Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Hermann Hesse


El Tesino en el corazón


Por Marzio Pescia, Montagnola


Hermann Hesse es una verdadera institución. Aún 42 años después de su muerte, el escritor alemán y Premio Nobel de Literatura sigue siendo uno de los más leídos en el mundo. En 1919, cuando llegó al cantón del Tesino, Hesse no era más sino "el extraño alemán con sombrero de paja".

"Pintor de mamarrachos"

"Yo tenía seis años cuando lo encontré por primera vez. Acababa de establecerse en Montagnola", cuenta Giulio Petrini -antiguo propietario de una tienda de correos del pueblo-, en un CD sobre la vida de Hesse, en venta en el museo.

Petrini tiene ya 92 años y nunca ha salido de su pueblo. "Aún está en plena forma", asegura Regina Bucher.

Para los chicos del lugar, aquel extraño alemán, reservado y soñador a la vez que disfrutaba tanto pintando, sobre todo al aire libre en el jardín de su casa, era simplemente un pintor de mamarrachos ("il paciügon", en dialecto local)

Con los años, Giulio Petrini, uno de aquellos chicos descarados, se convirtió en el responsable de los correos de Montagnola. Por su parte, Hermann Hesse fue galardonado con el Premio Nobel de literatura.

"¡Era gentil y reservado, pero me daba un trabajo de locos! Recibía paquetes, telegramas y muchas cartas. Le llegaba más correo a él que al resto de la aldea", recuerda Giulio Petrini.

A partir de 1946, gracias al Premio Nobel, Hermann Hesse se hizo conocer más del gran público. La oficina de correos de Montagnola tuvo entonces que comprar un nuevo carro especialmente destinado a llevarle el correo.

En realidad, Hesse tomaba muy en serio el deber de responder a todos aquellos que le escribían. Redactó más de 35.000 cartas. Sin embargo, no era amigo de estar en el centro de la atención. En el apogeo de su celebridad no vacilaba en colocar un cartel en la puerta de su casa que decía: "No quiero visitas, por favor".

Un ilustre desconocido

Unos veinte años antes, cuando llegó a la región; poco seguro de sí mismo, pobre y marcado por una vida difícil (divorcio y tentativa de suicidio) Hesse se había instalado en un modesto apartamento sin calefacción de la enorme 'Casa Camuzzi', situada a la entrada de Montagnola.

"Al comienzo nadie le conocía. Vendía sus acuarelas en el patio delante de la casa, escribía, pasaba horas en el jardín y hacía largos paseos por el pueblo", señala Regina Bucher.

Este hábito de vagabundear por entre paisajes aún desconocidos le valió el sobrenombre de.'eterno caminante'.

Antimilitarista

Adversario resuelto del nacionalsocialismo, Hesse, así como sus amigos Thomas Mann y Bertolt Brecht, adoptaron con firmeza una posición contra el ascenso al poder de Adolf Hitler a través de numerosos artículos publicados en los periódicos de la época.

Durante la guerra el escritor ayudó a cientos de personas perseguidas a abandonar Alemania e incluso albergó a algunas bajo su propio techo.

No obstante, Hermann Hesse nunca perteneció a un partido político. "Rechazaba los dogmas y las visiones preconcebidas de la realidad", subraya Regina Bucher.

Ha sido quizás por este espíritu independiente que lo caracterizaba que Hermann Hesse sigue siendo –aún hoy-, un autor muy apreciado por los jóvenes.

100 millones de ejemplares

Hesse es también un personaje culto tal como lo es su gran obra 'Siddharta', historia del hijo de un rico brahmàn de la India que busca la felicidad interior a través de un camino no conformista.

"Hermann Hesse supo transmitir un mensaje universal todavía válido", asegura la directora del museo.

"En una sociedad que promete todo a cualquiera es fácil perderse. Es entonces necesario saber reconocer sus propios límites sin que por ello haya que temer avanzar sobre la ruta que se ha escogido".

Los libros de Hermann Hesse han sido traducidos en 60 idiomas y publicados en más de 100 millones de ejemplares.

Datos clave

Hermann Hesse es el autor de lengua alemana más leído y traducido en el mundo
Pasó los últimos 43 años de su vida en Montagnola, cantón del Tesino.

Reposa en el cementerio de esta localidad suiza convertida en lugar de peregrinaje.

Contexto

-Hermann Hesse nació el 2 de julio de 1877 en Calw, sur de Alemania.

-Desde 1899 hasta 1930, trabajó como librero en Basilea. Se hizo conocer por su historia de Peter Camenzind

-Al estallar la Segunda Guerra Mundial Hesse se lanzó en una verdadera cruzada pacifista. La prensa alemana hablaba de él como de "un traidor a la patria".

-En 1919 se estableció en Montagnola, cantón del Tesino y se dedicó a la pintura. Allí escribió 'Siddharta', una de sus obras más conocidas, y varios otros libros que más tarde serán célebres

-En 1924 obtuvo la nacionalidad suiza

-En 1946 obtuvo el Premio Nobel de literatura

-Hermann Hesse murió en Montagnola el 9 de agosto de 1962


Traducción: Jaime Ortega, swissinfo.ch



Enlaces

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×