AFP internacional

El ministro Bijan Zangeneh, durante la reunión de la OPEP celebrada el pasado 2 de junio en Viena

(afp_tickers)

Irán insiste en recuperar su cuota de mercado anterior a las sanciones internacionales, declaró este viernes el ministro de Petróleo iraní, Bijan Zanganeh, al referirse a la próxima reunión informal de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) prevista en septiembre en Argelia.

"Irán no tiene ninguna responsabilidad en la inestabilidad del mercado petrolero y, tras la suspensión de las sanciones, queremos recuperar nuestra parte del mercado", dijo el ministro, citado por la agencia de prensa Shana.

Teherán tuvo que bajar enormemente su nivel de producción a raíz de las sanciones impuestas por Occidente en 2012 a causa de su controvertido programa nuclear.

Estas sanciones fueron en gran parte levantadas en enero tras la firma, en julio de 2015, de un acuerdo sobre el programa nuclear entre Teherán y las grandes potencias.

Tras haber vuelto al mercado mundial del oro negro, Irán anunció el jueves que participaría en una reunión excepcional de la OPEP a finales de septiembre en Argel.

Los mercados del petróleo seguían con atención las informaciones sobre la participación de Teherán en este encuentro, pues los otros miembros del cártel esperan una producción de la congelación iraní que podría impulsar un alza en los precios.

En respuesta, los precios del petróleo subieron el jueves: el precio del barril de referencia (WTI) aumentó 56 centavos hasta los 47,33 dólares.

"Irán cooperará con la OPEP para mejorar los precios del petróleo y la situación del mercado", aseguró el ministro iraní, citado por la página web Mizan Online. Sin embargo, el responsable enfatizó en "el derecho de su país a recuperar las pérdidas" ligadas a las sanciones, mencionando los "sacrificios consentidos" por Irán.

Irán afirma que su producción de petróleo aumentó hasta los 3,85 millones de barriles diarios frente a los 2,7 millones que producía diariamente antes del acuerdo nuclear de 2015.

El fracaso de la reunión de la OPEP en primavera se atribuyó a las discrepancias entre Irán y Arabia Saudita, rival regional de Teherán y miembro dominante de la organización, en un momento en el que los inversores ya contaban con que el cártel y Rusia acordarían congelar su oferta.

afp_tickers

 AFP internacional