AFP internacional

El primer ministro tunecino, Habib Essid, pronuncia un discurso en el Parlamento tunecino el 30 de julio de 2016, en Tunisia

(afp_tickers)

El primer ministro de Túnez, Habib Essid, perdió el sábado una moción de confianza en el parlamento, con la práctica totalidad de votos en su contra, solo un año después de llegar al cargo.

Como estaba previsto, los diputados retiraron la confianza a su gobierno con 118 votos en contra, tres a favor y 27 abstenciones.

Essid, un independiente de 67 años, llevaba dos meses bajo una fuerte presión, después de que el presidente tunecino, Béji Caid Essebsi, lo desautorizara y urgiera a la formación de un gobierno de unidad nacional.

Su ejecutivo ha sido fuertemente criticado por su incapacidad para superar la crisis económica en el país, la alta tasa de desempleo y la inseguridad, tras los ataques yihadistas ocurridos en los últimos meses.

La partida del gobierno hace temer un nuevo período de incertidumbre en Túnez.

El presidente debe iniciar una rueda de consultas y en un plazo de 10 días encargar nuevo gobierno a una personalidad que sea considerada como la "más apta".

El 2 de junio el presidente había manifestado que el país necesitaba un gobierno de unidad nacional.

Luego varios partidos, entre ellos los cuatro en el poder (Nidaa Tounès, Ennahda, Afek Tounès y UPL), habían anticipado su voto de censura.

Formado hace un año y medio el actual gobierno había sido acusado de ineficiencia en momentos en que Tunez afronta un período difícil.

En efecto si bien el país tuvo éxito en una transición política tras la revolución de 2011, su economía sigue en crisis al igual que el tema seguridad ante reiterados ataques yihadistas.

afp_tickers

 AFP internacional