AFP internacional

Fotografía difundida por los servicios de información de la policía francesa (SICOP) dos días después de los atentados de París del 13 de noviembre de 2015, con el retrato de Salah Abdeslam, uno de los principales sospechosos del ataque

(afp_tickers)

El sospechoso clave de los atentados de París, Salah Abdeslam, se niega nuevamente a responder a las preguntas de un juez antiterrorista este martes durante una nueva comparecencia, informaron fuentes judiciales.

Abdeslam, de 27 años, se mantiene en silencio desde que fue transferido de Bélgica a Francia a finales de abril, tras haber sido arrestado en una redada en Bruselas durante la cual fue herido de bala en una pierna.

Los abogados de Abdeslam renunciaron a su defensa el mes pasado debido a su negativa a responder a las preguntas relacionadas con los atentados de París del 13 de noviembre de 2015, que se cobraron la vida de 130 personas.

Según los letrados, se mantiene en silencio en protesta por las condiciones de su detención. Abdeslam está en confinamiento solitario y bajo videovigilancia las 24 horas del día.

Se desconoce el papel exacto que este hombre desempeñó en el ataque, considerado como el peor atentado cometido en Francia en su historia reciente.

Los investigadores sospechan que estaba a cargo de la logística de los ataques, que fueron planeados desde Bruselas.

Condujo a su destino a los tres kamikazes que se hicieron estallar cerca del Estadio de Francia y alquiló los vehículos y pisos que debían servir de escondite.

Además, presuntamente trasportó a través de Europa a diez yihadistas provenientes de Irak y Siria, que podrían estar implicados en los atentados de París, y en los de Bruselas del 22 de marzo, según los servicios de inteligencia húngaros e investigadores franceses.

Antes de ser extraditado a Francia, Abdeslam dijo a los investigadores belgas que su intención original fue hacerse estallar en el Estadio de Francia, pero que cambió de parecer en el último momento.

afp_tickers

 AFP internacional