Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

El poderío del arte globalizado

'Cubo negro', instalación del artista austriaco Heimo Zobernig.

(Keystone)

La 41ª edición de Art Basel, la mayor y más influyente feria de arte del mundo, abre sus puertas este miércoles bajo el signo del optimismo tras un año de transición marcado por la crisis.

Con más de 10.000 obras presentadas por 300 galerías de 37 países, la cita convierte a Basilea en capital mundial del mercado del arte.

A juzgar por la euforia visible entre los selectos invitados a la apertura esta edición, nadie diría que el mundo atraviesa las peores turbulencias financieras conocidas desde la Segunda Guerra Mundial. Mujeres elegantes, colas de coches alemanes de lujo al servicio de los VIP y un gran despliegue de millonarios llegados de los cuatro puntos cardinales se dieron cita el lunes en la ciudad a orillas del Rin.

Tampoco olía a crisis en la fiesta organizada en la noche del martes, que reprodujo en los techos de un edificio de la Messe-Platz una playa, con toneladas de arena... parasoles y piscina incluidas. Tampoco parece haber crisis en el aeropuerto de Basilea–Mulhouse, donde los jets privados hacen cola a la espera de depositar a los ricos coleccionistas que pueden darse el lujo del ‘first choice’ (primera elección) de las obras de arte más codiciadas e inaccesibles al resto de mortales.

En suma: un año más, el gran espectáculo de un arte globalizado y todopoderoso daba comienzo en una cita que reúne a más de 300 galerías internacionales escogidas con rigor, unos 70.000 visitantes y cientos de periodistas acreditados.

Según destacan los observadores y especialistas, a pesar de que la inmensa mayoría de galeristas y coleccionistas provienen (por el momento) de países como Alemania, Francia, Inglaterra o los Estados Unidos, se hace notar cada vez más la presencia del ‘grupo BRIC’. Que reúne a las nuevas potencias emergentes del mercado del arte planetario: Brasil, Rusia, India y China.

De hecho, la presencia brasileña es especialmente notable este año, y las cantarinas voces portuguesas se escuchan en todos los pasillos. Según comentaba a swissinfo.ch un iniciado, esto se debe a que el Gobierno de Lula da Silva ha apostado muy fuerte por la creación nacional y financia generosamente la presencia de sus galeristas y artistas en ‘la madre de todas las ferias’.

A ellos se suma una decena de galerías españolas que participan habitualmente de la cita. Se trata de Juana de Aizpuru, Helga de Alvear, Elvira González, Soledad Lorenzo o Pepe Cobo, entre otras. Otro invitado español de relumbrón es Carlos Urroz, el flamante director de ARCO, la feria de arte contemporáneo de Madrid.

Arte sin límites

Los invitados VIP y los medios de comunicación acreditados tenían acceso el lunes a ‘Art Unlimited’, gigantesco espacio que recuerda un hangar donde se presentan obras de arte en gran formato, imposibles de montar en el espacio restringido de una galería convencional.

El responsable de la selección, el comisario suizo Simon Lamunière se declaró satisfecho de la calidad de las propuestas y de la nueva distribución en el espacio. “Menos piezas que permiten centrar mejor la atención del visitante”, comentó a swissinfo.ch. Lamunière destacó el optimismo perceptible entre galeristas, coleccionistas y observadores.

“A pesar de la crisis, muchas galerías han apostado fuerte por proyectos arriesgados e innovadores. De hecho, tras un 2009 difícil, se vuelve a sentir la tensión creativa de ediciones anteriores”, valoró Lamunière.

Entre las 56 propuestas monumentales presentadas en ‘Art Unlimited’ destacan piezas como ‘Hero N° 1’, del chino Zhang Huan, representando una gigantesca cabeza realizada en cuero de buey. La ‘Pipeline Field’, de Michael Butler, el laberinto creado con tubos de cartón por Pistoletto o la escultura penetrable del español Sergio Prego, titulada ‘Ikurriña Quarter’.

Otros dos creadores españoles presentes en Basilea son Alicia Framis, con su performance ‘Lost Astronaut’ y Dora García con ‘un homenaje a los hombres que he amado’, entre los que se cuentan artistas como Bertolt Brecht o Robert Altman.

Aunque este año se ven menos obras en vídeo que en ediciones anteriores, cabe mencionar la gigantesca proyección titulada ‘Frontier’ (2009) de Doug Aitken. También llama la atención la propuesta de la cineasta francesa Agnès Varda, quien ha montado una tienda de playa mediterránea que hace de teatro en el que los visitantes ven una proyección.

Arte en la ciudad

Uno de los puntos fuertes de esta edición es el ‘Art Parcours’, que propone una serie de obras en el casco histórico de Basilea. A lo largo de tres noches consecutivas, se presentarán obras y ‘performances’ de artistas como John Bock, Angela Bulloch, Daniel Buren, Nathalie Djurberg y Hans Berg, Aurélien Froment, Ryan Gander, Damián Ortega, Martha Rosler y Cerith Wyn Evans.

Las intervenciones de los artistas podrán visitarse en lugares emblemáticos de Basilea, tales como el Ayuntamiento, la Catedral (Münster), la Universidad o incluso en barcos atravesando el Rin. La presentación del evento tendrá lugar este jueves.

Pero este año el arte es protagonista en Basilea por partida doble. Al diluvio de Art Basel se ha sumado la entrega de los ‘Swiss Art Awards’, que premian lo mejor del arte helvético. Estos galardones han reconocido el brillante momento que atraviesa la creatividad suiza dando un total de 31 premios a las artes plásticas y la arquitectura, seleccionados entre 647 participantes.

A recordar, según los especialistas, la instalación ganadora del Premio Federal de Arte Joven. Se trata de Pauline Julier, de 29 años, galardonada por el vídeo experimental ‘Noé’, filmado en los hielos del norte.

A la hora de las conclusiones, cabe un cierto escepticismo ante la oleada de optimismo generalizado que parece dominar a galeristas y especialistas. Pero dado que la feria guarda con riguroso secretismo sus cifras de venta y su volumen de negocio, será imposible manejar datos concretos que demuestren (o no) la solidez de este nuevo momento dulce del mercado del arte mundial.

A pesar del innegable poderío del arte, nadie duda de que hoy la verdadera estrella en Basilea serán las pantallas de televisión que retransmitan el encuentro Suiza-España desde el Mundial de Sudáfrica. Los artistas del balón reemplazarán por dos horas a los creadores de los lienzos y las esculturas.

Rodrigo Carrizo Couto, Basilea, swissinfo.ch

Art Basel

Art Basel, y su hermana gemela Art Basel Miami Beach, ocupan el primer puesto incontestado a escala mundial entre las ferias de arte contemporáneo, muy por delante de sus competidoras Frieze, en Londres, FIAC, en París, o ARCO, en Madrid.

Art Basel fue creada en Basilea por el mecenas y coleccionista Ernst Beyeler en 1968. Su primera edición tuvo lugar del 11 al 16 de junio de 1970 con apenas 90 expositores.

En Basilea se presentan más de 300 galeristas y expositores llegados de Europa, Asia y América. El mundo árabe, China e India comienzan a tener una presencia cada vez mayor entre los nuevos coleccionistas.

La gestión de Art Basel corre por cuenta de Messe Schweiz, empresa que se ocupa igualmente de eventos como Baselworld, la feria mundial de relojería y joyería.

Art Basel es acompañada igualmente de numerosas manifestaciones paralelas, como ‘Liste 09 – La feria de arte joven’, ‘Design Miami/Basel’ o diversas exposiciones especiales presentadas por los diversos museos de Basilea.

Fin del recuadro


Enlaces

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes