Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

En Guerrero, cuando el ejército sale…

La presencia masiva del ejército ha incrementado los casos de violaciones a los DD HH en Guerrero.

(Tlachinollan.org)

A Inés y a Valentina las violaron los soldados. No son las únicas. En la montaña de Guerrero, baluarte de la pobreza, el pan nuestro de cada día son los atropellos. Raúl y Manuel luchaban por un cambio. Están muertos. Los asesinaron. No son los únicos. Sus viudas se desgarran entre exigir justicia y alimentar a sus hijos.

“Como en Suiza, en México también tenemos montañas. Pero allá no se esquía, se sobrevive”, explica Abel Barrera a su auditorio helvético.

El antropólogo está al frente del Centro de Derechos Humanos de la Montaña, Tlachinollan, ese espacio de defensa y acompañamiento para los pueblos indígenas de la zona, muchos de cuyos miembros, como Margarita, la viuda de Manuel, “ni siquiera pueden comunicar su sufrimiento” porque no hablan español.

Tlachinollan es la voz de esas comunidades que se resisten al despojo y a la marginación. El portador de sus denuncias en ámbitos internacionales ante la indiferencia de las instancias mexicanas. Su labor le ganó el VI Premio de los Derechos Humanos de Amnistía Internacional Alemania.

Abel Barrera vino a Europa para recibir el galardón, pero también para pedir apoyo en la exigencia de que México cumpla los compromisos contraídos, dentro y fuera del país, en materia de derechos humanos y acate las sentencias dictadas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Es decir:

Que una corte civil juzgue a los militares que violaron a Inés y a Valentina, a los que torturaron a los ecologistas Rodolfo y Teodoro, y a los culpables de la desaparición del campesino Rosendo Radilla en los años 70.

Perpetrador de impunidad

El militar no es un tribunal imparcial, más bien protege a los victimarios, “Es un perpetrador de la impunidad”, acusa el antropólogo en entrevista con swissinfo.ch.

Con el apoyo de las Amnistía Internacional Suiza, Brigadas para la Paz y Propaz Suiza-Chiapas, el defensor de los derechos humanos estuvo en Ginebra, en Berna y en Zúrich y se reunió con representantes del Ministerio suizo de Exteriores, de la Organización Mundial contra la Tortura, del Consejo de Derechos Humanos, del mundo de la cooperación y con la población local, en sendos encuentros públicos.

Habló de los desafíos cotidianos de una población pobre, marginada, que carece de escuelas, que tiene que caminar horas enteras para recibir atención sanitaria, que es despojada por empresas que vulneran y contaminan su tierra. Abel Barrera recordó que hace treinta años en la montaña de Guerrero nació una guerrilla que el Estado sofocó con una “guerra sucia” que dejó al menos 600 desaparecidos.

Esa herida, dijo, sigue abierta. Peor aún, las personas que se atreven a reclamar hospitales, a pedir créditos, a exigir centros de enseñanza, son vistos como subversivos y reprimidos “Ahí está el maestro Nazario, organizó a los padres de familia para que solicitaran la construcción de una escuela y ha sido detenido y encarcelado cuatro veces”.

Todavía más violencia

Detenciones, intimidaciones… A Inés le dispararon cuando volvía a casa luego de asistir a una reunión de denuncia, afortunadamente salió ilesa. La suerte de Raúl Lucas y Manuel Ponce fue muy otra. Ellos apoyaban a las viudas y los deudos de los 11 campesinos muertos a mansalva por el ejército la madrugada del 7 de junio de 1998 en la tristemente célebre Masacre de El Charco (Ayutla de los libres, Guerrero).

El 13 de febrero de 2009 ambos dirigentes de la organización para el Futuro del Pueblo Mixteco (OFPM) fueron secuestrados. Días más tarde sus cadáveres fueron hallados con huellas de tortura. Pobreza, despojo, represión… la difícil situación en la Montaña de Guerrero se hizo aún más grave con la llegada del actual gobierno y su decisión de sacar al ejército para enfrentar al narcotráfico.

“La violencia que se ha generado en todo el país es enorme: 55 mil muertos en lo que va del sexenio, 10 muertes diarias. Aumentó la militarización de Guerrero y se han disparado los casos de desapariciones forzadas, de torturas, las ejecuciones…"

Narra el dirigente de Tlachinollan que Valentina tenía 17 años cuando la violaron. Estaba lavando en el río cuando llegaron los soldados. La interpelaron. Ella guardó silencio. La golpearon y la atacaron sexualmente. Amén de la agresión, tanto ella como Inés tuvieron que sufrir ocho años de lucha, de humillaciones, de actitudes misóginas y racistas antes de que finalmente una autoridad, no nacional, la Corte Interamericana de Derechos Humanos, fallara a su favor.

Se doblan pero no se rompen

Abel Barrera denunció todo eso. Lamentó que el tema de los derechos humanos sea una mera retórica para los gobiernos de diferentes países, de la propia Unión Europea. “Con ustedes, les dijo a las ONG, es otra cosa. Sabemos que la libertad de Raúl Hernández se logró por Amnistía Internacional. Nosotros, por más que gritábamos…”

La exposición del defensor de los derechos humanos ante las ONG suizas es prolongada, emotiva. “¿Alguna otra pregunta? ¿Ninguna? Pero no se pongan tristes... La gente de Guerrero es pobre pero con sueños. Es un mundo muy sencillo pero con esperanzas muy grandes: A Valentina la abandonó su marido y vive escondida por las amenazas que ha recibido, pero aprendió a hablar español y estudia la secundaria. No se quedó con la mirada puesta en el pasado, siguió adelante”.

En la tierra de Abel Barrera es tal la lucha que “no hay espacio para pesimismos”, Además, como concluye: “¡La gente de la montaña de Guerrero sabe caminar cuesta arriba!”

El Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan obtuvo el VI Premio de los Derechos Humanos  de Amnistía Internacional. La presea será entregada en mayo próximo en Berlín. 

 

En el 2010, Abel Barrera, Director de Tlachinollan, fue laureado con el Premio Robert F. Kennedy de Derechos Humanos en Washington DC.

 

En 2009 Tlachinolla recibió el Premio WOLA 2009 otorgado por la Oficina en Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA).

 

En 2008 Tlachinollan recibió el Premio Internacional MacArthur Award For Creative and Effective Institutions (MACEI) otorgado por la Fundación MacArthur, con sede en Chicago.

 

En octubre de 2001 Abel Barrera recibió el Premio Nicolas Bravo otorgado por el gobierno estatal de Guerrero y el reconocimiento del gobierno municipal de Tlapa, por su labor en defensa de los derechos humanos.

 

En 1996 recibió el Premio Nacional "Tata Vasco" otorgado por el Sistema Educativo Universidad Iberoamericana y el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (ITESO).

 

 

Reforma Constitucional

Luego de que la Cámara de Diputados hiciera lo propio, el 8 de marzo de 2011, el

Senado de la República

aprobó en lo general y en lo particular el proyecto de reforma constitucional en materia de derechos humanos

La reforma modifica

11 artículos de la Constitución y, entre otros:

Incorpora el goce de los derechos humanos

reconocidos en la Constitución y en todos los tratados internacionales ratificados por México.

Prevé las obligaciones de prevenir, investigar, sancionar y

reparar las violaciones a los derechos humanos por parte del Estado.

Asigna a la  Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) la facultad de investigación, antes asumida por la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Fin del recuadro

Violencia contra las mujeres

El Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan documentó más de 500 casos de violencia contra las mujeres de enero a noviembre de  2010 que muestran  claramente la violencia que día a día sufren las mujeres indígenas.

De esos 500 casos, el 50 por ciento se refiere a casos de violencia doméstica; el 25 por ciento a casos de discriminación por parte de autoridades, el 15 por ciento se refiere a falta de debida diligencia por parte de autoridades encargadas de procurar y administrar justicia y el 10 por ciento  son casos de agresión sexual.

Fuente Tlachinollan

Fin del recuadro

swissinfo.ch

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes