Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

El Foro Económico Mundial abre el debate en Cartagena


Medio millar de protagonistas económicos y políticos se reúnen a partir de hoy (06.04) en Colombia para hablar sobre las perspectivas económicas de Latinoamérica durante la próxima década.

Castigada recurrentemente por la inestabilidad económica y política, América Latina fue, no obstante, una de las regiones más estables durante la crisis de los subprime.

En materia económica, Latinoamérica es una de las regiones más atractivas del mundo. Posee un mercado de 600 millones de consumidores potenciales, en donde uno de cada dos es menor de 30 años.

Toda una promesa comercial.

Y como región, Latinoamérica tuvo el acierto en la década de los 90 de echar a andar una serie de reformas estructurales que incluyeron el saneamiento de las finanzas públicas o la reestructuración de las pensiones. Decisiones que le rindieron frutos durante la crisis de los supbrime, coyuntura en donde se convirtió en uno de los mercados más sólidos en plena racha de volatilidad.

Pero la partida está lejos de ser ganada. América Latina ha sido también víctima de malos gobiernos durante las últimas cinco décadas, y temas como la corrupción, la inseguridad o el narcotráfico siguen a la orden del día. Todos ellos, enemigos declarados de la inversión extranjera.

Este martes (06.04) inicia en Cartagena el primer foro regional que el World Economic Forum (WEF) organiza en Colombia, y el debate, que durará tres días, promete ser generoso.

Estabilidad presente

Actualmente, cinco países operan como pilares económicos de la región.

Colombia, Perú, Chile, México y Brasil representan 80% del PIB de la región, y se trata de economías que cuentan con rasgos en comunes como finanzas públicas sanas, mercados internos dinámicos, democracias legítimas y una perspectiva de crecimiento interesante, afirmó Emilio Lozoya.

En una rueda de prensa destinada a presentar el proyecto, el Director del WEF para América Latina agregó que se esperan unos 550 participantes de al menos 40 países distintos.

El 75% de ellos son hombres de negocios, detalló el mexicano, frecuentemente Directores Generales y Presidentes empresariales vinculados a proyectos de envergadura en su país de origen. De ahí la importancia de la cita de Cartagena, citó.

Latinoamérica es una región que ha sufrido mucho y que ha vivido la desigualdad, pero que trabaja intensamente para mejorar esa situación. La percepción que dichos participantes transmitan en sus entornos a su regreso será muy positiva para el desarrollo de la región, dijo Lozoya.

Sobre Colombia, que se reconoce a sí misma como una región en donde el dinamismo económico y el narcotráfico aún conviven día tras día, Lozoya afirmó que las 1000 empresas que son miembros activos del WEF fueron consultados sobre el sitio en el que se realizaría dicho encuentro regional, y avalaron claramente que se celebrara en Cartagena, lo que en su opinión es un claro voto de confianza a la transformación que experimentado el país durante los últimos años.

Chile y Haití

Entre los jefes de estado que están confirmados en el foro de Cartagena están Álvaro Uribe, presidente de Colombia, en su calidad de anfitrión; Álvaro Colom Caballeros, presidente de Guatemala; Fernando Armindo Lugo Méndez, presidente de Paraguay; y Ricardo Martinelli, presidente de Panamá.

La plenaria de la que toman parte los mandatarios se centrará en el potencial del comercio internacional que tienen sus países y en el reto que enfrentan de reducir la pobreza y la desigualdad.

Otro de los debates será encabezado por el suizo Klaus Schwab, fundador y presidente del WEF, y participarán también Ferdinando Beccali Falco, presidente de GE International; Graham Mackay, Director de la británica SABMiller, y Enrique Peña Nieto, gobernador del Estado de México (México), nuevamente sobre el desarrollo y potencial de la región.

En la cita con la prensa previa a la inauguración, el Presidente colombiano, Álvaro Uribe, destacó que también están inscritos en la agenda temas como nuevas oportunidades de inversión, cooperación gubernamental e internacional para mejorar el comercio regional, la seguridad y el impacto ambiental.

Y los vecinos de Latinoamérica no se desentenderán de la situación de excepción que viven Chile y Haití, quienes enfrentaron sendos terremotos durante el primer bimestre del año.

Se hablará también de asistencia para Haití y Chile, ya que su reconstrucción será un proceso largo y que requiere el compromiso de los demás, acotó Uribe.

Capital humano, la clave

América Latina crecerá 4% este año, mientras Europa lo hará con suerte a una tasa del 1,5%; sin embargo, la región de habla hispana depende aún de forma excesiva de energéticos como el petróleo y la discusión en la búsqueda de alternativas para diversificar las economías.

Como sucede en Davos, en Cartagena también se organizarán múltiples salones de trabajo que operan de forma simultánea.

Algunos de los temas que más interesan a los empresarios latinoamericanos son las alternativas que existen para mejorar los estándares de producción, las cadenas de suministro, la infraestructura de energía y transporte y los sistemas educativos y sanitarios.

Para difundir la importancia del foro, el WEF ha echado mano de la tecnología y sus posibilidades. Por ejemplo, vía la difusión de entrevistas en línea con algunos de las participantes más activos.

Luis Fernando Alarcón, presidente del colombiano Grupo Empresarial ISA, tomó parte de esta iniciativa. En su mensaje al mundo destacó que América Latina debe invertir sobre todo en su gente.

“Tenemos países con poblaciones jóvenes y esto representa una gran ventaja a nivel internacional, pero hay que invertir en esa fuerza productiva, en la gente; y debemos instrumentar políticas que permitan promover el crecimiento, pero que sean respetuosas también del medioambiente”, citó.

Suiza participa en Cartagena como organizadora, vía el WEF, pero también a través de sus principales empresas. Grupos como Nestle, ABB, Xtrata, UBS, Credit Suisse, Novartis o Roche estarán presentes en el encuentro, según los organizadores del WEF.

La economía mundial despega. Y los empresarios están impacientes por tomar parte del juego.

Andrea Ornelas, swissinfo.ch

Datos clave

Al foro del WEF en Cartagena que se celebra esta semana llegarán participantes de 40 países. El 60% de ellos vienen de América Latina, el resto de Europa, Norteamérica y otras regiones.

Antes de Cartagena, se celebraron reuniones regionales del WEF en Río de Janeiro (Brasil), Cancún (México), Santiago (Chile) y San Pablo (Brasil).

Cada empresario asistente al WEF de Cartagena debió pagar 3.000 francos suizos si es miembro del WEF y 4.000 francos si no lo es.

Preguntas a los líderes

A partir del 26.03, el WEF puso en marcha los “Debates de Davos sobre América Latina” en Youtube. Una discusión abierta al mundo sobre los retos de la región, pero simultáneamente, un foro en el que la sociedad civil puede plantear preguntas e ideas.

La pregunta que ejerce como punto de partida es: ¿Cuáles son los desafíos y las oportunidades de América Latina para los próximos 10 años?

Las posiciones vertidas en este espacio serán transmitidas a los mandatarios y empresarios asistentes a través de cabinas de video que permitirán a estos últimos responder a las inquietudes de la población, un ejercicio que ya se realizó en Davos, Suiza, y que se repetirá en Cartagena.

Éste es el tercer año en que el WEF incorpora en sus reuniones videos enviados por el público.

Contexto

Según su propia definición, el World Economic Forum (WEF), es un organismo independiente basado en Ginebra, Suiza. Su objetivo es promover el debate internacional que busca una economía global próspera, pero con equilibrio social.
El Foro del WEF en Cartagena firma hoy (06.04) el manifiesto de las mujeres “Compromiso por la igualdad de género”, que busca una mayor integración del sexo femenino a la vida productiva y directiva del sector privado latinoamericano.



Enlaces

×