El rey de Marruecos nombra nuevo primer ministro tras cinco meses de bloqueo


 AFP internacional

El rey Mohamed VI de Marruecos (d) se reúne con el nuevo primer ministro, Saad-Eddin El Othmani, el 17 de marzo de 2017 en Casablanca

(afp_tickers)

El rey marroquí Mohamed VI nombró este viernes al islamista Saad-Eddin El Othmani nuevo primer ministro para intentar formar un Gobierno tras cinco meses de bloqueo, anunció el gabinete real.

Psiquiatra de formación y figura del Partido Justicia y Desarrollo (PJD, islamista), El Othmani fue ministro de Relaciones Exteriores entre enero de 2012 y octubre de 2013.

Saad-Eddin El Othmani reemplaza en el cargo a Abdelilah Benkirane, que es secretario general del PJD, que no pudo formar un Gobierno.

Benkirane dirigió el Gobierno desde la histórica victoria del PJD, en el fragor de la 'primavera árabe'. El rey lo mantuvo en su puesto después de las elecciones legislativas del 7 de octubre, en las que se impuso el PJD.

"La opción El Othmani es la más lógica y más razonable en términos de estatuto, ya que es el número dos del partido y su exsecretario general", declaró a la AFP Abdellah Tourabi, investigador y comentarista político marroquí.

"Es muy popular en su formación y apreciado por los otros sectores políticos. Es un hombre de consenso, no es frontal y su estilo podría zanjar con el de Benkirane", continuó.

El Otmani, nativo del sur del país, deberá dejar atrás las dificultades que afrontó su predecesor.

Entre ellas las múltiples condiciones para participar en el Gobierno planteadas por un nuevo peso pesado de la política local, el millonario y exministro de Agricultura, Aziz Akhannouch.

Al frente del RNI después de las elecciones de octubre, Akhannouch forjó una alianza de pequeños partidos que le permitió hacer frente a Benkirane.

Exigía que entraran en el Gobierno dos formaciones aliadas y que se alejara a Istiqlal, que respalda a Benkirane.

Benkirane proponía en cambio reconducir la heteróclita alianza saliente, compuesta por cuatro formaciones que incluía a los islamistas, los liberales y los excomunistas.

Los dirigentes del PJD se reunirán el sábado para decidir la línea a adoptar en las negociaciones, las que se anuncian difíciles: el secretario general del PJD estimó el jueves que Benkirane no era el responsable del bloqueo y responsabilizó a "algunos partidos políticos que plantearon múltiples condiciones".

La formación islamista subrayó igualmente que si "las condiciones planteadas por esos partidos persisten, será difícil constituir un Gobierno, sea cual fuere el jefe de Gobierno designado".

En Marruecos, las líneas ideológicas de los partidos cuentan poco o nada en la formación de coaliciones, que trabajan bajo la tutela del rey, que se encuentra por encima de los partidos y controla la diplomacia, la seguridad o los sectores clave de la economía.

AFP

 AFP internacional