EXCLUSIVA-Trump quiere ampliar arsenal nuclear de EEUU y convertirlo en "el mejor de todos"


 Reuters internacional

Foto del jueves del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en una entrevista con Reuters en el Salón Oval de la Casa Blanca. Feb 23, 2017. El presidente Donald Trump dijo el jueves que quiere aumentar el arsenal nuclear de Estados Unidos para garantizar que sea "el mejor de todos", afirmando que el país ha quedado a la zaga en su capacidad de armamento atómico. REUTERS/Jonathan Ernst

(reuters_tickers)

Por Steve Holland

WASHINGTON (Reuters) - El presidente Donald Trump dijo el jueves que quiere aumentar el arsenal nuclear de Estados Unidos para garantizar que sea "el mejor de todos", afirmando que el país ha quedado a la zaga en su capacidad de armamento atómico.

En una entrevista con Reuters, Trump sostuvo que China podría resolver el desafío de seguridad nacional planteado por Corea del Norte "muy fácilmente si quisiera", mediante una mayor presión sobre Pekín para que ejerza más influencia y así lograr que Pyongyang frene sus acciones cada vez más belicosas.

En sus primeros comentarios sobre el arsenal nuclear de Estados Unidos desde que asumió el cargo el 20 de enero, Trump dijo que le gustaría ver a un mundo sin armas atómicas, pero expresó preocupación porque su país "se ha quedado retrasado en su capacidad para fabricar armamento nuclear".

"Soy el primero que quisiera ver que nadie tenga armas nucleares, pero nunca vamos a quedarnos detrás de algún país, incluso si es un país amigo, nunca vamos a quedarnos atrás en poderío nuclear", afirmó.

"Sería maravilloso, un sueño sería que ningún país tuviera armas nucleares, pero si los países van a tener armas nucleares, vamos a estar en lo más alto", dijo Trump.

Rusia tiene 7.300 ojivas nucleares y Estados Unidos 6.970, según el Fondo Ploughshares, un grupo antinuclear.

"Rusia y Estados Unidos tienen muchas más armas de las necesarias para impedir un ataque nuclear del otro o de otro país que posea armas nucleares", dijo Daryl Kimball, director ejecutivo del grupo sin fines de lucro Arms Control Association.

El nuevo Tratado de Reducción de Armas Estratégicas entre Estados Unidos y Rusia, conocido como "New START", requiere que para el 5 de febrero de 2018 los países reduzcan sus arsenales atómicos y que los mantengan en un mismo nivel por 10 años.

El tratado le permite a cada país tener no más de 800 lanzadores de misiles balísticos desplegados y no desplegados, intercontinentales y submarinos, y bombarderos pesados ​​equipados para transportar armas nucleares. También establece límites para otras armas atómicas.

Analistas dudan si Trump quiere derogar el "New START" o si podría comenzar a desplegar otras ojivas nucleares.

En la entrevista, el mandatario calificó al "New START" como "un acuerdo unilateral". "Sólo otro mal acuerdo que hizo el país, ya sea START, o el acuerdo sobre Irán (...) Vamos a empezar a hacer buenos tratos", enfatizó.

"ESTAMOS MUY MOLESTOS"

Estados Unidos está en medio de un proceso de 30 años de modernización de sus viejos submarinos de misiles balísticos, bombarderos y misiles terrestres, valorado en un billón de dólares, una cifra que muchos expertos creen que el país no puede pagar.

Trump también se quejó por el despliegue de un misil crucero terrestre ruso que viola un tratado de 1987 que prohíbe los misiles terrestres estadounidenses y rusos de alcance intermedio. "Para mí es un gran problema", sostuvo.

Al ser consultado sobre si le plantearía el tema a Vladimir Putin, afirmó que sí lo haría cuando se reúnan, aunque remarcó que aún no tiene un encuentro programado con su par ruso.

Trump, quien habló en la Oficina Oval, dijo estar "muy molesto" con las pruebas de misiles balísticos de Corea del Norte y dijo que una opción es acelerar la entrega de un sistema de defensa antimisiles estadounidense a Japón y Corea del Sur.

"Veremos lo que sucede, pero es una situación muy peligrosa, y China podría terminar ésto muy rápidamente, en mi opinión".

La reunión de Trump con el primer ministro japonés, Shinzo Abe, a principios de este mes en Florida fue interrumpida por un lanzamiento de un misil balístico por parte de Corea del Norte.

Trump no descartó completamente una reunión con el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, pero sugirió que podría ser demasiado tarde. "Estamos muy enfadados con lo que ha hecho".

(Reporte adicional de Jeff Mason, Roberta Rampton, Emily Stephenson, John Walcott, Matt Spetalnick, Arshad Mohammed y David Brunnstrom; Editado en Español por Ricardo Figueroa y Silene Ramírez)

Reuters

 Reuters internacional