Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Corredores trabajan en la Bolsa de Nueva York, el 9 de enero de 2017

(afp_tickers)

El índice industrial Dow Jones, el más antiguo y emblemático de Wall Street, pasó este viernes por primera vez los 20.000 puntos gracias al entusiasmo de los mercados con el presidente estadounidense Donald Trump.

El récord corona una ola alcista desatada el 8 de noviembre cuando Trump ganó las elecciones con la promesa de reducir impuestos, eliminar reglamentaciones y estimular obras de infraestructura como forma de empujar el crecimiento de la mayor economía del planeta.

El alza de este miércoles muestra que los inversores están dejando de lado sus preocupaciones por el proteccionismo comercial de Trump y sus políticas que dividen a la sociedad estadounidense.

Los agentes se fijan en cambio en las expectativas de que por contar con mayoría en el Congreso el presidente pueda concretar su agenda de estímulos a la actividad económica.

Sam Stovall, jefe de inversiones de la firma CFRA, dijo que este miércoles fue "un día monumental".

Estimó que el mercado puede contraerse algo en los próximos días pero sin llegar a una caída pronunciada.

JJ Kinahan, analista de TD Ameritrade, lo celebró en su cuenta de Twitter.

Escribió "Dow 20K" y añadió la imagen de una copa de champagne aún cuando el hito alcanzado por el Dow no es más que simbólico. "Es algo excitante, pero a grandes rasgos, no creo que signifique mucho", dijo Kinahan.

Mientras el Dow brilla como signo de la fortaleza económica de Estados Unidos, los inversionistas profesionales siguen más de cerca el índice S&P 500 que también está en niveles jamás alcanzados.

Entre los principales ganadores de las 30 compañías del Dow Jones, se cuentan Boeing, que subió 4,2% tras óptimos resultados del último trimestre de 2016, y Caterpillar, que avanzó 2% por sus ganancias del trimestre pasado.

- Retorno del impulso alcista -

Al pasar los 20.000 puntos luego de varios intentos frustrados, el mercado recuperó impulso tras la ola alcista que precedió a la elección de noviembre y que se fue mitigando desde mediados de diciembre hasta que Trump asumió el viernes pasado.

Para los analistas, el mercado recuperó el envión el martes cuando Trump revivió la construcción de dos oleoductos que habían sido cancelados por su antecesor Barack Obama.

Lo de los oleoductos "no fue una sorpresa, por cuanto encaja con su retórica de campaña, pero fue un oportuno recordatorio para los inversores que estaban indiferentes ante lo que haría el gobierno de Trump para hacer crecer la actividad económica de Estados Unidos", dijo el analista de Briefing.com Patrick O'Hare.

El alza estimuló a comprar acciones a los inversores que ahora temen quedar excluidos, añadió.

De todos los planes de Trump, lo que más alienta a los empresarios son las rebajas de impuestos lo cual contribuirá a aumentar sus ganancias. También los seduce la promesa de incrementar del gasto público para estimular el crecimiento económico.

- El mercado desdeña polémicas -

La renovada confianza en Trump mostrada por Wall Street muestra que los inversores desdeñan el temor de que el proteccionismo del presidente desate una guerra en el comercio mundial y que, por otro lado, se agudicen los problemas domésticos debido a sus controvertidas políticas sociales.

Trump anunció el miércoles que investigará lo que considera un fraude en su contra perpetrado en las elecciones y volvió entonces a dar vida a denuncias que fueron desestimadas por infundadas.

También el miércoles ordenó construir un muro en la frontera con México para contener la inmigración ilegal. Con eso cumplió una de sus más polémicas promesas electorales pero que le valieron acusaciones de ser mezquino y xenófobo y de malgastar fundos públicos.

Varios analistas compararon la hostilidad a Trump a la que generó Ronald Reagan al ganar las elecciones de 1980. Empero, los mercados normalmente no se dejan influenciar mucho por los problemas sociales a menos que tengan una dimensión colosal.

Kinahan dijo que varias de las políticas de Trump más controversiales, como su enérgico proteccionismo, puede servirle como elemento de negociación político dentro de Washington.

Trump "ha estado toda su vida en negocios inmobiliarios de manera que sabe lo que es negociar", dijo. "Cuantas más cosas presentes, más fichas tienes para negociar", dijo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP