Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Estímulo a la mudanza Albinen: Hacen maletas primeros repobladores

Chalets en Albinen

Albinen, una comuna suiza en el cantón del Valais que sufrió el éxodo de muchos de sus habitantes y ahora busca repoblarse.

(© KEYSTONE / JEAN-CHRISTOPHE BOTT)

Cuando Albinen decidió pagar a la gente que se mudara a vivir en ella, la comuna suiza ocupó los titulares de diversos periódicos del mundo y quedó inundada a preguntas. Pero las condiciones del contrato son claras y estrictas. Las autoridades han recibido dos candidaturas en firme y analizan otras tres.

Enclavada a 1 300 metros de altura sobre el valle del Ródano, en el cantón de Valais, Albinen había sufrido una constante fuga de parroquianos cuando el pueblo votó a favor de un paquete de rescate en noviembre de 2017.

En 80 años, unos cien residentes decidieron marcharse y la población pasó de 367 a 243 personas. Más de la mitad de los que quedan actualmente tiene más de 60 años. Muchas de las casas se convirtieron en meras residencias secundarias y la escuela tuvo que cerrar hace diez años por falta de alumnos. Los cinco niños que quedan en edad escolar tienen que hacer cada día un trayecto de 20 minutos en bus para acudir a las aulas en las comunas vecinas.

Se considera la reapertura de una institución educativa en caso de que la convocatoria reúna a la suficiente población escolar.

El plan de repoblación establece que a cualquier suizo o residente permanente en Suiza que decida mudarse a Albinen y comprar, restaurar o construir una casa se le otorgará un incentivo: 25 000 francos por adulto, 50 000 por pareja y 10 000 por niño.

Los términos del acuerdo precisan que los candidatos deben ser menores de 45 años y las familias seleccionadas tienen que comprometerse a permanecer en el municipio durante diez años (so pena de perder el estímulo) e invertir un mínimo de 200 000 francos en la compra o construcción de una propiedad. Las compañías de inversión están excluidas.

Abrumados

Las noticias generaron consultas de todas partes. Según la televisión pública suiza SRF, se presentaron extranjeros con todo y maletas. Verena Glauser y su esposo, también del Valais, son un ejemplo de las personas que fueron a buscar propiedades en el poblado. Buscaban un departamento para su hija instalada en Brasil y que quería trasladarse a Albinen con toda su familia.

El alcalde, Beat Jost, comentó que la comunidad quedó inundada con las llamadas telefónicas de personas interesadas y que las autoridades tenían que insistir en que la oferta solamente estaba destinada a personas con permisos de residencia C o pasaportes suizos, que cumplieran con las estrictas condiciones.

Beat Jost, alcalde de Albinen

Beat Jost, alcalde de Albinen, dice que el proyecto para repoblar esa comuna está funcionando.

(KEYSTONE / JEAN-CHRISTOPHE BOTT)

Optimismo

La comuna ha recibido dos solicitudes en firme y está considerando otras tres. A principios de octubre, una familia del cantón de Argovia, en el norte de Suiza, se instalará en el pueblo. Será la primera en hacerlo bajo el esquema de reubicación. La pareja -que tiene un hijo y otro está en camino- adquirió una casa en Albinen y recibirá 70 000 francos.

Todos los otros contendientes serios parecen ser del propio pueblo. “La segunda solicitud aprobada concierne a una persona de Albinen que efectúa modificaciones importantes a una casa vieja”, dijo Jost. “También hay otros tres proyectos concretos de jóvenes en Albinen, cuyas solicitudes de contribuciones serían presentadas en la segunda mitad del año”.

El costo del proyecto corre a cargo de un fondo especial al que la comuna destinará 100 000 francos por año. La cantidad de lugares es limitada. El pueblo espera atraer de cinco a diez familias a lo sumo en los próximos cinco años.

(1)

Map of Albinen

 ¿Qué hay en Albinen?

Con sus callejuelas estrechas y empedradas, esta pequeña comuna valesana cuenta con casas centenarias, una iglesia y una tienda. Se encuentra a unos siete kilómetros de Leukerbad, sede de uno de los balnearios más grandes de Europa con diez baños termales. Charlie Chaplin, Tolstói y Goethe habrían acudido a sus instalaciones para bañarse en las aguas ricas en calcio y sulfato. En invierno, Leukerbad es una estación de esquí.

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes