Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

El súper franco detona nuevos estímulos fiscales


Por Andrea Ornelas


Los sectores turístico, asegurador y tecnológico serán beneficiarios de un paquete adicional de recursos públicos, en 2011 y 2012, para amainar los estragos que les asesta una divisa extraordinariamente fuerte.

Modesta en términos financieros, la decisión envía una señal clara al mundo: el gobierno suizo seguirá blindando el camino de su sector productivo aunque se le tache de proteccionista.



























Tras dos meses de evaluación interna, el gobierno helvético -vía la Secretaría de Estado de Economía (Seco)- anunció (16.02) un nuevo paquete de estímulos fiscales para contrarrestar los efectos de un franco suizo excepcionalmente fuerte.

Medidas que envían señales, dentro y fuera de Suiza, y que beneficiarán a tres de los sectores más vulnerados por la apreciación de la divisa helvética:

1) Turismo. Recibirá 12 millones de francos adicionales para la promoción del turismo suizo entre 2011 y 2012. Recursos que beneficiarán a los hoteles y también a la restauración.

2) Empresas exportadoras. Se prolongaron hasta 2015 los apoyos que reciben para financiar el seguro contra riesgos de exportación que suelen contratar. Una prórroga a una decisión que tomó el gobierno desde el 2009, durante la cima de la crisis.

3) Tecnología e innovación. Este sector recibirá apoyos suplementarios en 2011 y 2012 por 20 millones de francos para promover la actividad de las empresas de este rubro con vocación exportadora.

No hay intervencionismo

¿Apoyo a los sectores en problemas o proteccionismo discreto?

El debate económico internacional está en curso desde el 2009.

Al anunciar su estrategia de estímulos fiscales, el gobierno suizo expresó que “su política no se sustenta en el principio de las medidas intervencionistas”.

Hemos decidido apoyar a las empresas que más han perdido con la apreciación del franco, solamente intentamos sentar un marco favorable para su desempeño.

No obstante, citó Seco, el gobierno no pierde el rumbo y tiene claro que deben reforzarse todas las medidas estructurales que aseguren un crecimiento económico sostenible a largo plazo.

Una de las estrategias a seguir, explicó a swissinfo.ch la Seco es la multiplicación de Tratados de Libre Comercio (TLC) entre Suiza y diversas economías emergentes.

Cabe recordar que Suiza puso en marcha durante la última semana de enero un TLC con Colombia y está en la víspera de hacer lo mismo con Perú.

Por otra parte, explora ya la negociación de un TLC con China.

Turismo, prioridad central

El sector turismo es una de las tres actividades más golpeadas por la nueva paridad entre el franco suizo y el euro.

Danieala Baer, portavoz de Suisse Tourisme considera que el efecto de la apreciación de la divisa helvética ha encarecido 15% los viajes realizados por europeos.

“El número de noches hoteleras retrocederá alrededor de 5% durante el 2011”, citó como estimación.

Suisse Tourisme asegura que es el turismo de montaña es el más afectado. Y son los hoteles de categoría media los que sufren de lleno el impacto de un “franco caro”, y que corresponden al perfil de turista europeo que decide espontáneamente un viaje a Suiza, y que cancelará este proyecto si las tarifas aumentan.

El turismo que se dirige a las grandes ciudades y a los hoteles de cuatro o más estrellas, suele ser mucho más estable, precisa.

La decisión del gobierno helvético de destinar 12 millones de francos suizos extras a la promoción turística del país es una decisión positiva, citó la especialista y recordó que este gremio ya había recibido un apoyo semejante en 2009 para afrontar los efectos de la crisis.

Por su parte, Suisse Tourisme destinará 2,5 millones de francos extras a proyectos de marketing turístico.

Paliativo menor

Con al paquete global de medidas, la Unión Sindical Suiza (USS) considera que es un paliativo menor para problemas mayores.

“Son medidas puntuales e insuficientes para problemas serios que están conduciendo al sector exportador a una situación dramática”, expresó por escrito la USS al fijar su posición sobre el anuncio.

En tanto, la Conferencia de Jefes de Departamentos Cantonales en economía pública saludaron la decisión. Y estiman que los efectos sí se harán sentir.

El Banco Nacional de Suiza (BNS), uno de los actores principales de la economía suiza y, una de las entidades financieras que más ha sufrido en su balance del 2010 el efecto de un franco suizo fuerte, coloca los pies sobre la tierra y afirma que “nadie debe hacerse ilusiones”.

No hay soluciones milagrosas para el problema de la apreciación del franco, expresó a L ´Agefi el miércoles que se realizó el anuncio.

Para evaluar si las medidas rinden los frutos previstos, el desembolso de recursos y sus efectos serán evaluados de forma mensual por un grupo de trabajo integrado por expertos de esta entidad, del BNS, de la Unión Suiza de Artes y Oficios, Swissmem, la economiesuisse, y la Asociación Suiza de Banqueros (ASB), de modo que estén representados todos los protagonistas de la economía suiza, precisó la Seco a swissinfo.ch

Se harán reportes trimestrales y en función de ello se realizará un balance al final del 2011 para evaluar si la decisión del gobierno fue acertada.

Sobre la marcha, una señal ha sido enviada. El gobierno suizo defenderá a su sector productivo aunque la crítica internacional se reavive.

Apoyos fiscales

El tipo de cambio actual se cotiza a razón de 1,29 francos suizos por euro, unos 22 centavos menos que en la primavera del 2010.

El Ministerio Federal de Economía (DFE) puso en marcha entre 2008 y 2011 un paquete de apoyos con recursos públicos distribuido de la siguiente manera:

68 millones de francos para promover exportaciones

13,6 millones de francos para promover la creación de empresas suizas (LOCATION Switzerland)

186 millones de francos Suisse Tourisme

21 millones de francos para promover la innovación turística (Innotour)

El nuevo paquete de estímulos económicos anunciados por la Seco contempla también la exención de algunas contribuciones federales a socios de empresas pequeñas y medianas ligadas a actividades exportadoras.

Del mismo modo, el sector bancario se comprometió a suministrar asesoría a las empresas exportadoras para reducir, en la medida de lo posible, el impacto de un franco fuerte sobre su operación y venta cotidianas.

Cuentas robustas

El gobierno federal consiguió un balance positivo en sus finanzas públicas por 3.600 millones de francos en 2010, a pesar de que tenía prevista originalmente la obtención de un déficit por 2.000 millones de francos.

Dicha evolución positiva se debe a que los ingresos fueron 4.600 millones de francos superiores a lo previsto. Y el gasto total, por su parte, fue inferior en 1.000 millones de francos a lo previsto originalmente.

swissinfo.ch



Enlaces

×