Reuters internacional

El fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, durante una rueda de prensa en Brasilia. 24 de noviembre de 2016. El fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, solicitó el martes al Supremo Tribunal Federal (STF) abrir 83 nuevas investigaciones a políticos nombrados en testimonios de delación compensada por ejecutivos del conglomerado de ingeniería Odebrecht. REUTERS/Ueslei Marcelino

(reuters_tickers)

Por Marcela Ayres

SAO PAULO (Reuters) - El fiscal general de Brasil, Rodrigo Janot, solicitó el martes al Supremo Tribunal Federal (STF) abrir 83 nuevas investigaciones a políticos de alto rango entre los que se incluirían, según reportes de la prensa local, cinco ministros e importantes legisladores.

Janot también pidió que el STF envíe otros 211 requerimientos a cortes menores, sobre la base de testimonios de delación compensada ofrecidos por ejecutivos del conglomerado de ingeniería Odebrecht.

La prensa brasileña reportó que Janot pidió una investigación a cinco miembros del gabinete del presidente Michel Temer, junto con sus aliados de más alto rango en el Congreso, lo que aumenta las preocupaciones sobre la estabilidad de su Gobierno.

Temer dijo el mes pasado que suspendería a cualquier miembro del gabinete que sea puesto bajo investigación y los despediría sólo si están acusados ​​de corrupción.

Bajo la Constitución federal de Brasil, los legisladores y ministros sólo pueden ser enjuiciados por el STF, donde los casos a menudo tardan años en llegar a juicio.

Una fuente dijo a Reuters la semana pasada que Janot buscaría autorización del STF para investigar a ministros del gabinete del presidente Michel Temer y a senadores de su partido PMDB por sospechas de corrupción.

Odebrecht, que alcanzó acuerdos extrajudiciales con las autoridades brasileñas, suizas y estadounidenses por los que pagará 3.500 millones de dólares para cerrar acusaciones de sobornos, está en el centro de las investigaciones de corrupción del caso Lavado de Autos sobre pagos ilícitos de empresas a cambio de contratos de la gigante estatal Petrobras.

El presidente no ha sido implicado directamente en el financiamiento ilegal a los partidos y ha negado cualquier ilícito en el escándalo, que se ha prolongado por tres años y se ha centrado en contratos sobrevalorados con la firma controlada por Petroleo Brasileiro SA.

Entre las decenas de políticos habrían sido presuntamente nombrados por recibir sobornos en los testimonios de los ejecutivos de Odebrecht -que siguen bajo secreto judicial- se incluirían miembros del PMDB y de su aliado PSDB, quienes encabezaron el año pasado el proceso de juicio político contra la ex mandataria Dilma Rousseff.

Las nuevas investigaciones serán una prueba para Temer, quien lucha por sacar a la mayor economía de América Latina de su peor recesión en más de un siglo.

Temer reemplazó a Rousseff en mayo, prometiendo que eliminaría la corrupción y restauraría la disciplina fiscal, pero ya ha perdido a varios ministros por acusaciones de sobornos.

(1 dólar = 3,17 reales brasileños)

(Reporte de Marcela Ayres, Escrito por Brad Haynes, Editado en Español por Manuel Farías y Carlos Aliaga)

Reuters

 Reuters internacional