Vaya directamente al contenido
Your browser is out of date. It has known security flaws and may not display all features of this websites. Learn how to update your browser[Cerrar]

Impuestos sobre la renta


La presión fiscal en Suiza entre las más bajas del mundo




En Suiza, la carga impositiva varía mucho de un lugar a otro. (Keystone)

En Suiza, la carga impositiva varía mucho de un lugar a otro.

(Keystone)

Las personas que viven en Suiza pagan menos impuestos sobre la renta que en la gran mayoría de los países del mundo. Así lo refleja la última encuesta de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

Las personas solteras tienen la sexta carga tributaria más baja de los 34 países de la OCDE, mientras que las familias (definidas como una pareja con un solo ingreso y dos hijos) se sitúan en el cuarto lugar de la lista de países donde menos impuestos sobre la renta se pagan.

La clasificación de la OCDE ‘Les impôts sur les salaires 2016’ mide la tasa impositiva sobre la renta, la carga fiscal real y las deducciones para la seguridad social de las personas físicas. El cálculo se basa en los impuestos que pagan los empleados y empleadores menos las rebajas concedidas por el Estado.

En cambio, el estudio de la OCDE no incluye gastos fijos como el seguro médico o el alojamiento. En Suiza los impuestos se establecen a tres niveles –federal, cantonal y municipal– y pueden variar mucho según el lugar de residencia.

La carga fiscal media en los países de la OCDE es del 35,9%. Bélgica registra la tasa más alta en lo que se refiere a las personas solteras (55,3%), mientras que Chile se sitúa en el otro extremo de la clasificación (7%).

Entre 2010 y 2015, el impuesto sobre la renta aumentó un 1% en los países de la OCDE. En Suiza, en cambio, fue apenas un 0,2%. La carga fiscal se mantiene estable desde 2011, después de años de aumento constante, según el estudio de la OCDE.


Traducción del inglés: Belén Couceiro, swissinfo.ch

Derechos de autor

Todos los derechos reservados. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch están protegidos por los derechos de autor. Solo se permite su utilización para fines personales. Cualquier uso de contenidos de la oferta web que excede esta finalidad, especialmente su difusión, modificación, transmisión, almacenamiento y copia, solo puede tener lugar con el previo consentimiento por escrito de swissinfo.ch. Si tiene interés en un uso en estos términos, le rogamos que nos envíe un correo electrónico a contact@swissinfo.ch.

Más allá del uso personal, se permite únicamente la colocación de un hiperenlace a un contenido específico en el propio sitio web o en un sitio web de terceros. Los contenidos de la oferta web de swissinfo.ch solamente pueden incorporarse respetando su integralidad y en un contexto sin publicidad. Para todo soporte lógico, directorio, todos los datos y sus respectivos contenidos de la oferta web de swissinfo.ch que explícitamente se ponen a disposición para descargar, se otorgan licencias exclusivas y no transferibles que se limitan a la descarga y al almacenamiento en equipos personales. Todos los derechos extensibles que van más allá, continúan siendo de la propiedad de swissinfo.ch. No se admite, en particular, la venta o cualquier tipo de uso comercial.

×