Navegación

Enlaces para saltar navegación

Principales funcionalidades

Independencia judicial Los jueces suizos bajo la presión de los partidos

Transporte de la estatua de la Justicia

¿Adiós a la justicia? En Suiza la separación de poderes entre jueces y parlamentarios no siempre está clara.

(Keystone)

En algunos países, los jueces no pueden pertenecer a un partido político. En Suiza ocurre prácticamente lo contrario. La afiliación a un partido es condición necesaria –por así decirlo– para llegar a ser magistrado. Y una vez elegido, el juez entrega parte de sus ingresos a su partido.

Imagínese que tiene que declarar ante el juez por posesión de cannabis. ¿Qué prefiere, que le juzgue un magistrado que milita en la Unión Democrática del Centro (UDC) –partido conservador que lucha contra la legalización de esta droga– o un juez ecologista, miembro del Partido Verde que hace campaña contra la criminalización del cannabis? 

En Suiza, este dilema no es una mera suposición, pues casi todos los jueces pertenecen a algún partido político. El propósito es que en el poder judicial estén representadas las sensibilidades que hay en la población. Y, en este caso, el principio democrático se impone. En otras palabras: el fumador de cannabis que tropieza con un juez de la UDC o el defraudador fiscal juzgado por un socialista inflexible, simplemente, no tienen suerte.

Cómo se elige a los jueces en Suiza

Por lo general, es el Parlamento el que elige a los jueces. En algunos cantones estos son designados por el pueblo. La única condición para ser elegible es ser ciudadano activo, es decir, mantener sus derechos políticos.                 

No es necesario tener estudios jurídicos y algunos cantones se sirven de jueces profanos que trabajan junto a jueces profesionales. La duración del mandato es más bien corta (cuatro o seis años, por lo general). Después, los magistrados son sometidos a reelección.  

Fin del recuadro

Carné de partido para ser juez

En Suiza no existen estudios específicos para ser magistrado. Los futuros jueces generalmente estudian Derecho –pero no siempre–; se convierten en abogados o trabajan en un tribunal; y esperan a ver qué partido les llama para ocupar su plaza.

Los partidos políticos se reparten los puestos en función de su fuerza electoral. Y esto significa que, en Suiza, quien quiere llegar a ser juez tiene que tener el carné de algún partido. El que no es de ninguno prácticamente no tiene posibilidades de serlo.  

Cuando un partido político elige, para un puesto que le corresponde, a su candidato, el pacto la mayoría de las veces es implícito. Y beneficia a ambas partes: el elegido no tiene que hacer campaña y el partido cobra. Y es que los jueces donan parte de su salario a su partido. Algo único en el mundo. Para los partidos estas aportaciones son una importante fuente de ingresos. Incluso siendo discretos sobre las cantidades aportadas, se sabe que pueden alcanzar las cinco cifras. El partido UDC es transparente y dice que los jueces a nivel federal aportan el 2% de su salario.  

¿Aplicar la línea del partido?

Si los jueces pertenecen a un partido resulta lógico que se cuestione la independencia de los magistrados en el ejercicio de sus funciones. Según un análisisEnlace externo que el diario de Zúrich ‘Tages-Anzeiger’ realizó el año pasado, los jueces ‘burgueses’ [por burgueses en Suiza se entiende los partidos de derecha y centroderecha] rechazan tres veces más los recursos presentados por aquellas personas a las que se ha denegado su solicitud de asilo.     

La profesora de Derecho de la Universidad de Zúrich y experta en materia de independencia judicial, Regina KienerEnlace externo, argumenta que cada persona tiene su propia visión del mundo. “Que esta relación con el mundo se exprese a través de la afiliación a un partido o no, fundamentalmente, no cambia nada”, explica. Es más bien una manera de tomar partido, que puede facilitar la transparencia. No obstante, añade que “la adhesión a los partidos resulta problemática por el papel esencial que desempeñan estas formaciones en la selección, elección y reelección de los jueces”.

A diferencia de lo que ocurre en otros países, los magistrados suizos son reelegidos a los pocos años de asumir el cargo. Y ya ha sucedido que, a raíz de un juicio controvertido, algunos parlamentarios hayan amenazado con no reelegirlos.

¿Sistema de elección corrupto?

El Grupo de Estados contra la Corrupción del Consejo de EuropaEnlace externo (GRECO) ha criticado duramente el sistema de elección de los jueces en Suiza en un informeEnlace externo publicado este año. El grupo considera que hay que fortalecer la calidad y objetividad de la elección de los magistrados. Dicho de otro modo, más importante que su orientación política debería ser su capacidad y formación.

GRECO también recomienda que se garantice que si no se le renueva para el puesto no es por motivos políticos. Por lo tanto, habrá que revisar o eliminar este procedimiento de reelección.                                

El grupo lamenta particularmente la obligación que los jueces tienen de pagar cierta cantidad económica a su partido. “Es importante que cuando son elegidos rompan la relación con las fuerzas políticas, eliminando la práctica de que los jueces entreguen una parte de su salario al partido”. La profesora Regina Kiener también se muestra a favor de esta medida. “En un Estado de derecho la relación entre la elección de los jueces y la financiación de los partidos no es apropiada”.

Iniciativa contra financiación opaca de los partidos

En Suiza, los partidos no están obligados a rendir cuentas sobre su financiación. El país recibe constantes críticas por esta falta de transparencia. Transparency International y GRECO piden que esta información se haga pública.   

La democracia directa podría cambiar las cosas: una iniciativa popularEnlace externo pide que partidos y comités políticos publiquen sus presupuestos e indiquen de dónde procede cualquier donación de más de 10 000 francos.

Fin del recuadro


Traducción del inglés: Lupe Calvo

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

×