Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Incremento de infecciones en hospitales

En grandes hospitales el riesgo de infección de bacterias resistentes se duplica.

(Keystone)

Los casos de decesos causados por el estafilococo dorado –resistente a muchos antibióticos- se incrementan en los hospitales.

Expertos de salud consideran que Suiza muestra un retardo en el control de infecciones hospitalarias, por lo que solicitan medidas más eficaces para contrarrestar el fenómeno.

Un estudio publicado en el último numero de Swiss-NOSO, una revista medica suiza consagrada a la higiene hospitalaria, muestra que el número de casos de muertes causadas por el estafilococo dorado resistente a la meticilina (EDRM) se ha duplicado entre el año 2002 y el 2003.

“En Suiza la tasa de infección es baja, pero está en crecimiento. Esta evolución podría ser muy inquietante si no aplicamos las medidas apropiadas”, indica el doctor Hugo Sax, uno de los autores del informe.

Hugo Sax recuerda que el problema ya ha tomado dimensiones importantes en ciertos países cercanos a Suiza.

Por ello, científicos británicos lanzaron una advertencia a principios de junio al indicar que el caso de estas muertes provocadas por este tipo de bacteria podrían duplicarse en el próximo quinquenio.

Actualmente unos 5.000 británicos mueren cada año por infecciones adquiridas en medios hospitalarios.

Problema de salud pública

El estafilococo dorado resistente a la meticilina (EDRM) generalmente aparece en la piel o en la saliva humana. Se vuelve peligroso al momento de penetrar en los tejidos. Esta es la causa que provoca que el fenómeno se expanda en los hospitales en donde se practican las intervenciones quirúrgicas.

Las infecciones debidas a los EDRM provocan frecuentemente a los pacientes prolongas estancias en los nosocomios y pueden ser fatales para los enfermos más débiles.

La tasa media de mortalidad debida a infecciones es del 35%, un verdadero problema de salud pública. En Estados Unidos provoca al año unos 80.000 decesos.

Para evitar que el problema cobre un tamaño significativo, Hugo Sax -quien trabaja en una unidad de control infeccioso en los hospitales universitarios de Ginebra-, llama a un plan de lucha nacional.

Más riesgo en grandes hospitales

El estudio, basado en investigaciones a 8.500 pacientes de 57 nosocomios del país, revela que 7,7% de los pacientes en promedio contrajeron una infección durante su estancia hospitalaria.

Una cifra que asciende a 25% en los casos de pacientes ocupando una cama en servicios intensivos. Incluso esta cifra se incrementa a 33% en las unidades de cuidados intensivos de los grandes centros hospitalarios.

En total, el estafilococo dorado resistente a la meticilina (EDRM) fue encontrado en 45% de los hospitales analizados en el estudio. infectó a 176 pacientes y el número de afectados también se duplica en los grandes hospitales.

La tasa de infección en los establecimientos con más de 500 camas es de 10,3% y se reduce a 4,9% en los que cuentan con menos de 200 camas.

Hugo Sax explica que esta diferencia se debe a que los grandes centros de salud cuentan con más pacientes con enfermedades graves y con mayores cuadros de debilidad física.

“Hay cuatro principales tipos de infección: las infecciones de la sangre, de los pulmones, las infecciones postoperatorias y las infecciones urinarias, que son las más recuentes”, explica.

Estas infecciones son provocadas, sobre todo, a través de la aplicación de catéteres urinarios o intravenosos, una práctica utilizada cada vez con mayor frecuencia en un país con un alto nivel de envejecimiento de la población, y por ende, de sus pacientes.

Vigilancia nacional

El estudio concluye que numerosas infecciones se producen debido a que el personal de cuidados no se lava las manos correctamente. Swiss-NOSO lanzará una campaña de sensibilización al respecto el año próximo.

Sax considera que este esfuerzo de mayor sensibilización en el interior de los hospitales permitirá reducir un 30% el número de infecciones.

“En Suiza no disponemos de norma legal alguna para el control de infecciones. Recientemente hemos desarrollado una estrategia de vigilancia nacional”.

En colaboración con los hospitales y las autoridades sanitarias, Swiss-NOSO trabaja en la puesta en marcha del programa nacional de prevención y de recolección de datos sobre los contagios.

“Una herramienta como ésta existe ya en Alemania. Cada hospital tiene la obligación de registrar los casos de infección aparecidos en su interior. En Suiza aún queda un largo camino por recorrer”, concluye Hugo Sax.

swissinfo, Isabel Leybold
(Traducido por Patricia Islas)

Datos clave

El estudio de Swiss-NOSO indica que:
7,7% de los pacientes hospitalarios en Suiza adquieren una infección.
El riesgo se cuadruplica en cuidados intensivos.
Los casos de EDRM se duplicaron en 2003.
El número de infecciones dobla su número en grandes hospitales a 10,3%. En los pequeños el porcentaje es de 4,9%

Fin del recuadro

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

Sus preguntas inspiran nuestros artículos

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes