Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

El apoyo de Suiza en el diálogo EE UU-Irán




Suiza está lista para facilitar el diálogo entre Estados Unidos e Irán, señala la diplomática suiza Livia Leu Agosti, única embajadora mujer en Teherán.

Sin embargo, en una entrevista escrita con swissinfo, advierte que cualquier acercamiento entre Washington y Teherán requerirá tiempo.

Leu Agosti, embajadora en Irán desde principios de año, manifiesta su inquietud sobre la difícil situación de los derechos humanos en Irán y subraya su convencimiento de que el diálogo con las autoridades iraníes es el mejor modo de lograr cambios en ese rubro.

swissinfo: Washington y Teherán adoptaron medidas para el diálogo durante los últimos meses. ¿Cómo ve usted el desarrollo de las relaciones?

Livia Leu Agosti: Ambos países han iniciado un cuidadoso y positivo acercamiento. Como primer paso, los dos lados están en el proceso de cambiar su vocabulario y de permitir contactos informales.

Si nosotros todavía vemos y oímos señales mezcladas de ambos lados, es normal después de casi 30 años sin relaciones. Cualquier acercamiento requerirá tiempo.

swissinfo: ¿Qué papel juega Suiza en 'el diálogo' entre los dos países, o qué papel podría jugar, más allá del hecho de que Berna represente los intereses estadounidenses en Irán?

L.L.A.: Suiza ha representando los intereses estadounidenses en Irán durante casi 30 años. Ese papel reviste dos aspectos: proporcionar servicios consulares a los ciudadanos americanos que viven en Irán, por una parte; y asegurar un canal confidencial de comunicación entre los dos países, por otra.

Este mandato, denominado Poder de Protección, forma parte de los clásicos buenos oficios de Suiza. Si los dos lados lo desean, nosotros estaríamos listos a facilitar un diálogo adicional.

swissinfo: Berna ha propuesto un 'rol suizo' como contribución a una solución diplomática de la cuestión nuclear. ¿La diplomacia suiza sigue activa en ese campo?

L.L.A.: En la coordinación con todos las partes implicadas, Suiza ha desarrollado ideas sobre cómo traer a ambas partes a la mesa de negociaciones. En este contexto nos complació acoger en Ginebra las conversaciones de julio pasado en las cuales, por primera vez, participó un alto funcionario del Departamento de Estado de Estados Unidos.

Durante los pasados meses, el P5+1 (los 5 miembros permanentes del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y Alemania) han tratado de adaptar su enfoque a la nueva política estadounidense con Irán, que apenas comienza a tomar forma.

Una vez que el futuro formato de conversaciones esté más claro, Suiza podría hacer contribuciones al proceso, todas las partes lo desearían.

swissinfo: La elección presidencial de Irán tiene lugar en junio. ¿Qué cambios espera usted si triunfa un reformador?

L.L.A.: La posición del presidente iraní es esencialmente la de un jefe de Gobierno. Contrariamente a otros países, el presidente no es la más alta instancia en la República Islámica de Irán.

Las principales directivas que el país toma corresponden al líder supremo o religioso, Ayatolá Ali Jamenei. Él tiene la última palabra en todos los asuntos importantes, como la relación con EEUU y el tema nuclear, y cualquier presidente está atado por sus directivas.

Mientras las reglas del líder supremo se mantienen en gran parte entre bastidores, el presidente es la cara más visible de la República Islámica. En ese sentido su persona y su personalidad son importantes para la imagen del país.

swissinfo: Irán prosigue con la ejecución de menores, las lapidaciones, las violaciones de la libertad de expresión y de los derechos de las minorías, a pesar del diálogo regular entre Berna y Teherán sobre derechos humanos. ¿Cómo manifiestan su preocupación al respecto?

L.L.A.: Para Suiza el respeto de los derechos humanos es una prioridad. Entonces sí, estamos preocupados por las violaciones que usted ha mencionado y seguimos abordando el tema con las autoridades. Desde 2003 tenemos un diálogo sobre derechos humanos con Irán, como lo tenemos con algunos otros países.

Desde luego, éste no es un nunca un tema fácil de discusión, pero estamos convencidos de que el diálogo es la mejor manera de avanzar en la causa de los derechos humanos.

swissinfo: ¿Piensa que Suiza debería ejercer más presión sobre las autoridades iraníes?

L.L.A.: Suiza no es una superpotencia y nuestra fuerza no radica en el poder. Nuestra tarjeta de triunfo es el derecho internacional, del que somos fuertes defensores.

Somos muy constantes en el señalamiento de violaciones al derecho internacional, donde sea que se produzcan, y este objetivo enfoque nos ha dado mucha credibilidad. Eso nos permite plantear preguntas críticas - y también ser escuchados.

swissinfo: ¿Las próximas votaciones en Suiza sobre la prohibición de alminares es un tema de discusión en Irán?

L.L.A.: Hasta ahora, la iniciativa sobre una prohibición de alminares no ha recibido mucha atención pública. Como en todos los países musulmanes, hemos informado a las autoridades sobre nuestro orden legal y nuestro sistema político de democracia directa, y también sobre los objetivos y el fondo de esa iniciativa.

Mientras que ellos entienden que la iniciativa no apunta mezquitas o el Islam en su conjunto, realmente la miran como básicamente hostil hacia los musulmanes.

swissinfo: Usted es una de las pocas diplomáticas en Irán. ¿Tiene dificultades en una sociedad reglamentada por los hombres? ¿Cómo maneja la necesidad de portar el velo?

L.L.A.: En realidad, soy la única embajadora mujer en Irán, la otra representante femenina, de Sierra Leona, concluyó su misión antes de que yo llegara.

Hasta ahora, esta posición no ha sido una desventaja. El tratamiento que me han dispensado las autoridades ha sido respetuoso, profesional y expeditivo – pude presentar mis cartas credenciales al presidente en un mes, que es casi un récord.

En cuanto al uso del velo en sitios públicos, es una obligación legal para cualquier mujer independientemente de su nacionalidad, religión o rango.

Entiendo la pregunta sobre esta obligación, pero como diplomática se me pide respetar las leyes de mi país de residencia.

Entrevista swissinfo: Federico Bragagnini
(Traducción: Marcela Águila Rubín)

Contexto

Suiza representa los intereses de EU en Irán desde 1980.

Representante oficial de Suiza en Irán, Livia Leu Agosti es la única mujer embajadora en ese país.

La ministra suiza de Exteriores Micheline Calmy-Rey, realizó una polémica visita polémica a Teherán el año pasado, en la que asistió a la firma de un contrato de gas entre el gobierno iraní y una empresa privada suiza de energía.

El año pasado, un funcionario estadounidense de alto rango participó en Ginebra en conversaciones sobre el tema nuclear en las que también Irán tomó parte.

SUIZA-IRÁN LAZOS ECONÓMICOS

Irán fue el cuarto mercado para las exportaciones de Suiza en el Cercano Oriente en los pasados dos años.

Las exportaciones a Irán, principalmente maquinaria, productos farmacéuticos y agrícolas, ascendieron a 846,6 millones de francos en 2008 (740,6 millones de dólares), según la Secretaría de Estado de Economía (Seco).

Suiza estaba entre los 15 primeros países importadores de productos iraníes en 2007.

Las importaciones de Irán, sobre todo alfombras y productos agrícolas, descendieron a 23,5 millones, un decremento del 39 % respecto a 2007.

Suiza e Irán concluyeron acuerdos bilaterales sobre la protección de la inversión y la doble tributación, así como en materia de comercio y transporte aéreo.



Enlaces

×