AFP internacional

Una combatiente del ELN el 26 de enero de 2017 en Colombia

(afp_tickers)

El ELN, última guerrilla activa de Colombia y en negociaciones de paz con el gobierno, secuestró al padre de un alcalde y voló un oleoducto en el noreste del país, indicó el Ejército este viernes, subrayando el "daño" que actos así hacen a las pláticas.

"Estamos reportando dos hechos de terrorismo del ELN en el Catatumbo", dijo a periodistas el general Alberto Mejía, comandante del Ejército, al informar sobre el secuestro de Cristo Contreras, padre de Edwin Contreras, alcalde del municipio El Carmen (Norte de Santander) y de la explosión de un tramo de un oleoducto en esa misma zona fronteriza con Venezuela.

Cristo Contreras desapareció el jueves de su finca en el corregimiento Guamalito, cuando fue sacado del lugar por desconocidos, mientras la explosión del oleoducto Caño Limón-Coveñas se produjo el miércoles por la noche, indicaron fuentes oficiales.

Mejía destacó la pérdida de "legitimidad" que estas acciones producen en los diálogos de paz, iniciados la semana pasada con miras a poner fin a un conflicto armado de más de medio siglo.

"Estos mensajes le hacen mucho daño al proceso", señaló. "El gobierno tiende la mano y responden de esta manera", agregó.

El gobierno de Juan Manuel Santos y el Ejército de Liberación Nacional (ELN), último grupo insurgente activo tras la paz con las FARC, lanzaron el 7 de febrero en Quito una mesa formal de conversaciones para acabar más de medio siglo de conflicto armado, retrasada desde octubre porque los rebeldes mantenían rehén al excongresista Odín Sánchez.

La víspera, en su primera declaración sobre el avance de los debates, las partes informaron de "un primer acuerdo" para crear dos sub-mesas de trabajo: una para tratar la participación de la sociedad en la negociación y otra que discutirá acciones humanitarias, entre otras la disminución de la intensidad del conflicto.

"Cada atentado (...) es un hecho que en vez de acercar, aleja y, en vez de facilitar, dificulta la llegada a una situación de cese al fuego bilateral", dijo entonces el jefe negociador del gobierno, Juan Camilo Restrepo.

Más temprano el jueves, Restrepo había repudiado en Twitter un ataque que dejó dos soldados heridos por un artefacto explosivo el martes por la noche en la vía Bogotá-Villavicencio (centro), y que las fuerzas militares también atribuyeron al ELN.

- Por el "cura Pérez" y Camilo Torres -

Según el Ejército, estas accciones del ELN son en conmemoración de las muertes de dos dirigentes emblemáticos del grupo rebelde: la del sacerdote español Manuel Pérez, conocido como el "Cura Pérez", el 14 de febrero de 1998, y la del sacerdote Camilo Torres, el 15 de febrero de 1966.

"Celebran rompiendo el oleoducto. Hablan de proteger el ambiente y destruyen el ambiente en el Catatumbo. Y celebran secuestrando. Esa es su mentalidad irracional", dijo Mejía.

Alzado en armas desde 1964, el ELN cuenta con unos 1.500 combatientes según fuentes oficiales.

En un comunicado este viernes, Carlos Alfonso Negret, titular de la Defensoría del Pueblo, que vela por los derechos humanos, exigió respeto por la vida de Contreras así como su "liberación inmediata sin condiciones"

Contreras tiene 57 años y se recupera de una cirugía de corazón por la que está bajo medicación las 24 horas del día, detalló.

Santos, flamante Nobel de Paz, aspira a cerrar un acuerdo con el ELN para alcanzar la "paz completa", tras la firma en noviembre de un histórico pacto con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas), principal y más antigua guerrilla del país.

Colombia llora más de 260.000 muertos en más de medio siglo de violencia fratricida, en conflicto que ha involucrado a guerrillas, paramilitares y agentes de la fuerza pública.

AFP

 AFP internacional