Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Elecciones federales 2015


Más igualdad, pero no mujeres 'coartada'




 Otros idiomas: 4  Idiomas: 4
¿Cuántas mujeres fueron invitadas al debate? No solo los partidos, sino también los medios son responsables de la penalización de las mujeres en la política suiza. (Keystone)

¿Cuántas mujeres fueron invitadas al debate? No solo los partidos, sino también los medios son responsables de la penalización de las mujeres en la política suiza.

(Keystone)

¿Las elecciones legislativas del 18 de octubre impulsarán el avance de las mujeres en el Parlamento suizo o se repetirá el revés registrado en los comicios de 2011? Las perspectivas no son prometedores. Pero el 'lobby' de mujeres ha pasado a la acción: incita a votar solo a las candidatas que tienen posibilidades reales y no a ‘suplentes’.

La situación no es alentadora. Es verdad que nunca hubo tantas mujeres que aspiran a ocupar un escaño en el Consejo Nacional (cámara baja): 1 308 candidatas en los 20 cantones donde el 18 de octubre se elige por sistema proporcional, según los datos de la Oficina Federal de Estadística. Pero no nos dejemos engañar por las cifras: con 2 480 candidatos, los hombres establecen un nuevo récord. La cuota de mujeres se sitúa en el 34,5% y es todo menos un récord. Y el número de candidatas al Consejo de los Estados (cámara alta) es incluso inferior: 34 mujeres de 160 candidatos, o sea un 21,2%.

Encontrar mujeres dispuestas a ser candidatas es una tarea ardua, coinciden al unísono Madeleine Amgwerd, vicepresidenta de las Mujeres del PDC (Partido Demócrata Cristiano), Claudine Esseiva, secretaria general de las Mujeres del PLR (Partido Liberal Radical) y Judith Uebersax, presidenta de las Mujeres de la UDC (Unión Democrática de Centro).

Esta dificultad se debe, en primer lugar, a la repartición tradicional de los roles que prevalece aún en la sociedad suiza. “Conciliar trabajo y familia es en sí complicado. Si a ello le sumamos la política se vuelve realmente muy difícil”, explica Claudine Esseiva. Para Judith Uebersax, en cambio, las candidaturas femeninas son escasas, porque “en la política hay demasiados juegos de poder y esto intimida a las mujeres”.

El papel de los partidos

Es un hecho que las mujeres tienen más reservas para entrar en política, pero no se puede negar que los partidos que se empeñan realmente en elegir a mujeres lo consiguen. Las cifras lo confirman, subraya Etiennette J. Verrey, presidenta de la Comisión Federal para Cuestiones de la Mujer (CFQF).

El siguiente gráfico refleja que el número de candidaturas femeninas varía mucho de un partido a otro. Y los partidos en los que mujeres y hombres parten en pie de igualdad en las listas electorales – o sea los Verdes y socialistas – son los mismos que han alcanzado la igualdad de género entre sus representantes en la cámara baja. Por el contrario, el partido con la cuota de candidatas más baja – la Unión Democrática de Centro (UDC, derecha conservadora) – es también el que menos diputadas tiene.

PES: Partido Ecologista Suizo - Los Verdes

PS: Partido Socialista

PDC: Partido Demócrata Cristiano 

PVL: Partido Verde Liberal

PLR: Partido Liberal Radical

PBD: Partido Burgués Democrático


UDC: Unión Democrática de Centro (swissinfo.ch)

PES: Partido Ecologista Suizo - Los Verdes

PS: Partido Socialista

PDC: Partido Demócrata Cristiano 

PVL: Partido Verde Liberal

PLR: Partido Liberal Radical

PBD: Partido Burgués Democrático

UDC: Unión Democrática de Centro

(swissinfo.ch)

“Los partidos tienen una gran responsabilidad en la promoción de la igualdad: deberían reclutar a candidatas y presentar lo que se conoce como listas ‘cremallera’, es decir, en las que se alternan hombres y mujeres. Si las candidatas ocupan las últimas posiciones de una lista, no tienen prácticamente ninguna probabilidad de ser elegidas”, explica la presidenta de la CFQF.

Tanto las Mujeres del PDC, como las del PLR sensibilizan continuamente a los responsables cantonales de sus respectivos partidos para que promuevan la presencia femenina en las listas electorales, aseguran Madeleine Amgwerd y Claudine Esseiva. Aun así, los dos partidos tradicionales tienen mucho camino que recorrer hasta alcanzar la paridad en las listas electorales.

Las Mujeres de la UDC, por el contrario, no quieren ni oír hablar de fomentar las candidaturas femeninas: “El partido dispone de varias medidas para promocionar las candidaturas, pero todas van dirigidas a mujeres y hombres indistintamente”, puntualiza Judith Uebersax.

Romper el cerco partidista y ‘votar a mujeres’…

La discrepancia por parte de las representantes de la UDC se observa también en los proyectos emprendidos para respaldar las candidaturas de mujeres, independientemente del partido del que provengan. Es el caso de ‘Votad a mujeres’, que ha lanzado la CFQF junto con una coalición de organizaciones de mujeres. A esta campaña destinada a defender las candidaturas femeninas para las próximas elecciones se han sumado 52 de las 71 mujeres que ocupan un escaño parlamentario. Y entre ellas figura solo una de la UDC.

El papel de los medios

El proyecto ‘Votad mujeres’ incluye un estudio de la Universidad de Friburgo que analiza la presencia de candidatas y candidatos en los medios durante la campaña electoral 2015. Los estudios análogos realizados en las elecciones federales de 1999 y 2003 mostraron, por ejemplo, que las candidatas recibían menos espacio que sus colegas hombres, recuerda la presidenta de la Comisión Federal para Cuestiones de la Mujer.

Ahora se trata de verificar si los medios han aprendido debidamente la lección. Si por el contrario siguen penalizando a las mujeres, habrá que buscar medidas para ponerle remedio.

Pese a la creciente importancia de internet y las redes sociales, la radio, televisión y la prensa son las fuentes de información más importantes durante la campaña electoral, destaca Verrey.

Pese a la ausencia de las demócratas de centro, Etiennette J. Verrey está satisfecha con la adhesión al proyecto, así como con que los medios hablen de él. “Gran parte de la opinión pública tiene la impresión de que se ha alcanzado la paridad y que, por tanto, no es necesario promover a las mujeres en la política ni en la sociedad en general. No se da cuenta de que la realidad es otra. Nuestra acción nos permite hablar de ello y concienciar a los ciudadanos sobre la importancia de votar y apoyar a las mujeres”.

… pero no ‘mujeres coartada’

Para incrementar el porcentaje de mujeres en el Parlamento, se necesita votar deliberadamente a las candidatas, sostiene la Alianza de organizaciones de mujeres en Suiza, allianceF, que en el último tramo de la campaña electoral ha lanzado un plan de acción sin precedentes y cuyo lema es votar con inteligencia.

El grupo de presión – que reúne a más de 150 organizaciones y representa los intereses de cerca de 400 000 mujeres en Suiza – ha calculado científicamente cuáles son las candidatas que tienen posibilidades reales de ser elegidas o por lo menos de encabezar las listas de los candidatos ‘suplentes’.

allianceF envió un cuestionario a las candidatas para saber si comparten el compromiso y las principales reivindicaciones de la organización para la adopción de políticas que garanticen la igualdad de género en todos los ámbitos. “Si quieren contar con nuestro apoyo deben compartir al menos siete de las diez reivindicaciones”, explica la copresidenta de allianceF, Kathrin Bertschy.

Con base en los resultados, allianceF ha creado listas de mujeres que recomienda votar. Además de difundirlas entre las organizaciones que agrupa, que a su vez las trasladan a sus respectivos socios, allianceF publica en internet los perfiles y las respuestas de las candidatas a las que respalda. Y no solo eso: invita explícitamente a no emitir una papeleta que privilegie a los hombres en detrimento de las mujeres.

“El sistema electoral que permite mezclar y combinar las listas [abiertas]es tan complejo que es difícil reconocer inequívocamente a quién beneficia cada voto. Nosotras queremos arrojar luz y transparencia”, explica Kathrin Bertschy. En su opinión, esto debe ser “solo el inicio de un proceso de concienciación sobre el funcionamiento del sistema electoral que lleva luego a votar en modo estratégico”.

La hierba de los vecinos siempre es… de color rosa

En el Legislativo helvético, las mujeres están claramente subrepresentadas: actualmente son el 31% en la cámara baja y el 19,6% en la cámara alta. Suiza es el 36º país en la clasificación mundial ‘Mujeres en los Parlamentos nacionales’, que elabora la Unión Interparlamentaria. Un resultado peor que sus vecinos. Solo Francia cuenta con menos diputadas que Suiza; pero tiene más senadoras que el país alpino.


Traducción del italiano: Belén Couceiro, swissinfo.ch



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×