Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Emigración


Testimonios de nuestros lectores


Invitamos a nuestros lectores españoles en Facebook y en swissinfo.ch a que compartieran sus experiencias de emigración a Suiza.

Aquí tienen un resumen de las reacciones seleccionadas y los mensajes enteros en la parte inferior. Nuestros agradecimientos a los participantes, especialmente a Susi D., de Galicia, por mandarnos las fotos que ilustran estos valiosos testimonios.

“Tenemos muchas ganas de llegar”

Nosotros somos una pareja joven de 32 y 28 años que vamos a probar suerte en Lugano; nuestro caso es un poco extraño, ya que son muchos los motivos de nuestra decisión y, aunque con algo de pena, estamos muy ilusionados y tenemos muchas ganas de llegar ya. El 9 de enero allí estaremos, en Lugano. Un abrazo.

Fran S.

 

“Prosperar económicamente”

El motivo principal de la emigración hoy es el mismo que el de hace 50 años, la falta de trabajo y por consiguiente la falta de libertad económica y porque una casa con el sueldo medio español se tardan 50 años en pagarla, la única diferencia es que ahora salen más preparados, pero la misma motivación por un trabajo y poder prosperar económicamente. Tengo noticias de conocidos que ya están emigrando a otros países como Francia o Suecia.

Francisco

 

“Probar suerte”

No sé si mi carrera universitaria servirá de algo aquí en España o si podré vivir en unas condiciones de vida proporcionales a mi formación. Tengo veinte años y toda una vida por delante, por lo que si no tengo fortuna en Barcelona, siempre tendré la opción de probar suerte en Suiza (además de contar con algunos facilidades gracias a familiares y amigos). Sé que la vida en Suiza requiere sacrificio, seriedad, trabajo y exigencia a uno mismo pero el nivel de vida y lo que se recibe a cambio por el trabajo también es serio.

Adrián M.

  

“La historia se repite”

Lo que nunca logré, en España, fue encontrar un trabajo. A pesar de hablar 3 idiomas, de tener una formación superior y haber viajado nunca pude encontrar un trabajo. Al ver que mi país no se preocupaba por mi (sin paro, sin trabajo, sin dinero) decidí retomar los pasos de mi madre. El suyo fue un exilio político, el mío ha sido un exilio por motivos económicos. Suiza, al fin y al cabo, me ha dado la oportunidad que me ha negado España: un empleo digno. La historia se repite, pero en este caso las maletas no son de cartón y las despedidas se hacen en las terminales de aeropuertos.

Sandra

“La barrera del idioma”

No solo emigraron en los años 50. Yo emigré a Suiza en el año 90 en busca de una mejor formación y más posibilidades de trabajo. La verdad es que los suizos me aceptaron bien y me integré en su sociedad dentro de lo que cabe. A los dos años y medio decidí regresar pues echaba de menos el clima y la comida. La barrera del idioma (el dialecto suizo-alemán) fue una barrera insalvable. Puedo decir que mi experiencia fue muy positiva y que me ha marcado y beneficiado en el campo profesional y personal. Atrás han quedado numerosas anécdotas y recuerdos.

Oscar G.

“Retornar, el mayor error de mi vida”

Soy hijo de emigrantes yo mismo fui emigrante en Suiza estuve en Basel y en Locarno. Solo tengo buenos recuerdos de ese gran y hermoso país. Los problemas empiezan cuando regresas a España, todo son inconvenientes: trabajo, burocracia, respeto, educación, etc....A ver si algún día aprendemos de otros y no hablo solo de Suiza. Retornar fue el mayor error de mi vida y el de muchos.

Juan Carlos G.

¿Deseas participar? ¡Cuéntanos tu experiencia personal!

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×