Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Hechos y estadísticas ¿Qué se necesita para mantener limpias las calles suizas?

Déchets débordant d'une poubelle à Genève.

La limpieza de desechos en los espacios públicos cuesta alrededor de 200 millones de francos por año en Suiza.

(Keystone)

La percepción de limpieza asociada a las ciudades suizas se explicaría sobre todo en los esfuerzos de limpieza que se realizan y no en el hecho de que los suizos tiren menos basura que los habitantes de otros países.

De acuerdo con la Oficina Federal de EstadísticaEnlace externo (OFS), Suiza genera alrededor de 24 toneladas de basura al año; 24% son desechos urbanos.

En 2014, Suiza generó 730 kilogramosEnlace externo de desechos por persona por año, el mayor dato de Europa, solo superado por Dinamarca (758 kg).

Contenido externo

La riqueza y el turismo estimulan la producción de basura

La riqueza y el turismo estimulan la producción de basura

Procesar y eliminar estos desperdicios es costoso, especialmente cuando se trata de basura recolectada en las calles. La Oficina Federal para el Medio Ambiente estima que el costo de limpiar basura en las calles del país asciende a unos 200 millones de francos suizos anuales. El 75% de este monto es sufragado por los municipios.

Contenido externo

gráfico

Entre 1990 y 2012, la cantidad de residuos urbanos en Suiza creció 30%, una evolución semejante a la de la economía y la población. Y los servicios urbanos de limpieza debieron adaptarse a esta nueva carga de trabajo:

  • En Berna (140,000 habitantes), las máquinas barredoras circulan diariamente recogiendo alrededor de 8,5 toneladas de basura por día. Los 1,300 contenedores de basura de la ciudad se vacían hasta diez veces diarias, y se dedican alrededor de 15,000 horas anuales a mantener limpia la flotilla de autobuses y tranvías que circulan en la capital helvética. En 2002, los responsables del servicio de limpieza se negaron a trabajar durante 24 horas para que la basura se acumulara. Su objetivo: "avergonzar" y concienciar a los residentes de Berna sobre la importancia de ensuciar menos.
  • En Ginebra (200,000 habitantes), un equipo de 200 empleados municipalesEnlace externo se ocupa de limpiar los 220 kilómetros de rutas que hay la ciudad y los parques ginebrinos. Trabajan los siete días de la semana. Asimismo, todos los espacios públicos son lavados para eliminar la suciedad, el polvo y los desechos de las mascotas. Cerca de 3,000 contenedores de basura se encuentran en toda la ciudad y siete equipos de limpieza los vacían cotidianamente.
  • En Zúrich (400,000 habitantes), el Departamento de Ingeniería Civil y DesechosEnlace externo recoge alrededor de 30.000 bolsas de basura cada día y su personal de limpieza trabaja “todo el día” en mantener pulcros 737 kilómetros de vías públicas y 1,080 kilómetros de aceras y caminos, así como las paradas del transporte público zuriqués. Además, la ciudad ofrece al ciudadano una ‘appEnlace externo’ que permite conocer los horarios de recolección de basura doméstica, entre otras actividades.

Ponlo en el cubo de basura… o serás multado

En 2016, el parlamento suizo rechazó un plan gubernamental que apoyaba una nueva ley federal para cobrar multas de hasta 300 francos suizos a quien tirara basura en la vía pública. Pero dicha propuesta fue rechazada debido a que su aplicación suponía una pesada y compleja carga burocrática. No obstante, desde mayo del 2017, el gobierno está intentado nuevamente obtener la aprobación para una ley (ligeramente reformada) que incluye multas de hasta 200 francos para quien tire basura fuera de los sitios permitidos.


(Traducción: Andrea Ornelas), swissinfo.ch

Neuer Inhalt

Horizontal Line


swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes