Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Elecciones generales en España El 10N bajo la lupa de la Universidad de Zúrich

Cinco principales candidatos a la presidencia española en debate TVE

De izquierda a derecha: Pablo Casado (PP), Pedro Sánchez (PSOE), Santiago Abascal (Vox), Pablo Iglesias (Unidas Podemos) y Albert Rivera (Ciudadanos) durante el debate electoral en TVE, el pasado 4 de noviembre.

(Keystone / Juan Carlos Hidalgo)

El 10 de noviembre se celebran elecciones generales en España. Serán las cuartas desde 2015 y las terceras nacionales a las que un grupo de investigadores de la Universidad de Zúrich ha dado seguimiento desde el mercado de predicciones. ¿En qué consiste su trabajo? ¿Cuáles son las predicciones para el próximo domingo?

El mercado de predicción es una novedad para las Ciencias Sociales. El equipo del Instituto de Ciencias Políticas de la Universidad de ZúrichEnlace externo liderado por Oliver StrijbisEnlace externo lo implementa en Suiza desde 2011, para ofrecer información de acompañamiento en los procesos de voto, sean elecciones, iniciativas o referéndums.

Yanina Welp es investigadora del Centro Albert Hirschman sobre la Democracia en Ginebra, que intenta entender de qué adolecen las democracias y la creciente desilusión de los ciudadanos con el poder democrático.

(graduateinstitute.ch)

En España lo aplicaron por primera vez en las elecciones autonómicas vascas de 2016, durante una estancia del profesor Strijbis en la región y con la participación de un grupo de estudiantes de la Universidad del País Vasco (UPV).

Desde entonces su trabajo ha adquirido una creciente relevancia y visibilidad. Varios periódicos españoles de distribución nacional y regional, así como las principales cadenas de televisión han publicado y comentado los resultados de sus investigaciones.

Para realizar este artículo hemos hablado con el investigador y doctorando Alberto López OrtegaEnlace externo, que ha sido el encargado de organizar el seguimiento de los últimos procesos electorales en España.

Mercado de predicciones políticas

¿Cómo funciona un mercado de prediccionesEnlace externo? Los responsables usan como símil el mercado bursátil, porque justamente, lo que hacen quienes participan en uno de estos mercados es usar sus activos (normalmente una suma de dinero que se les asigna al comenzar el juego; nadie tiene que poner nada de su bolsillo) para hacer apuestas o previsiones sobre lo que ocurrirá en el proceso electoral que se observe.

Así, mientras en una encuesta el participante, normalmente, no se involucra o se involucra poco y tiene poco o nada que ganar, en el mercado de predicciones sí se involucra porque puede obtener réditos materiales (ganar o perder lo que se le asignó al principio).

Hay algo en lo que el mercado de predicciones y las encuestas coinciden: en la expectativa de anticipar la intención de voto. Sin embargo, el procedimiento y los participantes son muy distintos.

La fiabilidad de una encuesta deriva de que la muestra sea amplia y representativa. En el mercado de predicciones, por el contrario, los participantes son expertos y expertas del ámbito académico, estudiantes avanzados y analistas que trabajan en el sector privado, fundamentalmente encuestadoras.

Si el valor de la encuesta reside en su representatividad, lo que le da valor al mercado de predicciones es la experticia de sus analistas y la motivación de triunfar en sus pronósticos.  

Un escenario volátil y fragmentado

La crisis financiera y económica que se expandió por Europa y el mundo desde 2008 encontró en España un sistema de partidos organizado en torno a los ejes derecha–izquierda, encarnados en dos formaciones políticas mayoritarias: el Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE).

Alrededor de estos partidos pululaban otros, como Izquierda Unida (IU) en el ámbito nacional, y partidos fuertes en determinados territorios en los que competían exclusivamente, como el Partido Nacionalista Vasco (PNV) en el País Vasco, o Convergencia i Unió (CiU) en Cataluña.

Hasta 2015, ganar las elecciones en España significaba ocupar el Gobierno con mayoría absoluta o con acuerdos con los partidos nacionalistas periféricos. El escenario cambió en 2015.

La crisis económica dio lugar a la emergencia de un fuerte movimiento social conocido como 15M o indignados, en 2011, que fue el caldo de cultivo (ni lineal ni exclusivo) del surgimiento de Podemos. Más o menos en las mismas fechas, en Cataluña comenzaba a ganar fuerza la demanda independentista.

Estos dos hechos funcionaron como articuladores de la emergencia y/o el rápido crecimiento de Podemos (hoy Unidas Podemos), que se propone como alternativa a la izquierda del PSOE, y Ciudadanos (Cs), que aglutina el voto de rechazo a la independencia de Cataluña. El voto se fragmentó impidiendo la formación de las mayorías absolutas o los acuerdos entre un actor mayoritario y otros periféricos que habían predominado hasta entonces.

Aunque a diferencia de otros países europeos, en España las opciones tradicionales PP y PSOE siguen teniendo mucho peso, el proceso de fragmentación se ha acentuado desde 2015. Tal es así, que en las elecciones del 10 de noviembre compiten por la presidencia Pedro Sánchez (PSOE), Pablo Casado (PP), Pablo Iglesias (Unidas Podemos), Albert Rivera (Ciudadanos) y dos líderes de nuevas formaciones, Santiago Abascal (Vox) e Iñigo Errejón (Más País, escisión de Unidas Podemos).

En las elecciones de abril pasado, Vox rompió con lo que hasta entonces se consideraba una excepcionalidad en el marco europeo: la ausencia de partidos de extrema derecha en el Congreso de los Diputados. El discurso del líder del partido es radical y tiene tintes autoritarios, apuesta por ilegalizar los partidos independentistas y suprimir las autonomías; asume el discurso contra la “ideología de género” ya desplegado en otros contextos y tiene también un fuerte contenido antiinmigración. Todo esto condimentado con el recurrente uso de estadísticas falsas que alimentan miedos y prejuicios.

Las previsiones para el 10N

Una novedad y ventaja del mercado de predicciones es que permite valorar la influencia en la expectativa de voto y en las posibles alianzas de hechos relevantes del período preelectoral. El siguiente gráfico lo ilustra.


¿Cuál será el porcentaje de voto de los partidos estatales el 10N?

Gráfico elaborado por Alberto López Ortega y publicado originalmente en Agenda Pública

(@bertous)

Por ejemplo, la sentencia del Tribunal Supremo sobre el proceso independentista catalán o la exhumación de los restos del dictador Francisco Franco, ambos ocurridos durante el mes de octubre, no han afectado la intención de voto al PSOE (gobierno en funciones). Sin embargo, sí han marcado un sostenido ascenso de Vox y un descenso de Ciudadanos.

Una de las ventajas del mercado de predicciones frente a las encuestas tradicionales – destaca Alberto López–, es que mientras una encuesta no es capaz de captar escenarios complejos como el español, el mercado de predicciones sí puede hacerlo.

El gráfico anterior muestra que la intención de voto se ha mantenido relativamente estable durante el mes de octubre e indica que ningún partido obtendrá mayoría absoluta. Por eso, no solo se trata de mirar las dimensiones del apoyo a las distintas opciones políticas, sino también las probabilidades de que algunos actores establezcan pactos o alianzas que permitan formar gobierno.

El siguiente gráfico muestra que los eventos que no parecían afectar tanto a la intención de voto por partidos sí afectan notablemente las posibilidades de formación de gobierno.


Gráfico: ¿Cómo será el gobierno resultante del 10N?

Gráfico elaborado por Alberto López Ortega y publicado originalmente en Agenda Pública

(@bertous)

En el debate del lunes pasado (el único entre los candidatos de los partidos con representación parlamentaria), por ejemplo, el principal beneficiado habría sido el PSOE que incrementa las opciones de formar gobierno solo (monocolor), sea con el apoyo de al menos Unidas Podemos (avanza casi cuatro puntos, hasta el 24% de probabilidad) o apoyado por PP y Cs (un 22% de probabilidad, tres puntos más que antes del debate).

Las apuestas ya están hechas, habrá que esperar el veredicto de las urnas el 10N.

swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes