Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El mundo del espionaje al descubierto

Jacques Baud es autor de una enciclopedia sobre los servicios secretos. (www.illustré.ch)

((www.illustre.ch))

Jacques Baud, antiguo agente secreto suizo, opina que los servicios de inteligencia deben contribuir a prevenir posibles conflictos.

Pero a veces los políticos hacen caso omiso de informaciones invalorables, destaca en entrevista con swissinfo.

Jacques Baud acaba de publicar 'La guerra asimétrica o la derrota del vencedor', por el momento sólo disponible en francés (*), y es también el autor de la 'Enciclopedia de Inteligencia y Servicios Secretos', cuya segunda edición ya está a la venta.

Este ex agente secreto ha trabajado en varios países africanos, en misiones encomendadas por el Gobierno suizo que, a menudo, consistían en reunir información sobre bandas terroristas.

En su opinión, Estados Unidos no recopiló pruebas suficientes de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) antes de emprender la intervención militar en Irak.

swissinfo: ¿A quién va dirigida su Enciclopedia?

Jacques Baud: Mi libro se dirige principalmente al mundo académico, pero suscita interés en mucha más gente.

Al iniciarse el proceso de democratización en Europa del Este, muchos países quisieron saber cómo funcionan los servicios secretos en una sociedad democrática. Algunas agencias de inteligencia incluso utilizan el libro para formar a sus agentes.

Escribir un libro sobre el trabajo de los agentes secretos resulta casi paradójico, ¿no?

J.B.: Pues no, porque lo único secreto de los servicios de inteligencia son los métodos y el trabajo (de los espías) en el terreno. Todo lo demás no es secreto.

Tras publicarse la primera edición del libro, varias agencias de inteligencia del mundo entero me enviaron de forma espontánea mucha información, porque querían que se las conociera debidamente.

El libro tuvo una muy buena acogida entre los profesionales de ese mundo.

¿El proceso de reclutamiento de los servicios de inteligencia suizos es más o menos abierto que en otros países?

J.B.: Ambas cosas. Es más abierto porque las ofertas de empleo se publican en los diarios, aunque sin mencionar que se trata de los servicios de inteligencia - simplemente se buscan analistas. Suiza es, además, un país pequeño y por lo tanto sus servicios de inteligencia también lo son.

Su función es más de análisis que servicios de recopilar información. Israel y Estados Unidos, por ejemplo, disponen de unos servicios inmensos dedicados a reunir información y de numerosos agentes. Claro, tienen los medios para ello.

En Suiza, no se estima que eso sea necesario.

¿Cómo proceden los servicios secretos suizos para no violar la neutralidad del país?

J.B.: La inteligencia es una actividad pasiva. Algunos países tienen operaciones cubiertas. No es el caso de Suiza. Y la neutralidad no es un problema.

Puede serlo, si se intercambian informaciones con otros servicios de inteligencia. Imagínese dónde estaría Suiza si antepusiera siempre su neutralidad.

¿Cómo reaccionan otras agencias de inteligencia cuando los gobiernos para los que trabajan no tienen en cuenta su labor?

J.B.: Es justo lo que estamos viendo ahora en la crisis iraquí. Lo decepcionante es que los servicios de inteligencia más importantes del mundo no hayan sido capaces de reunir las pruebas necesarias para tomar una decisión apropiada respecto a una guerra.

Pero esto no es cosa nueva. Una decisión política se adopta a menudo de forma visceral más que racional. Sabemos que los servicios secretos de Estados Unidos, especialmente la CIA, se sintieron muy molestos, cuando Colin Powell compareció ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas para presentar las supuestas pruebas de las infracciones iraquíes.

La CIA es consciente de que no dispone de un servicio de inteligencia apropiado para emprender una guerra. Lo que yo sé es que las agencias de inteligencia tienen numerosos analistas brillantes, que conocen perfectamente la cultura, política y gente de ciertos países.

Los políticos tienen otros objetivos y por eso a veces hacen caso omiso de las recomendaciones de los servicios de inteligencia.

¿Cómo puede mantenerse informado el Gobierno suizo sobre los últimos acontecimientos en Irak?

J.B.: Las fuerzas que integran la coalición son las únicas que saben exactamente lo que ocurre en el campo de batalla. Desde la trágica debacle vivida en Somalia, los estadounidenses retienen la información, y el resto del mundo sufre las consecuencias.

Durante la última Guerra del Golfo, los estadounidenses informaron con mayor precisión y detalle sobre los combates. Entre tanto han cambiado de estrategia por temor a las consecuencias negativas que pueda acarrearles el flujo abierto de información.

¿Hay que dar más peso a los servicios de inteligencia?

J.B.: Uno de los campos hoy es el estratégico, que consiste en identificar a tiempo los riesgos potenciales de conflicto. El objetivo es tratar los problemas de forma inmediata - no en términos militares, sino en términos sociales y financieros - para prevenir posibles focos de conflicto.

swissinfo, entrevista realizada por Faryal Mirza
(Traducción: Belén Couceiro)

(*)Jacques Baud, 'La guerre asymétrique ou la défaite du vainqueur', Editions du Rocher, 202 páginas

Contexto

Jacques Baud, nacido en 1955, es licenciado en Economía por la Universidad de Ginebra.

Concluidos sus estudios, trabajó en Naciones Unidas en Nueva York en el campo de la eliminación de las minas antipersona y posteriormente estuvo a cargo de la seguridad en los campos de refugiados en Zaire.

Tiene grado de coronel del Ejército suizo y trabajó para los servicios de inteligencia helvéticos de 1983 a 1990.

Acaba de publicar La guerra asimétrica o la derrota del vencedor' y es autor de varias obras, entre ellas la 'Enciclopedia del Terrorismo'.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes