Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Examen para la nacionalidad


Naturalización facilitada, ¿un trago amargo?


Por Clare O'Dea


Más de dos tercios de los matrimonios en Suiza se realizan entre una persona de nacionalidad suiza y una con pasaporte extranjero. (Keystone)

Más de dos tercios de los matrimonios en Suiza se realizan entre una persona de nacionalidad suiza y una con pasaporte extranjero.

(Keystone)

Los cónyuges de ciudadanos suizos parece tener un camino más fácil para obtener la nacionalidad con el proceso de naturalización facilitada. Sin embargo, algunos testimonian que se ha vuelto más oneroso e intrusivo este paso. 

Unos 8 000 residentes extranjeros en Suiza reciben cada año la naturalización, a través del proceso facilitado, el 25% del total de naturalizaciones anuales. swissinfo.ch conversó con varias personas que han pasado por este proceso recientemente. Dos de ellas, aún están a la espera de la decisión.

Algunos, como Kularp Saipopoo, de Tailandia, residente en un poblado del cantón de Berna desde 2009, considera que el proceso de naturalización es rápido y conciso.

“Mi entrevista duró una media hora y fueron muy amables. El policía solo quiso saber cómo nos conocimos mi esposo y yo y qué hacía yo en Suiza”, comenta Saipoppo, cuya solicitud se tramitó en siete meses, en 2014.

Janet Wertli, una británica que vive en un pequeño poblado en el cantón de Argovia desde hace dos años, luego de vivir junto con su marido en extranjero, tuvo una experiencia similar. Recibió su pasaporte suizo antes de la Navidad pasada, cinco meses después de presentar el formulario de naturalización.

Como ocurrió con Saipopoo, Wertli no debió comprobar sus conocimientos sobre la política o la cultura suiza. Su entrevista de evaluación duró 5 minutos.

“Vivimos en un lugar pequeño y conocemos a la gente de la administración comunal. Nuestro casero escribió una recomendación y también preparé una compilación de fotografías para mostrar nuestra estrecha relación con Suiza a través de los años”.

¿Su esposa es prostituta?

Otros, como Carlos (nombre ficticio), latinoamericano casado con una suiza desde hace cuatro años, consideró su proceso opaco e intrusivo. Vive en un barrio urbano de Berna y no quiere dar a conocer su nombre real y su país de origen porque aún no ha recibido respuesta a su solicitud para recibir la nacionalidad.

Él no estaba en casa cuando la policía visitó, de improvisto, su apartamento, en diciembre de 2014. Después fue invitado a una entrevista en la oficina comunal. Quedó impactado ante la primera pregunta del policía: ¿Su esposa es prostituta?

“No podía creer lo que escuchaba. La policía que me atendió escribía todo en su computadora durante la entrevista. Se disculpó por la pregunta, e indicó que se trataba de cuestiones formales, pero nunca he oído que alguien pregunte algo así. También ellos recibieron toda la información sobre nosotros en los documentos que les envié. Saben dónde trabaja mi esposa”.

La Oficina Federal de Migración (OFM) establece los criterios para la naturalización facilitada, pero la decisión se basa en el informe que los cantones preparan sobre el solicitante. Algunos cantones helvéticos delegan la tarea a las comunas.

La OFM tiene un formulario disponible para las autoridades cantonales para que lo utilicen en sus informes sobre las candidaturas que le dirigen, para que dé su visto bueno. No obstante, “los cantones son libres de usarlos o cambiar esas preguntas. No se trata de un catálogo estandar de preguntas”, confirma la entidad federal por correo electrónico a swissinfo.ch.

“Realmente estresante”

Una ciudadana de la Unión Europea, Gabrielle (tampoco quiere revelar su nombre y nacionalidad), habla dos idiomas nacionales de modo fluido y en los 20 años que ha vivido en Suiza siempre ha trabajado. Ahora, 15 meses después de haber presentado su aplicación, lamenta haberla hecho.

Al principio del proceso fue llamada para una entrevista en la oficina de inmigración de su cantón, en la parte francófona de Suiza. Tiene un esposo y tres hijos, nacidos aquí, con la nacionalidad suiza. Gabrielle creía que la entrevista sería más bien una mera formalidad. Pero afirma que ésta fue “realmente estresante”.

“Duró una hora y media y fue extremadamente intrusiva, con preguntas sobre mi matrimonio, mi familia y mi estilo de vida. Fue más bien como una entrevista para mostrar que nuestro matrimonio no era solo de apariencia. Incluso el entrevistador mencionó que nuestro primer hijo fue concebido antes de casarnos”.

Añade que las cuestiones sobre conocimiento general de Suiza no le provocaron contratiempos, pero al entrar en los detalles de la política local, “había que mencionar los nombres de políticos. Todo lo mezclé. Fue realmente estresante”. Recientemente su solicitud quedó en suspenso por no pagar una factura impositiva.

Las preguntas sobre conocimientos generales y política local se han incluido en el proceso facilitado desde junio de 2014. El Parlamento de Suiza determinó entonces que en este trámite se incluyan los mismos requerimientos de integración que se exigen a cualquier postulante a la naturalización. Las autoridades cantonales y comunales ya aplican la decisión, mientras que a escala federal se elaboran actualmente los nuevos lineamientos al respecto.

Matrimonios mixtos

Y el potencial de candidatos a este proceso ha crecido pues actualmente más de uno de cada tres matrimonios en Suiza está compuesto por un cónyuge suizo y un extranjero. En 2014, 15 706 suizos se casaron en este país con una persona de otra nacionalidad, de un total de 41 223 uniones.

El sociólogo Gianni D’Amato, del Foro Suizo de Estudios de Migración y de Población considera, no obstante, que aquellos candidatos para la naturalización facilitada siguen siendo aún los privilegiados para obtener la nacionalidad suiza, pues solo deben cubrir los requerimientos exigidos por la Confederación, exentos de los requisitos adicionales impuestos por cantones y comunas para las solicitudes de naturalización ordinarias. 

Integración

Este no es un término legal y es medido con una serie de criterios. Otorgar la naturalización es una decisión que se basa en cada caso individual. Los solicitantes deben:

Respetar los principios básicos de la Constitución.

Respetar la ley (sin antecedentes criminales o deudas)

Tomar parte en la vida social de la comunidad

Tener suficientes conocimientos del idioma local (niveles A2/B1)

Tener empleo o estudiar

Conocer sobre el sistema político de Suiza, sus costumbres y tradiciones.

Los cantones también pueden exigir la solvencia económica del solicitante.

La naturalización facilitada solo puede ser solicitada por personas casadas con un ciudadano suizo o para los hijos de la pareja.


Traducción del inglés: Patricia Islas, swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×