Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

ESTAMBUL (Reuters) - Militantes del Estado Islámico dispararon un cohete en el norte de Siria que provocó síntomas de exposición a "gas químico" en 22 rebeldes sirios, informaron el domingo medios estatales citando al Ejército de Turquía.

El ataque fue dirigido contra rebeldes apoyados por Turquía que han estado sitiando por días al pueblo de al-Bab, bajo control del Estado Islámico y un importante objetivo en la operación "Escudo del Éufrates" que ejecuta Ankara para expulsar a los yihadistas del lado sirio de la frontera con Turquía.

Según la agencia estatal Anadolu, el ataque con cohete del Estado Islámico ocurrió en el área de Haliliye. El Ejército no entregó detalles del lugar del ataque.

"Se observó que 22 rebeldes mostraron síntomas de ser expuestos a un gas químico en sus ojos y cuerpos como resultado del cohete lanzado por Daesh", dijeron reportes de prensa citando al comunicado del Ejército, que utilizó la sigla en árabe para referirse al Estado Islámico.

Los rebeldes fueron llevados a un hospital en la fronteriza provincia turca de Kilis, debido a las sospechas de envenenamiento químico después de que se quejaron de malestar constante y fuertes dolores de cabeza, informó el diario Hurriyet en su sitio en Internet.

Equipos de la agencia de emergencias turca AFAD les realizaron varios exámenes para buscar rastros de químicos, informaron otros medios.

En las últimas 24 horas, aviones turcos han destruido cuatro blancos del Estado Islámico en la región de Anifah, cerca de al-Bab, y enfrentamientos dejaron a un rebelde sirio muerto y otros 14 heridos, dijo el Ejército.

(Escritop por Daren Butler; Editado en Español por Ricardo Figueroa)

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Reuters