna a Hernani 

Esta exposición está formada sobre todo por esculturas pertenecientes a la colección del museo, que se ha enriquecido con obras que proceden de otras colecciones públicas y privadas, como la escultura Buscando la luz III, que Hauser & Wirth ha traído, desde Lucerna, para esta reapertura. Y que, según el comisario de la exposición, Ignacio Chillida, permanecerá aquí “una buena temporada”.  

Galería de fotos de obras del escultor Eduardo Chillida en San Sebastián y en el museo Chillida Leku de Hernani

Las obras más delicadas se exhiben en el interior del caserío Zabalaga. Aquí siguen un recorrido cronológico por las etapas más relevantes del escultor vasco. La colección se plantea también como un viaje a través de los materiales y técnicas que el artista abordó: yeso, hierro, madera, tierra chamota, alabastro o papel, entre otros.   

Asimismo, acoge una muestra dedicada a la serie Peine del viento, cuya pieza central está en San Sebastián y se ha convertido en un símbolo de la ciudad. De hecho, el Ayuntamiento de San Sebastián ha comenzado la tramitación para solicitar que la UNESCO declare Patrimonio de la Humanidad la plaza y las esculturas del Peine del viento (tres grandes piezas de acero de once toneladas cada una).  

Eduardo Chillida, que está considerado como una de las figuras más destacadas de la escultura de la segunda mitad del siglo XX, dejó escrito “un día soñé una utopia: encontrar un espacio donde pudieran descansar mis esculturas y la gente caminara entre ellas como por un bosque”.

Chillida "un día soñé..."

Recorrido por Chillida Leku, el sueño del escultor hecho realidad

Adaptarse al siglo XXI

Y para ello el artista buscó un lugar en su tierra en el que poder instalar su obra, “porque aquí quería dejar sus raíces”, explica uno de sus hijos.

Siguiendo aquel sueño, el escultor y su mujer, Pilar Belzunce, idearon este museo para albergar toda su obra. Chillida Leku (el lugar de Chillida, en lengua vasca) se inauguró el 16 de septiembre del año 2000. Aquel día, entre otros, estuvieron presentes el canciller alemán Gerhard Schröder y los reyes de España. Tras grandes dificultades económicas, que llevó a la familia a tener que vender alguna obra, el 31 de diciembre de 2010 el museo cerró sus puertas.

En esta nueva etapa, bajo la dirección de Mireia Massagué, el museo ha intentado adaptarse al siglo XXI. Ofrece visitas guiadas en español, francés, inglés, alemán, italiano y ruso, entre otros idiomas.

Desde que Hauser & Wirth anunció la representación de la obra de ChillidaEnlace externo, se han llevado a cabo varias exposiciones que, tal y como ha explicado Ignacio Chillida, son un importante escaparate para el museo. “Estas exposiciones son como emisarios que mandamos por el mundo, que hacen que la gente entienda que quien quiera profundizar en la obra de Eduardo Chillida tiene que venir a Chillida Leku”.  

Chillida en Suiza y Alemania

A principios de este año, la galería Hauser & Wirth expuso en ZúrichEnlace externo una selección de trabajos de Eduardo Chillida que rara vez se habían mostrado en público anteriormente. Además de dibujos, grabados y sus “gravitaciones”, mostraron esculturas en acero, granito y alabastro provenientes de colecciones suizas.

Coincidiendo en el tiempo, el Museo de Wiesbaden ha realizado la retrospectiva Eduardo Chillida. Arquitecto del vacíoEnlace externo, visitada por 66 000 personas. Ha sido la presentación más completa de Chillida jamás expuesta en Alemania.

Chillida Leku se une a toda una serie de instalaciones culturales de primer orden como el Guggenheim en BilbaoEnlace externo, el Centro BotínEnlace externo en Santander, el ArtiumEnlace externo en Vitoria o el Museo BalenciagaEnlace externo en Getaria. “El norte de la Península [España] se está convirtiendo en un polo cultural muy importante”, dice Massagué.

La familia Chillida confía en que esta reapertura genere un mayor interés en el mundo por la obra de este artista vasco. “Muchas veces es complicado poder organizar una gran exposición. Hauser & Wirth tienen esa capacidad y esas ganas de poder apostar por proyectos importantes en distintos lugares donde no habíamos podido estar hasta ahora. Se abren nuevos horizontes y posibilidades para la obra de nuestro padre”, dice Luis Chillida.

Chillida, arquitecto del vacío

Considerado por muchos el escultor español más relevante del siglo XX, su obra (que combina conceptos universales con un compromiso con el País Vasco) está presente en las colecciones de los museos más importantes del mundo.

Nacido en San Sebastián en 1924, comienza a estudiar arquitectura. Tras abandonar esos estudios, en 1948 se traslada a París donde realiza su primera escultura en yeso.

En 1951 regresa al País Vasco y comienza a experimentar con materiales como el hierro, la madera y el acero, y surge su preocupación por el espacio.

En 1958 representa a España en la Bienal de Venecia, donde recibe el Gran Premio Internacional de Escultura. El primero de otros muchos galardones como el Premio Kandinsky (1960); el Premio Carnegie de escultura (1964); Gran Premio de las Artes de Francia (1984) o el Príncipe de Asturias de las Artes (1987), entre otros.

En 1966 el Museo de Bellas Artes de Houston le dedica una retrospectiva. A partir de ahí, su obra se expone en la National Gallery de Washington (1979), en el Museo Guggenheim de Nueva York (1980), o en el Museo Nacional Reina Sofía de Madrid (1999). 

Recibe infinidad de encargos para realizar esculturas en gran formato: desde Alrededor del vacío V, colocada en Washington, hasta el Peine del viento XV, en San Sebastián, Elogio del agua, en Barcelona, Elogio del Horizonte, en Gijón, o Berlín, frente a la Cancillería Federal de la capital alemana.

Fin del recuadro

swissinfo.ch

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes