AFP internacional

El secretario de Estado estadounidense John Kerry (izq) junto al ministro de Exteriores iraní Javad Zarif el 16 de enero en Viena

(afp_tickers)

El acercamiento entre Irán y EEUU se concretó el sábado con la liberación inesperada de prisioneros en el marco de un intercambio, entre ellos el periodista del diario The Washington Post Jason Rezaien, que permaneció más de 500 días entre rejas.

Este intercambio de prisioneros de un alcance sin precedentes entre ambos países se produce cuando el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, y el jefe de la diplomacia iraní, Mohamad Javad Zarif, se reunieron en Viena para anunciar la entrada en vigor del histórico acuerdo sobre el programa nuclear iraní entre Teherán y las grandes potencias.

Las negociaciones sobre el acuerdo nuclear con Irán "aceleraron" el intercambio de prisioneros entre ambos países, precisó Kerry.

Teherán liberó a cuatro ciudadanos estadounidenses con doble nacionalidad iraní, mientras que Estados Unidos "ofreció el indulto" a siete iraníes, indicó un responsable estadounidense, confirmando así las informaciones publicadas anteriormente por los medios oficiales iraníes y el fiscal general de Teherán.

Los cuatro irano-estadounidenses liberados por Teherán no habían abandonado todavía el sábado por la noche el territorio iraní, según un alto responsable estadounidense, que pidió el anonimato.

"Según nuestras últimas informaciones, el avión no salió de Irán", declaró este responsable, quien precisó que "hay un cierto número de medidas logísticas que tomar".

Un quinto estadounidense, Matthew Trevitick, liberado también por las autoridades iraníes pero no en el marco del intercambio de prisioneros, sí que se marchó del país, indicó el mismo responsable.

El fiscal general de Teherán, Abas Jafari Dolatabadi, fue el primero en anunciar por sorpresa que "en el marco del interés nacional y conforme a la decisión del Consejo Supremo de Seguridad Nacional, cuatro prisioneros iraníes binacionales fueron liberados en el marco de un intercambio de prisioneros".

Suiza, que representa los intereses de Estados Unidos en Irán, facilitó este acuerdo, indicó el embajador iraní en Naciones Unidas, precisando que las negociaciones duraron un año.

- Periodista, pastor y exmarine en libertad -

El más famoso de estos detenidos era el corresponsal del diario estadounidense The Washington Post, Jason Rezaian, de 39 años. El periodista fue detenido en julio de 2014 y condenado a finales de 2015 a una pena de prisión, cuya duración nunca se anunció, por "espionaje" y "colaboración con gobiernos hostiles".

Su diario y su entorno rechazaron firmemente estas acusaciones. Su mujer, también periodista, había sido detenida, si bien finalmente fue liberada. The Washington Post había calificado el juicio de Jason Rezaian de "impostura" y había llevado el caso ante el grupo de trabajo de Naciones Unidas sobre detenciones arbitrarias.

El rotativo saludó el sábado la liberación de su corresponsal. "No podemos alegrarnos más de escuchar que Jason Rezaian ha sido liberado".

Además de Rezaian, los liberados en Irán son el exmarine Amir Hekmati detenido desde agosto de 2011, el pastor Said Abdeini (2012) y Nosratollah Khosravi-Roodsari.

El pastor Abdeini fue condenado a ocho años de prisión acusado de "perturbar la seguridad nacional" por sus actividades religiosas. Casado con una mujer de Estados Unidos y nacionalizado estadounidense, él siempre negó estas acusaciones.

Por su parte, Hekmati, de unos treinta años, fue reconocido culpable de espiar para la agencia de inteligencia estadounidense, CIA, a pesar de los desmentidos de Washington. Aunque fue condenado a muerte en 2012, su pena fue finalmente conmutada a diez años de prisión. Según su familia, el joven visitaba a allegados en Irán, cuando fue detenido.

Teherán se comprometió también a "continuar cooperando con Estados Unidos para establecer qué pasó con Robert Levinson", un exagente del FBI desaparecido desde hace varios años en Irán, según Washington.

- Siete iraníes liberados -

Los siete iraníes liberados por Estados Unidos, entre ellos seis con doble nacionalidad, estaban acusados o ya condenados por vender a Irán equipos industriales, en violación de las sanciones internacionales contra Teherán.

Estos siete prisioneros son Nadar Modanlou, Bahram Mekanik, Khosro Afghani, Arash Ghahreman, Touraj Faridi, Nima Golestaneh y Ali Sabounchi.

"Estados Unidos también eliminó todos los pedidos a Interpol de emitir una circular roja [de captura] y desestimó los cargos contra 14 iraníes cuyas solicitudes de extradición eran poco probable que tuvieran éxito", agregó un responsable estadounidense.

A finales de septiembre, el presidente iraní, Hasan Rohani, había declarado que su país estaba dispuesto a un intercambio de prisioneros con Washington.

Irán y Estados Unidos rompieron sus relaciones diplomáticas en 1980, pero empezaron a acercarse de nuevo tras el cierre de un acuerdo nuclear el 14 de julio de 2015, que prevé un levantamiento de las sanciones internacionales contra Teherán a cambio de su renuncia a fabricar la bomba atómica.

afp_tickers

 AFP internacional