AFP internacional

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, durante una reunión semanal con su gabinete en Jerusalén, el 12 de febrero de 2017

(afp_tickers)

A continuación, las fechas clave de las relaciones entre Estados Unidos e Israel, cuyo primer ministro, Benjamin Netanyahu, será recibido el miércoles en la Casa Blanca por el nuevo presidente estadounidense, Donald Trump.

- Reconocimiento con divergencias -

El 14 de mayo de 1948, en el momento en que terminaba el mandato británico sobre Palestina, David Ben Gurion proclamó la creación del Estado de Israel. La administración del presidente estadounidense Harry Truman reconoció al nuevo Estado once minutos después de su proclamación. Pero las relaciones fueron tumultuosas durante los primeros años.

Las administraciones Truman y Eisenhower se dieron cuenta de que un acercamiento excesivo con Israel comprometería las relaciones de Estados Unidos con el mundo árabe.

Por ello, Washington mostraría su desacuerdo con la campaña en el Sinaí contra Egipto en 1956, lanzada por Israel en coordinación con Francia y Gran Bretaña, y de hecho, fue una orden categórica de Dwight Eisenhower a Ben Gurion lo que obligó a Israel a retirarse de ese territorio egipcio.

- Apoyo inquebrantable -

En el momento de la Guerra Fría, las relaciones israelo-americanas se fueron haciendo más y más sólidas, especialmente a partir de los años sesenta.

En la guerra de junio de 1967, Israel ocupó el Sinaí, la franja de Gaza, Cisjordania, Jerusalén-Este y los altos del Golán. El conflicto supondría un giro en su interacción con Estados Unidos, que pasó a convertirse en su principal aliado.

En octubre de 1967, el presidente estadounidense Lyndon Johnson decidió empezar a entregar armamento de forma masiva a Tel Aviv.

- Mediador único-

En septiembre de 1978, Jimmy Carter reunió al primer ministro israelí, Menachem Begin, y al presidente egipcio, Anuar al Sadat, en Camp David, lugar de vacaciones oficial de los presidentes estadounidenses, en el norte de Washington. Los acuerdos de Camp David abrieron la vía al tratado de paz firmado al año siguiente por Egipto e Israel.

En septiembre de 1993, Bill Clinton orquestó en la Casa Blanca el histórico apretón de manos entre el israelí Isaac Rabin y el palestino Yaser Arafat, que firmaron una declaración de principios sobre una autonomía palestina transitoria.

En el año 2000, Clinton cargó a Arafat con casi toda la responsabilidad por el fracaso de las negociaciones de paz de la cumbre conocida como Camp David II celebrada ese año.

- Obama: entre la tensión y la ayuda -

Desde su llegada al poder en 2009, las relaciones entre el presidente Barack Obama y el israelí Benjamin y Netanyahu se han situado en un tira y afloja de tensión permanente.

En junio de ese año, Obama presionó a Israel para que detuviera la colonización y se pronunció a favor de la solución de los dos Estados.

En marzo de 2010, la autorización de la construcción de un bloque de viviendas en Jerusalén Este ocupada en plena visita del vicepresidente estadounidense Joe Biden supuso un mazazo a sus relaciones bilaterales.

El discurso pronunciado por Netanyahu en el Congreso de Estados Unidos contra el acuerdo nuclear con Irán en marzo de 2015 fue un claro desafío a Obama, que se negó a recibirlo durante su visita a Washington.

Pero en septiembre de 2016, ambos responsables firmaron el mayor acuerdo armamentístico de la historia de los dos países.

A un mes del fin del mandato de Obama, Estados Unidos se negó a utilizar su veto para bloquear una resolución del Consejo de Seguridad contra la colonización israelí, hecho inédito que abrió una nueva crisis entre los dos países.

- Nueva etapa con Trump -

El 20 de enero de 2017, Benjamin Netanyahu aseguró que esperaba una alianza con Estados Unidos "más fuerte que nunca" con la llegada al poder de Donald Trump.

Tres días después, consideró que el nuevo presidente es una "oportunidad formidable" para Israel, pero llamó al ala dura de la derecha israelí a no forzar a la nueva administración estadounidense. Ese ala dura ve en Trump el aliado perfecto para acelerar la colonización de Cisjordania ocupada.

AFP

 AFP internacional